fútbol

Tebas presume de Alí Syed para vender la Liga española

Tebas presume de Alí Syed para vender la Liga española
/ Celedonio Martínez
  • El mandatario de la LFP utilizó la figura del indio para convencer a los empresarios del país asiático de invertir en los clubes españoles

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, no estuvo muy acertado en un acto promocional de la competición que ayer protagonizó en India. Al mandatario se le ocurrió, como reclamo para convencer de que inviertan en los clubes españoles a los magnates del país asiático presumir de Alí Syed, el gris ‘empresario’ que desembarcó en Santander supuestamente con intención de comprar el Racing con el resultado de ser una estafa.

El presidente de la LFP se desplazó a India, por otro lado, para abrir una oficina desde la que poder vender los atractivos que tiene el fútbol en España, en un país en el que el fútbol está sufriendo un crecimiento espectacular. Sin embargo, no estuvo muy preciso al utilizar la figura de una persona que está buscada por la Interpol y que en Santander aún se padecen buena parte de los estragos que desencadenó su llegada.

Syed aterrizó en Santander como el auténtico salvador de la angustiosa situación económica del club verdiblanco, dispuesto a hacerse con el control de la entidad después de firmar una operación que suponía un traspaso de poderes. La historia comenzó en un banco suizo en Zurich (Credit Swisse) y terminó meses después en el limbo judicial. Los continuos incumplimientos en los pagos y los reiterados compromisos que dejó sin acometer dejaron al club al borde de la desaparición.

El magnate indio propició que la entidad se desangrara y comenzase su lento peregrinar, coincidiendo con la fatal concatenación de descensos de categoría. Tebas demostró ayer en su acto público un desconocimiento total de lo ocurrido al poner como bandera del incipiente capital indio en España a un sujeto con una lista innumerable de juicios pendientes y un profesional de incumplir los contratos firmados. Un desliz del mandatario.