automovilismo

Mario Asenjo brilla en el Jarama

Asenjo, antes de comenzar la prueba en el circuito madrileño.
Asenjo, antes de comenzar la prueba en el circuito madrileño. / DM
  • El joven piloto recibió de la Federación el pasaporte para estar en la Renault Clio Cup, donde logró un tercer puesto

Su estreno en una gran cita nacional fue para enmarcar. El joven piloto cántabro Mario Asenjo participó el pasado fin de semana en una de las pruebas puntuables de la Renault Clio Cup, un certamen veterano que pasa por ser uno de los más prestigiosos de la especialidad y que destaca por la gran competitividad entre todos los asistentes. Y lo hizo con dos grandes resultados en las carreras disputadas: un magnífico tercer puesto y un noveno provocado por una mala frenada.

Todo a pesar de que consiguió el pasaporte para estar en esta cita de rebote. La Federación Cántabra de Automovilismo había llegado a principios de esta temporada a un acuerdo de colaboración con Renault Sport y con el equipo SMC, con el fin de que los pilotos que lograran el titulo en las categorías Sénior y KZ2 pudieran disputar una prueba en el madrileño circuito del Jarama.

La renuncia a esta suculenta recompensa por parte de los dos ganadores de estas categorías, Arturo Cobo y Andoni Peña, hizo que el premio fuera ofrecido a los subcampeones, en este caso Mario Asenjo y Mario Quevedo. Asenjo no dudo en aceptar la invitación y participar en la prueba.

El joven piloto de karting aprovechó al máximo la oportunidad y dejó a todos muy sorprendidos con su rendimiento, ya que desde los entrenamientos oficiales y tras una primera toma de contacto con un circuito en el que nunca había rodado logró un excelente tercer puesto que le colocó en una buena posición para la salida en la primera de las dos carreras previstas para el fin de semana. En la inicial, el cántabro se subió al podio en la misma posición en la que había quedado en los entrenamientos. Un excelente y prometedor comienzo teniendo en cuenta que era la primera vez que este piloto realizaba una carrera con un vehículo de turismo.

En la segunda carrera, celebraba ya el domingo, Mario partía desde la cuarta plaza de la parrilla. Tras un gran inicio de carrera en el que logró rodar en segunda posición, perdió ese puesto privilegiado por un error de conducción. Una frenada a final de la recta de meta hacía un plano en uno de los neumáticos que a partir de ese momento le complicó el manejo del coche durante el resto de la carrera. Finalmente, concluyó en novena posición.