fútbol | copa del rey

"Nuestra única intención es pasar de eliminatoria"

vídeo

Ángel Viadero. / Javier Cotera

  • Ángel Viadero afronta el partido de este miércoles en El Sardinero, a las 18.00 horas, con la esperanza de enfrentarse a un equipo de Primera División en la próxima ronda

Ángel Viadero lo tiene claro: "Nuestra única intención es pasar de eliminatoria". Toda una declaración de intenciones para el técnico verdiblanco. La visita del Amorebieta, este miércoles a las 18.00 horas, es la llave para recibir a uno de los grandes de Primera División en la próxima ronada. Viadero ha anunciado que pondrá "el mejor equipo posible". Aunque reconoce las virtudes de su rival, el técnico santanderino ha matizado que el Racing "no cambiará en su esencia" ya que, a su juicio, tiene que ser "fiel" a su estilo y aunque probablemente tengan la iniciativa durante el encuentro, "lo más importante es tener el control".

Viadero ha restado importancia al hecho de jugar entre semana, pues ambos conjuntos están "en igualdad de condiciones", y ha asegurado que no han ensayado especialmente el lanzamiento de penaltis por si fuera necesario. Lo que sí tiene claro es que el rival vascto tiene "características diferentes a lo que se han enfrentado hasta ahora" "Tienen un estilo de juego más complejo al de nuestro grupo, juegan bien, son muy competitivos, manejan muy bien el juego a balón parado y el juego directo, tienen mucha envergadura y son intensos en las marcas".

"Tiene unas características de juego que le hacen peligroso y tendremos que intentar estar muy bien y dar lo mejor porque será un rival duro y exigente", ha reiterado. El entrenador del Racing considera que "probablemente" sea el partido más importante de la temporada, "pese a meterse en medio de su principal objetivo que es el ascenso", ya que de superar la eliminatoria ante el Amorebieta "supondría unas mejoras importantes en varios aspectos".

Así, ha manifestado que además del apartado económico, pasar la eliminatoria sería un aliciente también el deportivo, por poder jugar ante un equipo de competición europea y ofrecérselo al público en El Sardinero.