racing

Viadero piensa en Gándara para el lateral

Viadero da instrucciones a Gándara en un entrenamiento en La Albericia.
Viadero da instrucciones a Gándara en un entrenamiento en La Albericia. / Celedonio Martínez
  • El canterano probó en la sesión de ayer en el puesto de Julen Castañeda y Córcoles no entrenó por una sobrecarga

  • El zaguero vasco fue sometido a un escáner por la falta de resultados concluyentes del resto de pruebas y cada vez tiene más difícil jugar ante el Burgos por la luxación

Pasan los días y Julen Castañeda sigue sin entrenar con el equipo. Ayer, tras una charla con el doctor Mantecón sobre el césped de las Instalaciones Nando Yosu de La Albericia, se retiró al gimnasio. Su postura le delataba. Con el brazo encogido a causa de los dolores y de la protección. El futbolista vasco, con pocas molestias, sigue pensando en que puede jugar el domingo –18.00 horas– frente al Burgos, aunque los servicios médicos están siendo todo lo meticulosos que pueden para no correr ningún riesgo. La resonancia magnética realizada el martes no dejó resultados concluyentes y ayer se sometió al lateral zurdo a un escáner para concretar los daños provocados en la articulación por la luxación sufrida en el partido frente al Racing de Ferrol.

Cuando los resultados estén disponibles, los servicios médicos del club tendrán que tomar una decisión. O tratamiento conservador o el paso por el quirófano. Esta última circunstancia obligaría al club a buscar un sustituto en la cola del paro. Mientras tanto y sin perder la esperanza de que Julen Castañeda pueda ser titular el domingo, Ángel Viadero va probando otras alternativas. David Córcoles, lateral diestro habitual, parece el jugador con más opciones de reconvertirse al carril zurdo. Sin embargo, el alicantino no se ejercitó ayer junto al resto de sus compañeros a causa de una sobrecarga. Simple precaución. No parece grave y llegará sin problemas para la visita del Burgos.

En esta situación, el entrenador verdiblanco colocó en el lateral izquierdo al canterano Gándara, en un ejercicio dirigido por el segundo, José María Lana, en el que la plantilla ensayó los movimientos defensivos y de presión que el técnico santanderino ha preparado contra el equipo del exracinguista Paco Fernández.

Viadero ve en Gándara un futbolista polivalente, que puede ocupar todas las posiciones de la línea defensiva. De hecho, durante la pretemporada actuó como central habitual, y en este arranque liguero cubrió el lateral derecho cuando David Córcoles fue expulsado y, posteriormente, sancionado. El carril zurdo sería una nueva posición para él esta campaña.

El resto de la plantilla también está pendiente de lo que pueda suceder con su compañero Julen Castañeda. Así lo expresó el goleador racinguista, Dani Aquino, quien reconoció que en el vestuario también están «esperando a conocer los resultados de las pruebas que le han hecho estos días». El murciano le quitó hierro al asunto y bromeó sobre las ganas del lateral de jugar frente al Burgos: «Como buen vasco y cabezota que es querrá estar el domingo, además que es contra su exequipo. Esperamos que evolucione bien, para que pueda estar».

«Somos un equipo perro»

El delantero racinguista compareció ayer ante los medios y valoró el sufrido triunfo del pasado domingo en Ferrol. «Así se forjan los equipos campeones. Habrá partidos que no juguemos muy bien y otros en que no lo hagamos tan bien y nos llevemos los tres puntos». Ese fue el caso de A Malata. Aquino definió a la perfección al equipo de Ángel Viadero: «Por llamarlo de alguna manera, somos un equipo perro. De gente que sabe mucho de esto y yo creo que eso fue lo que nos dio la victoria».

El murciano reconoció que «fue una semana dura», con tres encuentros, aunque «al final lo que trabaja es la mente. Convencerte de que puedes jugar tres, seis o diez partidos, los que quiera el míster». Además, afirmó que «hacía mucho calor. Ellos también lo notaron y el equipo fue inteligente. Sabía que no podía tener la frescura de los partidos anteriores y somos capaces de adaptarnos a todo. Nos replegamos y jugamos atrás e intentamos salir a la contra, con la gente tan rápida que tenemos arriba». En definitiva, Dani Aquino cree que, «independientemente de que nosotros jugáramos en nuestro campo y ellos tuviesen la posesión, tuvimos el partido controlado en todo momento».

En el capítulo individual, el del domingo fue el primer encuentro de Liga en el que el ‘Torito’ no vio puerta. Aún así, sigue siendo el máximo artillero racinguista, con tres goles. «Era muy difícil seguir con esa racha, pero siempre que tenga ocasión de estar en el campo, un día la meteré y otro no. Ese día trataré de ayudar al equipo no sólo con goles, sino con todo lo que exija el míster».

Por último, y fiel a su filosofía, Dani Aquino no quiso valorar al próximo rival verdiblanco, el Burgos. Un equipo que, pese a estar llamado a la parte alta de la clasificación, apenas ha sumado un punto en las cuatro primeras jornadas. «Esto es muy largo. No hay que mirar a nadie. Tenemos que ser un equipo campeón siempre y eso pasa por no mirar quién viene, sino fijarnos en la ambición que tenemos de ganar cada semana», concluyó.