racing

Laro y Gándara apuntan a titulares

De izquierda a derecha, Laro y Gándara.
De izquierda a derecha, Laro y Gándara. / DM
  • Los canteranos podrían ocupar el puesto de Óscar, que se caería de la alineación, y el de Llorca, que de nuevo será baja

Gándara, el canterano ‘comodín’, y Laro apuntan a titulares mañana. Al primero le abre las puertas del once inicial la ya confirmada la ausencia de Llorca y, al segundo, la más que presumible salida de la alineación de Óscar Fernández. Los dos chavales podrían ser las novedades mañana en el equipo que se enfrente al Coruxo en El Sardinero (17.00 horas). Gándara se mostró muy cómodo en Somozas en su puesto de zaguero hasta el punto que tuvo incluso una ocasión muy clara para haberse estrenado como goleador; el canterano se adaptó al lateral izquierdo cuando tuvo que suplir a Castañeda mientras se cerró el fichaje de Bontempo, pero es evidente que sus características cuadran mejor en el centro de la defensa.Su regularidad y sobre todo su concentración le han permitido ser el primer recambio cuando el equipo necesita un efectivo. Por su parte, Laro aparece en las quinielas para repetir la titularidad que gozó en Ponferrada. El chaval pide paso y su entrada podría mandar al banquillo a Óscar Fernández. La recuperación de Coulibaly permite a Viadero tener más opciones en ataque. El senegalés aún tiene molestias en el tobillo, pero ya está disponible y a buen seguro tendrá minutos. Quizás sea pronto para que ocupe de inicio la banda derecha o la delantera, pero en función del resultado lo más probable es que reaparezca después de cuatro jornadas en el dique seco.

En el resto del equipo no se esperan cambios. Santamaría, Bontempo y Córcoles ocuparán la retaguardia. Pese a que ante el Somozas se perdió la concentración y se bajaron varios enteros la intensidad, el empate en tierras gallegas no pasará factura a ningún zaguero ya que en realidad no se cometieron errores. El gol del Somozas llegó como consecuencia de una mala fortuna ya que el balón entró en la portería después de varios rechaces. En el centro del campo, la apuesta por Javi Cobo junto a Álvaro Peña surtió efecto. El chaval cumplió y se fajó en un partido cerrado y de contacto. Salvo sorpresa, todo indica que tendrá continuidad y que el vasco volverá a repetir con su nuevo compañero; será el tercero después de Granero y Sergio Ruiz. Cobo es un futbolista ofensivo y de toque y a pesar de que Peña reúne también unas características muy similares, a Viadero le convenció el recorrido del canterano. Sin duda, el centro del campo es la demarcación que mejor cubierta está en este Racing, por eso, precisamente, fue en la única en la que los responsables no perdieron ni un solo minuto en buscar refuerzos, salvo en renovar al vizcaíno. La cantera se encargó del resto.

Sin pistas

Debido a lo inusual de la semana, con un partido el miércoles, no ha habido posibilidad de analizar los entrenamientos del cuerpo técnico para confirmar sus intenciones. En la banda izquierda no hay duda; Héber Pena se ha consolidado como el extremo zurdo del equipo y su verticalidad es fundamental para el esquema del equipo.El gallego reúne las características idóneas para pegarse a la cal y mediante el regate o el desmarque en profundidad crear peligro. Nadie hasta la fecha cuestiona su titularidad.Sin embargo, donde no está tan claro el liderazgo es en la derecha. Laro y Coulibaly se disputarán el puesto que deja vacante César por lesión.El manchego es otro de los jugadores cuya versatilidad ha sido empleada en varias posiciones: delantero y extremo derecho. Óscar ha sido el primer recambio del manchego, pero sus dos últimas comparecencias han sido discretas y Laro podía recibir mañana otra oportunidad.

En la punta de lanza es donde, al menos esta semana, no hay dudas. Aquino es incuestionable, pese a que últimamente los postes y el larguero se están interponiendo en su espectacular racha goleadora. Junto a él, Caye Quintana aparece como el único delantero específico disponible. El andaluz no acaba de rendir como se espera, pero mañana volverá a ser titular.