Gran Premio de Gran Bretaña

Así se las ponían a Lewis Hamilton

Lewis Hamilton.
Lewis Hamilton. / Andrej Isakovic (Afp)

El británico apenas asoma su superioridad, mientras que sus rivales, incluido su compañero Bottas, tienen todo tipo de problemas

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

Salvo sorpresa, el fin de semana pinta a paseo marcial de Lewis Hamilton. El británico no fue el más rápido de ninguna de las dos sesiones, pero no le hizo falta. Prueba de ello es que, en los segundos libres (en los que seis pilotos mejoraron el tiempo de la crono de 2016), Hamilton, al que sólo superó Bottas, dio su vuelta buena con neumáticos blandos. Si ya de por sí eso era una magnífica noticia en términos de previsiones para el ídolo local (aunque les dejara tirados en la exhibición de Londres por irse de fiesta a Grecia), la confirmación unas horas después de que a Bottas le iban a montar una nueva caja de cambios, quinta del ciclo, y por tanto le iban a hacer perder cinco posiciones la hizo mejor.

Las buenas sensaciones no hacían más que confirmarse. Ni Ferrari, más perdido de lo esperado, ni Red Bull, cuya única alternativa este año parece rapiñar lo que dejen los otros dos, son rivales para un Hamilton que llega encendido a la cita de su casa. La previsión de lluvia que hay para este fin de semana ha obligado a la FIA a conceder un juego extra de neumáticos intermedios para los terceros libres, anticipándose a los problemas que pueden tener para adaptar estos coches, mucho más rápidos, en condiciones de lluvia.

La lluvia convertirá la carrera del domingo en toda una incógnita, y quizá sea algo bueno para un Alonso que será penalizado sin remedio. Saldrá último por la enésima pieza de Honda que deben estrenar en cada parte de su pésima unidad de potencia. Sin embargo, con esta tercera especificación ha salido ganando. Tanto en los primeros, como en los segundos libres, Alonso pisó con solvencia el 'top 10'. Dado que el objetivo es poco más que puntuar, ya que saldrá último, saber que puede rodar en ritmo de los diez primeros le da esperanzas para afrontar la carrera del domingo con relativo optimismo.

«Nos hemos concentrado principalmente en el ritmo de carrera porque sabemos que empezaremos desde atrás», confesaba Alonso, antes incluso de la confirmación de que iba a salir último. No será un día sencillo este sábado para el asturiano. Aunque el chasis del McLaren es razonablemente bueno (sin ser la novena sinfonía de Beethoven), tendrán que estar muy finos en la configuración. «El principal problema aquí es elegir el nivel de carga aerodinámica que quieres. Dependiendo de cuánta potencia tienes, tienes que quitar un poco de alerón para ser rápido en las curvas y defenderte en las rectas, o si tienes poca potencia y quieres ir razonablemente bien en las rectas, tienes que utilizar el alerón más pequeño que tienes. Es difícil juzgarlo», señalaba el piloto asturiano en declaraciones facilitadas por su equipo.

Un ensayo desastroso del 'escudo'

Además de lo puramente deportivo que afecta a todo el fin de semana del Gran Premio de Gran Bretaña, la gran noticia de este viernes fue el estreno en pista de manera oficial del 'escudo', o 'shield' en su terminología original. Sebastian Vettel fue el encargado de montarlo, y dar sus primeras sensaciones como piloto ante el gran público. y no se mordió la lengua. Menos bonito, dijo de todo del nuevo sistema de protección que la FIA quiere implementar en 2018 en lugar del fallido 'halo', que tampoco ha llegado a estrenarse.

Reflejos, poca definición, demasiados brillos. Vettel incluso afirma que se mareó un poco. «La visión no es muy buena, probablemente debido a la curvatura, y distorsiona un poco. Además, el golpe de aire en la recta te empuja el casco hacia atrás. Teníamos planeado rodar más, pero no me gustó y lo quitamos», analizaba el piloto alemán, que sólo tuvo instalado el 'escudo' una vuelta.

La FIA tiene ahora una buena papeleta. Habían apostado todo a este sistema, y el ensayo de Silverstone se había convertido en la puesta de largo de la gran novedad en sistemas de seguridad de los últimos años. Ahora tendrán que darle una vuelta, una bastante importante, si quieren mantener el tipo ante el gran público.

Fotos

Vídeos