GP DE MÉXICO

Alonso culpa a Sainz de no puntuar

Fernando Alonso, en México.
Fernando Alonso, en México. / EFE
  • «Fue una maniobra un poco extraña que comprometió nuestra carrera», lamentó el asturiano

Fernando Alonso no pudo evitar culpar a su amigo y compatriota Carlos Sainz de no haber conseguido un mejor resultado en el GP de México. El piloto asturiano, no obstante, justificó al joven de Toro Rosso. «Supongo que no me ha visto», dijo después de la carrera.

«Teníamos adelantado a Carlos desde el principio de la carrera. Me fui a la hierba por la parte izquierda y casi hago un trompo en mitad de la recta a 300 km/h. Fue una maniobra un poco extraña. Supongo que esto comprometió nuestra carrera porque nos pasamos la primera parte de ella detrás de Carlos, paramos, e hicimos otras 40 vueltas detrás de él», recordó Alonso.

El cambio de las estrategias tampoco le sirvió, pero al final se quedó con que no podría haber alcanzado una posición mucho mejor, porque el ritmo nunca estuvo presente. «Una vez que no estás dentro de los puntos da igual el 12º que el 13º o que sea al revés. No tuvimos ritmo durante todo el fin de semana. Tuvimos una carrera bastante aburrida ahí atrás. No hubo grandes luchas porque es difícil acercarse al coche de delante en este circuito y adelantar. Por delante no pasó nada, nos mantuvimos fuera de los puntos», admitió. «Llevamos unas cuantas carreras en las que no somos demasiado rápidos, por lo que van a ser un par de carreras un poco duras las que faltan», dijo Alonso, que ya piensa en las vacaciones.

Sainz: «Son cosas que pasan»

Por su parte, Carlos Sainz le quitó hierro a su choque con Fernando Alonso, pero se quitó algún tipo de responsabilidad. «No sé cómo ha sido. Sólo sé que he mirado en la recta y he visto a Fernando por la hierba», explicó. «No sé por qué ha sido. Creo que le he visto tarde, cuando iba ya por la izquierda. Son cosas que pasan. En la salida no cabemos todos», apuntó el madrileño.

En cualquier caso, como a Alonso, durante el fin de semana a los Toro Rosso les faltó competitividad en general. «Cuando llevas problemas en el cambio y no bajan las marchas… los frenos se van calentando y pierdes medio segundo por vuelta. Si a estos problemas le añades la penalización está claro que no íbamos a hacer nada», se lamentó. «Desde el inicio llevábamos problemas de todo tipo, de frenos, de cambio... Sabía que iba a ser una carrera difícil y si añades la falta de ritmo por culpa de intentar ir a una parada cuando era imposible, todo se ha puesto en contra», admitió.