GP de la Comunidad Valenciana

Márquez, con todo de cara para cerrar MotoGP

Marc Márquez sonríe junto a Andrea Dovizioso./Rafa Marrodán / Photocall3000
Marc Márquez sonríe junto a Andrea Dovizioso. / Rafa Marrodán / Photocall3000

El español ha subido al podio en las cuatro carreras que ha disputado en Cheste en la categoría reina, y el domingo le servirá con ser undécimo, mientras que Dovizioso debe arriesgar

BORJA GONZÁLEZCheste

Marc Márquez ha subido al podio en las cuatro carreras que ha disputado en MotoGP en Cheste. Un resultado que le valdría el domingo para ser campeón del mundo de MotoGP haga lo que haga su rival, Andrea Dovizioso. En realidad, le serviría con terminar entre los once primeros, una posibilidad en la que, si no media algún contratiempo o desgracia, no quiere pensar el de Repsol Honda. «Está claro que si acabo por detrás de la undécima posición querrá decir que me ha pasado algo, que me he caído o algo, pero todo puede pasar, pues al final estamos en un deporte en el que por la mecánica, por situaciones con otros pilotos o por un error humano, pueden pasar muchas, muchas cosas. Y luego Dovizioso ha demostrado que puede ganar en cualquier circuito», advierte Márquez. Un apunte final que habla de la primera condición para que este título pueda no terminar en manos del piloto español: que su rival gane, en un circuito en el que Ducati sólo ha subido tres veces al podio desde 2008, año de su última victoria en la última carrera de la temporada, obra de Casey Stoner, el único campeón con la moto roja.

«Lo más complicado puede que sea ganar la carrera, por las características de nuestra moto», reconoció Dovizioso, que aun así se sigue aferrando a la reescritura de la historia reciente de la casa de Borgo Panigale, que ha triunfado en circuitos donde previamente ha sufrido, y que sólo la ha pifiado de verdad en Phillip Island. «El año pasado no nos fue nada mal. Este año ya hemos visto que podemos ser competitivos en pistas que teóricamente nos iban a ir mal. Sabemos lo difícil que puede ser, pero es que además a Márquez le tiene que pasar algo. Por eso nosotros tenemos que salir a ganar y eso nos da más tranquilidad desde el punto de vista psicológico», reconoce el italiano.

Más información

Una tranquilidad que sigue siendo la seña de identidad del de Forlí, que coincide en un pensamiento con el líder de la general –con 21 puntos de ventaja-: Márquez sólo puede perder el Mundial; Dovizioso sólo ganarlo. «Marc tiene más presión que yo porque sólo él puede perder el título. Todos sabemos cómo piensa, y si se ve capaz de ir un poco más allá, no se conforma. Eso puede abrir la puerta a cometer un error», apunta. Un análisis ratificado por Márquez, que no quiere cambiar su forma de encarar los grandes premios, y eso que este año ha probado el asfalto en 25 ocasiones. «Lo dije en Malasia y es una cosa obvia: este campeonato lo puedo perder yo y lo puede ganar él. El que va delante con 21 puntos es el que tiene que gestionar la ventaja y es el que con un fallo puede hacer ganar al otro. Y Dovizioso tiene que arriesgar, tiene una sola estrategia, que es ganar la carrera y esperar. Pero la suerte que tengo es que dependo de mí mismo y lo que tengo que hacer es un buen domingo y acabar la carrera», insiste el catalán.

Más ojos sobre Lorenzo

Con el duelo Márquez-Dovizioso en el foco, el que decide el único campeonato por cerrar a estas alturas, el resto de protagonistas se mueven en un espacio de luchas menores, aunque siendo conscientes de que el domingo ya en carrera cada movimiento puede resultar trascendente. En ese sentido, y visto lo visto en Sepang, con el famoso mensaje de cambio al mapa 8 que Ducati mandó a Jorge Lorenzo cuando lideraba la carrera, es sobre el mallorquín sobre el que se posan más ojos, viendo su evolución en los últimos fines de semana, y viendo su buena relación con el trazado valenciano, donde ha logrado cuatro victorias, las dos últimas en 2015 y 2016.

«Está difícil, pero si en un momento dado en la carrera puedo aspirar a ganar y Dovi está cerca, luchando conmigo y da la casualidad de que Marc está en problemas, habrá que estar muy atento a la pizarra o al ‘dashboard’ o lo que sea», acepta Lorenzo, al tanto de la importancia del momento para su marca. «Lo repito siempre: todo lo que esté en mi mano para ayudarle, para que eso suceda, para que Dovizioso y Ducati ganen el Mundial, lo haré con mucho gusto. No tengo la necesidad de ganar por fuerza, o de hacer un podio por fuerza, porque ya lo he hecho en el pasado. Una más o una menos… Sí, es importante, quiero ganar lo más posible, pero no me cambia tanto la vida», admite. Este viernes, con el inicio de los primeros entrenamientos libres, se tendrán las primeras pistas con fuego real sobre cómo puede ser este fin de semana en un deporte que en 2017 ha dejado muchos momentos imprevisibles.

Fotos

Vídeos