Dakar | Tercera etapa

Barreda se hunde; Roma acaba en el hospital

Sam Sunderland, en acción con su moto KTM. /David Fernández (Efe)
Sam Sunderland, en acción con su moto KTM. / David Fernández (Efe)

Desastre de Barreda: se pierde y se deja casi media hora con el nuevo líder en motos, Sam Sunderland. Al Attiyah devuelve el golpe a Peugeot, con Sainz tercero, mientras Nani Roma tiene un serio accidente que le manda al hospital

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

El Dakar 2018 va a ser una pesadilla de principio a fin. En esta primera semana, la navegación será el factor que ejerza de criba en la cabeza entre los favoritos y los candidatos a serlo, y tanto en motos como en coches este lunes ya ha dado alguna sorpresa.

En dos ruedas, el valenciano Joan Barreda ha perdido casi todas sus opciones al dejarse 28 minutos en las dunas entre Pisco y San Juan de Marcona, cuando erró en los últimos kilómetros de la especial. Ni él mismo se lo creía, y le va a costar muy caro haber perdido no sólo toda su ventaja sino casi todas sus posibilidades al tercer día de competición. En coches, Nasser Al Attiyah aprovechó que esta jornada no les tocaba abrir pista y superó con solvencia al ejército Peugeot, con Carlos Sainz tercero y arreglando un poco el desaguisado del día anterior. Lo peor fue el accidente con el que acabó Nani Roma, que a unos 500 metros de la meta tuvo un serio accidente por el que le mandaron al hospital.

Barreda, casi sin opciones

Joan Barreda alcanzaba el domingo las 20 victorias de etapa en el Dakar, una cifra que muchas leyendas de cualquiera de las categorías no han logrado ni por asomo. Sin embargo, lo que fueron todo risas y alegrías se tornó en decepción y lágrimas al día siguiente.

Como le ocurrió en los años anteriores, aunque esta vez en un momento mucho anterior (siempre había sido más cerca de la segunda semana), Joan Barreda se ha dejado buena parte de sus opciones de victoria. Fue al final de la jornada entre Pisco y San Juan de Marcona, en medio de las dunas peruanas, cuando ya había cedido más de cinco minutos. En el último sector de la especial cronometrada, no vio un giro a la izquierda por lo que siguió rodando fuera de la ruta ideal. Eso le obligó a dar la vuelta sobre sus pasos, lo que al final se transformó en un retraso de casi 28 minutos con respecto al ganador del día, un Sam Sunderland que, pese a sufrir una caída al saltar una duna, recupera el liderato que ahora pierde Barreda.

Ya iban prevenidos: la navegación iba a ser clave en esta primera semana, y un fallo así puede ser fundamental. “Es una lástima, porque en ese punto no sabía dónde estaba y la única opción que tenía era volver e ir correcto otra vez. Lo que pasa es que estaba muy lejos y, como digo, he perdido bastante tiempo. Es el principio del rally, pero la verdad es que es uno de los errores gordos que había que intentar no cometer”, se lamentaba Barreda en el ‘vivac’ de San Juan.

‘Bang Bang’ no fue el único en perderse. Xavier de Soultrait y Adrien Van Beveren, dos de los más firmes candidatos al menos a podio, se dejaron más de diez minutos por errar la ruta con Sunderland, lo que a la postre ha mandado a Yamaha (otrora grandes dominadores del Dakar en motos) fuera del ‘top 10’. El mejor español del día fue el siempre fiable Gerard Farrés, tercero en 2017, y que acabó a poco más de cinco minutos del vencedor, lo que le permite colocarse 12º en la general.

Al Attiyah pide paso

Si el domingo fue un día colosal para Peugeot (triplete, y sólo Sainz fuera del podio), el arranque de la semana fue para Nasser Al Attiyah. El qatarí se impuso con solvencia y más de cuatro minutos frente a Stepháne Peterhansel, que sigue líder de la general, y de un Carlos Sainz que se dejó cinco minutos, pero que salvó con bastante dignidad una jornada que se presentaba difícil de entrada.

Al Attiyah no especuló. En las dunas de Pisco pronto apretó al máximo, a sabiendas de que los Peugeot iban a sufrir algo más al tener que salir por delante de él. Así, su Toyota Hillux pronto se puso al frente de la tabla de tiempos y nada pudo evitar que se hiciese con la victoria, pese a los intentos de Carlos Sainz. El madrileño, consciente de que el mal domingo no entraba en sus planes, intentó sacar provecho de un día en el que ni Despres ni Loeb estuvieron a la altura de lo esperado, por lo que sólo ‘Monsieur Dakar’, Peterhansel, iba a ser su rival dentro de su equipo. Llegó a colocarse a sólo doce segundos de Al Attiyah, pero en el repostaje de mitad de etapa se dejó cuatro minutos que fueron imposibles de remontar.

Mucho peor le fue a Nani Roma. El de Folgueroles volcó a pocos kilómetros de la meta de San Juan de Marcoma, cuando iba en tiempos de alcanzar el ‘top 10’ y dio varias vueltas de campana. Tras el susto y recobrar el aliento, su copiloto Álex Haro se puso al volante para completar los 500 metros que les faltaban y llegaron a la meta con más de 27 minutos perdidos. Justo después, les trasladaron al hospital de Lima para que le hiciesen un chequeo. Según el primer parte médico, Roma sufre traumatismo craneal y cervical, por el que la organización ya le incluyó en la lista de abandonos. En caso de que en las próximas horas reciba el alta médica y los responsables de la organización den el OK, saldrá este martes, aunque parece harto improbable.

La cuarta etapa se celebrará a orillas del océano Pacífico, con salida y llegada en San Juan de Marcoma, y un tramo de 100 kilómetros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos