fútbol | racing

Pernía y Lavín impugnan los recursos del Racing en la querella criminal

Ángel Lavín y Francisco Pernía, expresidentes del Racing.
Ángel Lavín y Francisco Pernía, expresidentes del Racing. / DM
  • Ambos exdirigentes, imputados por administración desleal -y Pernía por apropiación indebida-, se oponen a las reclamaciones del club, Exjugadores y pequeños accionistas, que solicitaban que se incluyeran varios delitos más

Francisco Pernía y Ángel Lavín no se han quedado de brazos cruzados tras la decisión del Racing de presentar varios recursos ante el juez para que se incluyera en la querella criminal todos los delitos que, desde el club, la Asociación de Exjugadores y la de pequeños accionistas (AUPA) les imputaban. Del grueso de denuncias, el juez Agüero sólo admitió a trámite la de 'administración deseal' (a ambos) y 'apropiación indebida' (a Pernía). El club verdiblanco no lo consideró justo y por eso recurrió. Ahora, es ese recurso el que Pernía y Lavín han decidido impugnar.

Ambos expresidentes han intentado sin éxito que decayeran los recursos de apelación con el argumento de que se habían presentado fuera de plazo. De forma paralela, Lavín ha recurrido la sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Santander, que desestimó íntegramente su demanda en las que pedía impugnar las juntas de accionistas del club de 2014, que provocaron su salida del Racing. Fuentes judiciales han explicado a Europa Press que hasta que la Audiencia no resuelva este procedimiento y se cierre definitivamente, no se abrirá la acción social de responsabilidad presentada por Alejandro López-Tafall, secretario del Racing.

Mientras tanto, Pernía acaba de ser eximido de responsabilidad en el concurso de acreedores del Racing, que la Audiencia Provincial ha declarado culpable en una sentencia difundida este miércoles, en la que condenaba al magnate indio Ali Syed y su empresa WGA.

Grueso de la querella

El juez Agüero únicamente ha encontrado indicios de delito en relación a la escuela de fútbol Racing Primavera en Brasil, la compra de un Audi de alta gama que usaba Francisco Pernía y el contrato que Lavín hizo a Iñaki Urquijo como director técnico deportivo.

El auto que dictó en julio ordena el sobreseimiento provisional y archivo del resto de hechos expuestos en la querella, que en el caso de Pernía tienen que ver con el fichaje de Tchité y Smolareck, los traspasos de Zigic y Garay, comisiones pagadas a empresas relacionadas con Eugenio Botas o el préstamo de Inmoarrabi. En el caso de Lavín, archivó las denuncias relacionadas con el despido de Juan Carlos Unzué (actualmente segundo entrenador del Barcelona) y el acuerdo indemnizatorio, la contratación de jugadores y varios técnicos, la renovación de varios arrendamientos de vivienda,s el contrato de arrendamiento de servicios, la contratación de dos empleados y la inclusión de Lavín en el Régimen de la Seguridad Social.

Este auto, recurrido por el Racing, AUPA y los Exjugadores, que también imputa a los agentes de jugadores Iñaki Urquijo y Juan Vergara sendos delitos de apropiación indebida, pone fin a la instrucción, decreta la transformación de las diligencias previas en procedimiento abreviado y da traslado al Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares para que formulen escrito de acusación y soliciten la apertura de juicio oral.