automovilismo

Australia pone fin al Mundial

Dani Sordo, en un salto con su Hyundai en el pasado Rally de Gales.
Dani Sordo, en un salto con su Hyundai en el pasado Rally de Gales. / EFE
  • Sordo, con 119 puntos, puede acabar siendo subcampeón del Mundo, pero para ello tendría que superar a Neuville (143 puntos), Mikkelsen (129) y a su compañero Paddon (126)

El Campeonato del Mundo de Rallies llega a su última cita, Australia, donde los equipos se despedirán de esta temporada a la espera de que el Rally de Montecarlo ponga en marcha la campaña de 2017. Sin embargo, uno de los equipos que en Australia pone punto final a su presencia en el WRC es Volkswagen, una baja sin duda muy importante y que deja abiertas muchas expectativas para esta prueba. Una de ellas será el grado de implicación de sus tres pilotos, Ogier, Latvala y Mikkelsen, ya que hay quien piensa que podrían ‘relajarse’ en esta última carrera con la marca alemana.

Sin embargo, seguro que Ogier quiere despedirse de Volkswagen ganando y sus dos compañeros querrán hacer una buena carrera que les ayude a conseguir un asiento para el año que viene. Lo que está claro es que el equipo alemán sigue siendo el favorito en la última carrera del año.

Subcampeonato en juego

Con los títulos (Ogier) y marcas (Volkswagen) ya decididos, aún queda por decidir quien será el subcampeón del mundo de rallies, un galardón para el que el belga de Hyundai Thierry Neuville (143 puntos) es quien mejor lo tiene. El noruego Andreas Mikkelsen (Volkswagen), con 129 puntos y los otros dos pilotos de Hyundai, el neozelandés Hayden Paddon (126) y el cántabro Dani Sordo, con 119, también podrían optar a esa segunda plaza, aunque lo tienen más complicado.

"Tuvimos un rally difícil en Gales y no pudimos sacar lo mejor del coche o de nosotros mismos. Queremos recuperarnos, eso es seguro. Sé de lo que somos capaces en tierra con este coche. Como es la última carrera, por supuesto trataremos de obtener el mejor resultado posible y finalizar la temporada con una nota positiva. Estamos en una batalla cerrada en el campeonato de pilotos, por lo que será un emocionante final de temporada", señala el cántabro.

El trazado del rally de Australia es uno de los más complicados de todo el certamen, ya que se mezclan especiales muy rápidas en páramos abiertos con zonas muy estrechas, reviradas y con escasa visibilidad debido a la vegetación de la selva tropical australiana. Una de los tramos más largos de la temporada se disputa en esta prueba, Nambucca, que con sus 50,80 kilómetros y la gran variedad de superficies que los pilotos se pueden encontrar, hacen de él uno de los mayores retos de todo el rally.