Raúl Domínguez e Iván Crespo se saludan en El Sardinero mientras Aquino y Samuel se abrazan ante la mirada de Héber Pena y Mikel Santamaría
Raúl Domínguez e Iván Crespo se saludan en El Sardinero mientras Aquino y Samuel se abrazan ante la mirada de Héber Pena y Mikel Santamaría / Javier Cotera

Regreso a la cotidianidad

  • El Racing recibe al Tudelano en medio de la euforia contenida por la clasificación copera y el liderato, pero consciente del peligro navarro

Lo primero es lo primero. Y antes de los sueños coperos llega la realidad cotidiana; una nueva parada en el peregrinaje por Segunda B que devuelve al Racing a su cotidianidad con un partido complicado: el que le enfrentará al Tudelano a partir de las 17.00 horas en unos Campos de Sport que siguen en reconstrucción, como el propio Racing; un repetidor que afronta el noveno examen de evaluación tras repetir curso y piensa en la reválida y en salir de copas entre semana.

El día promete, pero tiene su riesgo. El Tudelano ya no tiene a Manix Mandiola en el banquillo, pero sigue siendo ese equipo rocoso que el año pasado se coló en la promoción de ascenso a Segunda tras una contante progresión y que, amparado de nuevo en su solidez defensiva, aspira a repetir gesta. De momento tiene el cuarto puesto a un punto y visita Santander como teórica víctima, pero evidenciando una solidez que puede poner en muchos apuros al Racing.

Se enfrentan así dos estilos de juego con algunas similitudes que hacen prever un partido quizá incluso gris; de esos que los entrenadores disfrutan por la disciplina táctica y la correcta asunción de roles y dejan muy frío al espectador a menos que una victoria haga olvidar una puesta en escena precisa pero poco espectacular.

El partido tendrá uno de sus protagonistas en Iván Crespo, que regresará a la portería después de los dos partidos –uno de Liga y otro de Copa– que Ángel Viadero ha dado a Raúl Domínguez, portero titular del torneo del KO al que quería tener contento y en forma antes de una importante eliminatoria copera como la del miércoles ante el Amorebieta. Ese que dio el pase a los dieciseisavos del final y al clásico frente al Athletic.

Más cambios

No será el único cambio en el equipo. Córcoles, ya recuperado de su lesión, volverá a lucir el dorsal 2 de lateral derecho en perjuicio de Miguel Gándara, que ha ofrecido un gran rendimiento en el puesto pero cederá el lugar al teórico titular. Leo Bontempo se consolidará como lateral izquierdo y a menos que el entrenador tenga reservada una sorpresa mayúscula Samuel Llorca y Mikel Santamaría volverán a formar la pareja de centrales.

Con Álvaro Peña –ya recuperado tras las molestias que arrastraba en el tobillo– y Sergio Ruiz como ejes y Héber Pena en la banda izquierda, la principal incógnita que se ha reservado Viadero es la de casi siempre: el carril derecho del centro del campo y el acompañante de Dani Aquino. También como casi siempre, Óscar Fernández, César Díaz, Caye Quintana y Mohamed Coulibal y luchan por los dos puestos, aunque el franco-senegalés parece haberse especializado ya, muy a su pesar, en salir en el segundo tiempo para intentar romper la defensa rival a base de potencia.

Esta es, en principio, la receta para batir a un Tudelano cuyo partido ha pasado casi inadvertido en Santander hasta hoy mismo, centrado como estaba el entorno en la eliminatoria de Copa. No se puede decir lo mismo del equipo, que se afana en centrar el tiro y recordar, una y otra vez, la trascendencia de cada partido de Liga de cada paso hacia un campeonato de grupo que permitiría después afrontar con mayor confianza y doble oportunidad –aunque sin garantías, como ya se comprobó de la peor forma posible el año pasado– la fase de ascenso. Lo hace además en un momento especialmente sensible de la temporada, cuando el Racing debe enfrentarse consecutivamente en un exigente final de octubre a Tudelano, Ponferradina y Cultural Leonesa.

El entrenador e incluso la directiva han predicado esta doctrina y el mensaje ha calado en una plantilla que no afloja el paso; una precaución nada desdeñable si se tiene en cuenta que pese al sensacional comienzo de curso la Cultural Leonesa –otro de los supervivientes coperos de bronce, al que le ha tocado el Real Madrid– está a solo dos puntos y no oculta sus aspiraciones.

No es tan ambicioso el rocoso Tudelano, pero aun así puede poner en muchas dificultades a los de Viadero, que encontrarán dificultades para abrir hueco en la defensa rival y pueden tenerlo poco menos que imposible a la contra. Siempre, claro, que se siga el guión más probable en una apuesta siempre insegura cuando se trata de fútbol.

Lo que no ha cambiado es la costumbre de Ángel Viadero, todo un apasionado del coaching, de no descartar a ningún jugador en la víspera del partido, con lo que ayer anunció una convocatoria de 19 futbolistas –todos los disponibles del primer equipo–, uno más de los que podrá inscribir en el acta, a la espera de hacer el último descarte esta misma tarde. InclusoKamal, que el técnico insiste en repetir una y otra vez que es «un jugador más de la plantilla», está entre los elegidos, aunque hasta hoy mismo no se sabrá si puede sentarse por primera vez en el banquillo.

El desenlace, esta misma tarde, cuando también se sabrá si elRacing supera otra criba, nada sencilla, frente a los navarros, y puede de paso comenzar a abrir brecha respecto a una Cultural también lanzada que a la misma hora visitará Guijuelo, mientras piensa en el Bernabéu.