GP Italia

Mercedes, un aguafiestas en el cumple de Ferrari

Lewis Hamilton rueda con su Mercedes en Monza. /Reuters
Lewis Hamilton rueda con su Mercedes en Monza. / Reuters

Hamilton y Bottas se alternan al frente de la jornada de entrenamientos libres del GP de Italia, en el que se celebran los 70 años de la Scuderia

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

En un guión perfecto escrito por un Fellini de turno, este fin de semana sería perfecto para la Scuderia Ferrari. Cumple 70 años, cuentan con más apoyo que en temporadas anteriores y tienen a uno de sus pilotos al frente del Mundial. Sin embargo, la vida real y el cine normalmente tienen poco que ver, y aunque acaben ganando, no va a ser un fin de semana de ‘Dolce Vita’ para Vettel y Räikkönen.

Tanto Lewis Hamilton como Valtteri Bottas parecen muy fuertes en este arranque del fin de semana, si bien tienen razonablemente cerca a los Ferrari. El británico, que está a una ‘pole’ de convertirse en el máximo ‘poleman’ de la historia de la Fórmula 1 en solitario, no dejará que se le escape la oportunidad ya no de recortar sino, si puede, adelantar a Vettel en la clasificación general. Esta vez no van a tener al lado a los Red Bull incordiándoles, ya que tanto Daniel Ricciardo como Max Verstappen serán penalizados por sustituir varias piezas de su unidad de potencia, pero las espadas están en todo lo alto entre las dos escuderías candidatas a victoria.

Quien tendrá muy difícil (más aún de lo previsto) lograr un buen resultado este fin de semana será Carlos Sainz. El madrileño ya afrontaba la cita de Monza con la certeza de que conseguir puntos iba a ser algo casi imposible, pero visto lo visto este viernes, aún será más complejo. Después de quedarse fuera del ‘top 10’ en los primeros libres, vio cómo su Toro Rosso echaba humo blanco (señal inequívoca de rotura) a falta de 20 minutos para el final de los segundos. A una unidad de potencia que en un trazado como el de Monza ya sufre mucho, se le unió una avería de la que sólo podrán salir montando una nueva unidad. Antes de conocer este contratiempo, ya sabía que iba a tener una penalización: habían montado una nueva MGU-H en su coche, por lo que ya perdía 10 posiciones.

Virtualmente, 25 puestos por detrás saldrá Fernando Alonso. El piloto asturiano estrena unidad este fin de semana, aunque no se sabe si el apellido ‘de potencia’ es real o simplemente un apósito. Saldrá último, con 35 puestos de retraso, por lo que el octavo crono marcado en los segundos entrenamientos de este viernes no será más que una anécdota. Y más cuando, como ocurrió en Spa, notó pérdidas súbitas de potencia que, por obra de birlibirloque, se solventaron solas.

'First Days' entre Honda y Toro Rosso

Donde Alonso tendrá que estar bien atento es en el lugar donde se va a celebrar una cumbre de muy altos vuelos. El máximo responsable de Honda Motorsport, Masashi Yamamoto, ha cogido un vuelo desde Japón para reunirse con los directivos de Toro Rosso. El objetivo de dicha reunión es desbloquear sus negociaciones, e intentar convertirse en sus acompañantes y suministradores de motores en 2018.

Si llegaran a un acuerdo, puede desencadenar un efecto dominó tremendo en el ‘paddock’. McLaren ha ejercido de Celestina entre Honda y Toro Rosso porque quiere quitarse de encima a las unidades de potencia japonesas que tan pobres resultados le ha dado. Si consiguen que la ‘cita a ciegas’ salga bien, ellos tendrán vía libre para negociar con Renault para que les acompañen en 2018. El cambio no será tan sustancial como les hubiera gustado (véase la situación de la propia Renault, o de Red Bull y Toro Rosso este fin de semana), pero sí será un paso adelante con respecto a lo que están viviendo ahora mismo.

En consecuencia, sin Honda como lastre, tendrán un argumento más para convencer a Fernando Alonso de que se quede. Fuentes cercanas al piloto español han confirmado a la agencia Colpisa que ahora mismo no ha tomado ninguna decisión, pero también han señalado que no hay ningún ultimátum a McLaren. Zak Brown, máximo responsable de la escuadra de Woking, confirmaba este jueves al canal F1 Latin América que la continuidad de Honda «no necesariamente» implica la marcha de Alonso, aunque sí sería un paso adelante.

El piloto español sigue deshojando la margarita, pero el tiempo es el que es, y queda poco margen de maniobra. Quizá, a largo plazo, lo menos importante para el asturiano de este fin de semana sea el resultado que consiga el domingo en la pista, y sí el que obtenga en los despachos.

Fotos

Vídeos