fútbol

El Racing se solidariza con el jugador cántabro agredido en Alemania

Alberto Mier se recupera de la agresión sufrida el domingo.
Alberto Mier se recupera de la agresión sufrida el domingo. / DM
  • El club hará llegar a Alberto Mier y sus compañeros del Español de Braunschweig la tercera indumentaria

La brutal agresión sufrida por el futbolista cántabro Alberto Mier y sus compañeros en un partido de fútbol regional en Alemania no ha dejado indiferente al Consejo de Administración del Racing, que ayer se puso en contacto con el jugador cabezonense para mostrarle su solidaridad y ofrecer un detalle para él y su equipo: el Español de Braunschweig.

Después de lo sucedido y para echar una mano, el Racing enviará hasta Alemania una equipación completa para el modesto club formado por Mier junto a un grupo de exiliados españoles en esta ciudad alemana. En concreto, la entidad verdiblanca hará llegar al futbolista cántabro la actual tercera indumentaria, por considerarla la más representativa de lo que significa el racinguismo, al portar el nombre impreso de los más de 13.000 accionistas propietarios del club.

El suceso ocurrió al final del derbi que el Español disputó contra el Braunschweig MTV2. Tras un partido con los ánimos muy encendidos y de mucha intensidad, con polémica arbitral incluida, varios aficionados del MTV2 increparon a los aficionados españoles ubicados en la grada y, entre ellos, a la pareja de Mier. El futbolista salió en su defensa y fue agredido por jugadores y seguidores. Como consecuencia de la brutal paliza que recibió, sufrió la rotura de su mandíbula, de la que tuvo que ser operado de forma inmediata, el desgarro de la oreja y diversas heridas en el cuerpo y la cabeza.

El único jugador del conjunto formado por españoles que quedaba en el terreno de juego era Mier, que vio como diez personas –entre espectadores y futbolistas germanos– se abalanzaron sobre él y empezaron a propinarle patadas sin ningún tipo de miramientos. Únicamente salió en su ayuda, un hombre del público que acabó con la nariz y varias costillas rotas. La rápida intervención de la policía que se personó en el campo evitó que la desgracia fuese aún mayor.

Una vez se consume la iniciativa racinguista, el Español de Braunschweig podrá vestir los colores racinguistas en sus próximos compromisos ligueros. El Racing intenta mitigar en la manera de lo posible la dolorosa y desgradable situación vivida por Alberto Mier y sus compañeros, tras la brutal agresión sufrida de manos de jugadores y aficionados del MTV2, de la misma ciudad alemana. Una localidad con unos 245.000 habitantes y situada cerca de Wolfsburgo, donde el cabezonense intenta sobrevellevar todo lo que supone el exilio en otro país mediante la práctica del fútbol.