racing

"Esto es un juego y sería una pasada superar la eliminatoria"

vídeo

Ángel Viadero vocea desde el banquillo durante el partido del pasado miércoles ante el Amorebieta. / Javier Cotera

  • Ángel Viadero asegura que "el Athletic es un rival atractivo para el público y para el club" y una oportunidad «de ver de lo que es capaz el Racing"

«Sería una pasada superar la eliminatoria».Ángel Viadero lo repitió hasta en tres ocasiones durante la rueda de prensa de urgencia que el entrenador ofreció ayer nada más conocer que el Athletic de Bilbao será el rival al que se enfrentará el Racing en Copa del Rey. Siguió en directo el sorteo, junto a sus compañeros en el cuerpo técnico, y expresó alegría contenida.«Estamos contentos. Es un premio por lo que supone enfrentarse a un rival de Primera División». Hasta ahí muy correcto. A continuación expresó el sentir del vestuario. «Es un rival que tradicionalmente se nos ha dado bien, es un equipo muy bueno para ver en El Sardinero, para recordar viejos enfrentamientos y para nuestra afición». Un desplazamiento de apenas cien kilómetros «es una atractivo y creo que una buena posibilidad de ver dos buenos partidos».

La bola del Athletic de Bilbao se hizo esperar. Por momentos, el racinguismo sufrió hasta el final para evitar que el emparejamiento fuera con el Celta, el rival que menos reclamo suscita en Santander. El azar no quiso que fueran Barcelona o Real Madrid, pero los vizcaínos también son especiales. «Es un rival que deja satisfecho al equipo y al club. Por la cercanía, también habrá buena afluencia de ellos en nuestra casa. Se cumple el objetivo del club de poder ingresar dinero y también compartir un sueño». Para Viadero superar a los rojiblancos sería «una pasada», pero también lo calificó de «la leche». En definitiva, el cántabro tiene más que claro que «es una gran oportunidad para el equipo de saber de qué es capaz. Enfrentarse a un equipo de este nivel es la mejor manera de probarse».

Hasta el momento no ha habido rotaciones; han jugado los mejores. Es pronto para ello (30 de noviembre, partido de ida), pero Viadero lanzó un mensaje. «Nosotros en El Sardinero no vamos de broma ni a los entrenamientos. Quedan muchos partidos de Liga antes para pensar quién jugará, pero lo harán los que mejor estén». El entrenador añadió que «por respeto al campo, a la afición y a todo el mundo. Pondremos en liza a lo mejor».

Sobre las opciones que tiene el Racing de dar la campanada, el cántabro fue muy sincero. «Siendo realistas, mínimas. Si uno ve los datos y la categoría que tiene uno y otro, las opciones son remotas». No obstante, Viadero cuelga el cartel de interrogante a lo que pueda pasar. «Esto es un juego y puede pasar de todo. Es un reto para saber qué tipo de equipo queremos ser». El Athletic de Bilbao vuelve a poner delante del Racing una oportunidad para «probarnos y para cambiar ese mensaje de que es una eliminatoria en la que no hay nada que perder; lo que en realidad hay es mucho que ganar».

«No parar la euforia»

Hubo un tiempo para analizar la Copa del Rey y acto seguido llegó la cruda realidad.Mañana juega en El Sardinero el Tudelano y no queda otra que cambiar el chip. Sin embargo, la euforia en la que vive estos días el racinguismo no es ni mucho menos algo que Viadero quiera frenar. «No, no. El Sardinero te hace sentir futbolista; creo que la euforia es buena. No se puede frenar todo lo bonito que vivimos el otro día. El partido de Copa nos puede venir hasta bien».

Para el entrenador, el equipo navarro «lleva seis partidos sin perder y no es fácil meterle mano». Al Tudelano le ocurre todo lo contrario al Racing, «viene de caer en una eliminatoria copera y es probable que tenga ganas de resarcirse cuanto antes y qué mejor escenario para hacerlo que El Sardinero», añadió. Conoce perfectamente al rival y espera «un equipo con presencia al tener a Vélez en punta y domina el contragolpe con un portero que golpea muy lejos». Insistió en seguir trabajando igual, «ya que si pensamos que jugamos muy bien ya podemos coger la mochila y marcharnos para casa».