fútbol-racing

Villaviciosa espera una nueva invasión verdiblanca

fotogalería

La sidra corrió por Villaviciosa durante la visita de los aficionados racinguistas. / Javier Cotera

  • "Este año los bares y restaurantes no han querido cerrar por vacaciones hasta que venga el Racing", dice el presidente del Lealtad

La afición racinguista prepara su primer gran desembarco de la presente temporada. Y lo hace en la visita del Racing –domingo, 17.45 horas– a su localidad fetiche en esta Segunda División B: Villaviciosa. Un pueblo, el asturiano, que el fútbol ha querido hermanar con Cantabria y que espera como agua de mayo la llegada de cientos de seguidores verdiblancos. Hasta ahora, más de 300 aficionados ya han retirado sus entradas. Aún queda tiempo y las peñas todavía no han sacado las suyas.

En un club humilde como el Lealtad, al presidente y su equipo le toca hacer de todo. Hasta de concejal de Turismo y Festejos. El deporte dinamiza el comercio y la economía del lugar y genera repercusión. El plan es el mismo que el de la pasada temporada, aunque Pedro Menéndez, 'Pedrín', sabe que será muy complicado repetir las cifras de la pasada campaña, con unos 3.500 seguidores cántabros en Les Caleyes. El calendario ha querido adelantar una contienda que hace unos meses pilló al Racing en plena remontada en la clasificación. Ahora, con el campeonato en sus primeros compases, el principal atractivo deportivo es ver a dos equipos que marchan en lo más alto de la tabla y con la vitola de invictos. El liderato está en juego. "No esperábamos estar aquí, pero la verdad es que tenemos un equipo muy competitivo", dice. 1.500 o 2.000 visitantes, sumados al público local, sería una buena cifra para el mandatario maliayo: "Meter 3.000 personas en Les Caleyes no es lo mismo que hacerlo en El Sardinero. Sería muy bueno".

"La gente terminó muy contenta" después de la visita del Racing la pasada temporada. Por eso, el despliegue realizado por el club asturiano será el mismo. Las mismas gradas supletorias y una ‘fan zone’ en el pabellón anexo al estadio, con música, bebida y comida para la afición verdiblanca. Además, el modesto Les Caleyes lucirá una imagen mejorada tras las diversas reformas que han sido acometidas este verano, con la construcción de un muro perimetral en uno de los fondos, una buena mano de pintura a todas las instalaciones y la sustitución del drenaje del césped, que este año luce un mejor aspecto.

Como de las primeras experiencias se aprende, el Lealtad ha puesto en marcha una iniciativa de establecimientos ‘leales’, para que el apoyo de comercios y establecimientos de hostelería se vea repercutido por la visita de cientos de seguidores cántabros. "Hubo gente que se aprovechó la pasada temporada y luego no echan una mano al fútbol", lamenta Pedrín. Por eso, desde el club asturiano se ha pedido a los aficionados racinguistas que pasen por los locales que tengan en su puerta la pegatina acreditativa.

La llegada del Racing ha trastocado hasta los planes de los hosteleros de la villa. "Normalmente, por estas fechas los bares y los restaurantes cierran por vacaciones. Este año han esperado a que venga el Racing antes de cogerse las vacaciones", revela el presidente del Lealtad.

Precios de las entradas

Las localidades para adultos, en venta anticipada, tienen un precio de 12 euros, mientras que los seguidores menores de 18 años podrán acceder al campo por cinco. Las taquillas seguirán abiertas desde hoy y hasta el viernes, en horario de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas. Para el que aún no lo tenga claro, Pedrín vende lo suyo: «Villaviciosa es un sitio guapo para pasar el día».