El Racing apremia al Quilmes por el tránsfer de Bontempo

Leonel Bontempo es el último fichaje del Racing.
Leonel Bontempo es el último fichaje del Racing. / Daniel Pedriza
  • fútbol | segunda B

  • Hasta que el anterior club bonaerense no remita la documentación, la entidad cántabra no podrá tramitar la licencia del último fichaje racinguista

El Racing ha vuelto a contactar con el Quilmes argentino para apremiar al club en el envío del tránsfer necesario para inscribir a Leonel Bontempo. Hasta que el anterior club del bonaerense no remita la documentación exigida a la Federación Española de Fútbol, la entidad cántabra no podrá tramitar la licencia para que el último fichaje racinguista pueda debutar.

Se trata de un simple trámite que puede llevarse a cabo hoy mismo o demorarse unos días. Todo depende de la rapidez con la que lo ejecute el último club del futbolista. El caso más reciente de este tipo que ha vivido el Racing fue el de Valdo hace dos temporadas, cuando el equipo cántabro estaba en Segunda División. El último equipo del futbolista berciano antes de recalar en Santander fue el Asteras Tripolis griego, que tardó varios días en enviar toda la documentación, retrasando la incorporación de pleno derecho al club verdiblanco.

Así pues, la inscripción de Leonel Bontempo depende en gran parte de la buena fe del Quilmes, un club del que el futbolista argentino salió de forma poco amistosa, después de una serie de impagos que el lateral denunció junto a otros compañeros a comienzos del pasado verano.

Mientras tanto, el futbolista sigue entrenando con el equipo para tratar de coger la forma lo antes posible y estar disponible para el entrenador, Ángel Viadero. Y, por otro lado, también integrándose en el grupo. De hecho, el pasado domingo viajó con el resto de la expedición hasta Villaviciosa para seguir conociéndose con sus compañeros y habituarse un poco más a la Segunda División B, a donde ha venido a parar con su fichaje por el Racing.

El Racing necesita disponer de Bontempo lo antes posible para cubrir la ausencia de larga duración de Julen Castañeda. El futbolista vasco tendrá que estar aún casi tres meses de baja por la luxación de hombro y la posterior intervención quirúrgica a la que fue sometido tras lesionarse en Ferrol. Mientras tanto, los canteranos están cubriendo con garantías el hueco en el lateral izquierdo. Gándara lo hizo en los Campos de Sport en la visita del Burgos y Camus aprovechó su oportunidad el pasado domingo en la victoria racinguista en Villaviciosa. Los chavales también están pendientes de lo que pueda pasar.