fútbol | racing

Un equipo contra todo un pueblo

Óscar, Héber, Goñi, Álvaro Peña y Dani Aquino, antes de subirse al autobús que salió ayer a las 15.00 horas de Santander.
Óscar, Héber, Goñi, Álvaro Peña y Dani Aquino, antes de subirse al autobús que salió ayer a las 15.00 horas de Santander. / Antonio 'Sane'
  • Las lesiones obligan a Viadero a improvisar un once para enfrentarse esta tarde al Somozas

Según su padrón de 2014, Somozas tiene 1.211 habitantes. Una vigésima parte del aforo de los Campos de Sport. No existen estadísticas fiables de cuántos son hinchas del Deportivo, aunque se estiman mayoría. Pero también presume orgulloso de su equipo de Segunda B, aquel que Manuel Cardoncia, alcalde y presidente del club, fundó en 1984 y llevó a la categoría de bronce, aunque no viviera para verlo. Un infarto terminó con su vida en el mismo estadio que ahora lleva su nombre. Unas instalaciones para 1.200 espectadores; el pueblo entero. Aquello ocurrió en enero de 2014, muy pocos meses antes del ascenso del Somozas a una categoría a la que aún se aferra.

Cuando algo antes de las 20.00 horas el Racing y el Somozas salgan al césped, todo eso serán estadísticas sin importancia. El fútbol se rige por otros parámetros, por mucho que la masa social del Racing multiplique la población de la parroquia gallega. Por tirar del tópico, son once jugadores contra once, y ya se sabe que no hay rival pequeño. Higuera, Viadero y compañía han tomado buena nota. Tanto que el Racing salió ayer de Santander y ha hecho noche en Ferrol para llegar en las mejores condiciones posibles a un partido en el que puede reivindicarse o abrir la primera de esas pequeñas crisis que se suceden en cualquier club, o al menos en su entorno, a lo largo de una temporada.

Sin apenas tiempo para recuperarse de las dos batallas leonesas, que han dejado un preocupante parte de bajas, los verdiblancos ponen ahora a prueba su capacidad de reacción en otra excursión al fútbol modesto gallego. Tras la derrota en Ponferrada, la Cultural, que acto seguido empató en los Campos de Sport, es el nuevo líder, y la mejor forma de colocarse a rebufo e intentar el 'sorpasso' es puntuar en uno de esos campos en los que se fraguan los campeonatos.

El partido en miércoles y la perspectiva de la Copa también hacen de la de hoy una cita diferente que devuelve al Racing sensaciones perdidas; reminiscencias de aquella época en la que era habitual jugar entre semana. Sin embargo, el calendario se ha amontonado en el peor momento, porque con un parte de bajas bastante nutrido, Viadero deberá confeccionar una alineación casi al descarte.

Cuando el equipo ya se había acostumbrado a las bajas de Julen y Granero, también César Díaz, Coulibaly y Samuel Llorca se han unido a la lista. La ausencia del central, que ya quedó descartado el martes, supone un especial contratiempo en un equipo muy justo de efectivos en la zaga, una línea en la que el valenciano se había consolidado como el hombre de referencia. César sí que tiene más recambios. Siempre que no caigan por el camino.

Con Crespo en la portería, Gándara será el sustituto de Samuel y acompañante de Mikel Santamaría por el centro, con Córcoles y Bontempo como laterales. Salvo que el entrenador se guarde alguna sorpresa más, Sergio Ruiz y Álvaro Peña volverán a actuar como ejes, máxime cuando Javi Cobo, que sufrió un golpe en el último entrenamiento de ayer, ha viajado con el equipo, pero continúa renqueante. El centro del campo lo completarán Héber por la izquierda y Óscar por la derecha, siempre que la subluxación de su hombro no se lo impida. Con César y Coulibaly, sus dos sustitutos naturales, fuera de combate, la única alternativa es la de Laro, a quien Viadero ya trasladó hace dos semanas a la banda derecha. Tantas bajas dejan despejado el camino al equipo titular a Caye Quintana, que acompañará en la delantera a Dani Aquino, gran referencia del equipo. El murciano, convertido ya en jugador franquicia del Racing, también se ha entrenado a menor ritmo que sus compañeros, pero no debe tener problemas para jugar.

Con estas armas aspira el Racing a seguir invicto en Somozas. O a conseguir su primera victoria, en la misma estadística tramposa contra un equipo al que nunca se había enfrentado hasta la temporada pasada. Entonces, con Munitis en el banquillo, los duelos se resolvieron con un empate sin goles en Galicia y una victoria por 2-0 en Santander; con tantos del gallego Dani Rodríguez y un Óscar que ahora busca otra vez su sitio. Como el Racing, que sigue luchando por recuperar su lugar en la LFP.