fútbol | segunda división b

El Racing no tiene prisa por fichar un central con la licencia de Granero

El Racing no tiene prisa por fichar un central
/ DM
  • Consejo de Administración y cuerpo técnico miran con tranquilidad en el mercado antes de dar de baja al futbolista

«Debemos tener un tiempo para reflexionar y no tomar medidas precipitadas». Las declaraciones de Ángel Viadero datan de apenas un par de días después de la desgraciada lesión de rodilla de Borja Granero, de la que será operado el próximo lunes y que le tendrá al menos seis meses de baja. La pregunta realizada por el periodista versaba sobre la necesidad de cubrir la licencia del futbolista valenciano. Y el Racing tiene pensado aumentar su plantilla, pero no se pone fecha. Lo único que tienen claro en el seno del club verdiblanco es que el elegido será un central. El centro del campo se considera cubierto con Álvaro Peña y la participación de los chavales. Hace algo más de una semana, tras el partido de Tajonar, el presidente, Manolo Higuera; el vicepresidente, Víctor Diego; y el consejero Juanjo Uriel se reunieron en las Instalaciones Nando Yosu de La Albericia para valorar la situación. «En verano ya contemplamos la opción de tener un tercer central, ante necesidades de lesiones o sanciones de Samuel o Mikel y ver las evoluciones de Gándara y de Camus, pero al final decidimos dejarlo ahí, porque teníamos alternativas». Esas opciones pasaban por reconvertir a Granero en zaguero, pese a que el experimento en las dos primeras jornadas no fue muy satisfactorio. Ahora, sin el capitán, y con el centro del campo cubierto, el Racing ojea el mercado en busca de otro especialista para el centro de la zaga.

En la entidad verdiblanca están tan tranquilos al respecto que ni siquiera han dado de baja aún al centrocampista. Una vez que se produzca este trámite, el Racing dispondrá de veinte días de plazo para ejercer su derecho de sustituir a un lesionado de larga duración. Durante ese periodo, el principal privilegio para el club verdiblanco es que podrá incorporar a un futbolista que esté actualmente en activo. Así, el Racing podría acceder a la cesión –el presupuesto no invita a pensar en un hipotético traspaso– de algún futbolista que no haya tenido protagonismo durante el primer mes y medio de competición, por ejemplo, en Segunda División.

Además, aunque se agote ese plazo de veinte días, el club cántabro se reserva la opción de la ficha que permanece libre. Con ella, el Racing puede fichar en cualquier momento de la temporada, pero siempre y cuando el futbolista en cuestión se encuentre sin equipo. Lógicamente, esta opción tiene la rémora de que el recién llegado necesitará un periodo de adaptación y de toma de ritmo antes de incorporarse de forma total a la plantilla. No está descartada, incluso, utilizar las dos opciones.

Para ello, el Racing dispone de un presupuesto máximo de 40.000 euros. Por poner un ejemplo, ese es el dinero que, más o menos, costó la media temporada de Facundo Pumpido la pasada temporada. El precedente más cercano es el de Leonel Bontempo, cuya llegada al club hace unas semanas y su participación durante lo que queda de temporada costará, sumando todos los gastos, unos 22.000 euros. Asimismo, cuando se abra el mercado invernal allá por el mes de enero, la salida de algún futbolista, como es el caso de Kamal, que no cuenta para Ángel Viadero, podría aligerar la carga salarial de la plantilla.