racing

"Tenemos que corregir lo que hicimos mal y pensar en la Leonesa"

Samuel Llorca, durante uno de los entrenamientos en las instalaciones deportivas de La Albericia.
Samuel Llorca, durante uno de los entrenamientos en las instalaciones deportivas de La Albericia. / Javier Cotera
  • El central sostiene que «el partido de Ponferrada podía haber acabado empatado a cero», y reivindica que «en 38 jornadas hay muchas rachas, buenas y malas»

Ni él ni sus compañeros en la defensa cometieron errores de bulto en Ponferrada. Sin embargo no se defendió como otras veces. Los centros desde la banda trajeron mucho peligro y en uno de ellos llegó el único gol del partido. Samuel Llorca, indiscutible en el puesto de central, quizás sí tuvo más trabajo que otras tardes, pese a que «no nos crearon muchas ocasiones».

Sea como fuere lo cierto es que la Ponferradina derrotó por primera vez a un Racing «incómodo con balón». El equipo racinguista frenó «una de tantas de las rachas que hay en 38 jornadas de Liga». El central apuesta por analizar lo que ocurrió en El Toralín y pensar en «qué equipo queremos ser ante la Cultural Leonesa para saber dónde estamos». Con suerte o no, con poco juego o no, pero lo cierto es que el defensa quiere restar importancia al pinchazo en León.

«Es casi imposible ganarlo todo», reivindica el central, que apenas un par de meses después de su llegada ya es una referencia del equipo y el domingo se enfrentó a su primera derrota como verdiblanco tras un arrollador inicio de curso que se vio frenado en el Bierzo.

–¿Qué le pasó al Racing en León?

–Tuvimos un mal día y perdimos tres puntos. Era un partido muy importante y no estuvimos bien. No se puede ganar todo, es casi imposible o más bien se ha visto poco. Tenemos que corregir lo que hicimos mal y pensar en la Cultural.

–Se puede decir que el Racing perdió ante su primer rival directo...

–No pienso así. Creo que hemos jugado contra muchos de los equipos que están ahí arriba; hemos jugado ante el Celta B y ante el Osasuna Promesas o el Pontevedra. La Ponfe es cierto que es uno de los favoritos, pero ha sido un día malo.

–¿En qué falló el equipo ante la Ponferrada?

–Ellos dieron un cambio radical. El cambio de entrenador, por la experiencia que tengo, activa a los jugadores y eso se notó. No es que antes no corrieras, pero de alguna manera el futbolista se siente responsable de lo que ha pasado cuando llega un entrenador nuevo y desean agradar y aportar. La Ponfe apretó y compitió a un alto nivel. No tuvieron muchas ocasiones, pero tampoco nosotros estuvimos cómodos con el balón. Si somos sinceros, el partido estaba de cero a cedro, pero a veces con media ocasión ganas el partido y otras no. Ellos acertaron y nosotros no pudimos tener ocasiones claras y perdimos.

–Unos días sale todo y otros, como en Ponferrada, nada...

–Fue un típico día en que no estás cómodo y no tienes fluidez. Hay que analizar por qué no estuvimos bien y qué nos pasó. Eso es el trabajo de esta semana. Pero de todas formas, repito que el equipo no fue del todo malo. Si el partido se empata, no pasa nada. En el último minuto tuvimos una ocasión muy clara, con un balón al larguero. Si lo llegamos a meter el análisis hubiese sido muy distinto. No obstante, hay que ser sinceros y el partido nos ha de servir de ejemplo para ver lo que nos queda, lo difícil que va a ser esto. Hemos empezado tan bien que a veces se nos olvida que queda tanto y que tendremos momentos muy malos. De todo se aprende y hay que pensar en que no nos pase mucho.

–Casi sin respiro, el próximo fin de semana reciben a otro equipo leonés, la Cultural. ¿Qué espera de ese partido?

–Es un partido que será una oportunidad para saber qué equipo queremos ser y de los más complicados de la temporada. La Liga no se acaba, pero será muy importante y es normal que cualquiera de los dos lo quiera ganar. Es de la máxima rivalidad y entre dos equipos que queremos ser campeones. Hay muchas rachas en un campeonato que dura 38 jornadas, algunas buenas y otras malas, así que hay que pensar que lo sucedido el otro día es un día malo; no fue un desastre, pudimos empatar pero no hay nada que objetar.

–¿Cómo vio el estreno de Pedro Munitis en el banquillo del equipo rival?

–Ya he dicho que el jugador se siente responsable cuando se echa a un entrenador y por eso siempre se activa y lo da todo. A los jugadores de la Ponfe se les vio luchar todo, ayudados por el público que también tenía ganas de ver mejorar.