fútbol-racing

"Sólo hemos tenido una semana mala"

César Díaz (a la derecha), disponible después de quince días, regresará este sábado al equipo en Boiro.
César Díaz (a la derecha), disponible después de quince días, regresará este sábado al equipo en Boiro. / Andrés Fernández
  • César Díaz, que reaparecerá tras su lesión, asegura que "es una anécdota" que el equipo haya perdido durante su ausencia

El Racing lleva echando en falta a César Díaz mucho tiempo y, sin embargo, tan solo ha faltado "poco más de una semana", asegura. Cayó lesionado en Ponferrada el día que el equipo salió derrotado por primera vez y desde entonces no ha vuelto a ganar. El manchego sufrió una sobrecarga muscular, pero "es probable que hubiese alguna pequeña rotura". Este jueves completó su primer entrenamiento con el grupo y el sábado será titular. Lo mismo da que Viadero mantenga su sistema tradicional o que innove con una puesta en escena novedosa, César jugará de inicio. Su versatilidad le permite hacerlo tanto en "banda como en la delantera".

–¿Le ha dado más guerra la lesión de lo esperado?

–Bueno, en realidad tampoco he estado de baja mucho tiempo; en total ha sido poco más de una semana, lo que pasa es que ha habido tres partidos en siete días y parece más. Es cierto que era una sobrecarga, pero seguramente habría una pequeña rotura y eso ha hecho que se demore algo más. Pero ya estoy bien y sin molestias.

–Se fue usted y el equipo dejó de ganar, ¿qué le parece?

–Son casualidades. Lo mismo si estoy hubiera pasado igual. Ante la Cultural se hizo un partido buenísimo y sólo nos faltó ganar. Todos sabíamos que no podíamos ganar todo. Tuvimos ocasiones para ganar cualquiera de los partidos y no lo conseguimos. Hemos analizado lo que pasó y ahora se trata de recuperar las sensaciones. Ha habido jugadores que han salido al campo y lo han hecho bien, a mí me parece que tan solo nos faltó acierto.

–Regresa y le cambian el planteamiento, ¿qué opinión tiene del nuevo sistema?

–Es una opción y así lo hemos trabajado. Estamos entrenándolo como un plan por si se necesita. El entrenador prepara la estructura y luego somos los jugadores los que tenemos que ponerlo en práctica.

–Usted es como un comodín, ¿Se ve más cómodo en la banda o en la delantera?

–Soy sincero, me da igual. A lo largo de mi carrera he jugado en ambas posiciones por igual. Me encuentro a gusto en la banda derecha, que es donde últimamente estoy jugando más, pero me adapto a cualquier posición.

–¿Cambia mucho el trabajo de los jugadores en el nuevo esquema que baraja el entrenador?

–Realmente no. La gente de arriba más o menos hace lo mismo, quizás puedan tener más libertad a la hora de atacar y defender porque tienen un hombre por detrás. Hay tres jugadores por dentro y eso compensa el centro del campo.

–El Racing lo ganó todo y ahora viaja al campo del Boiro, un recién ascendido, con mucha cautela. ¿Qué ha cambiado?

–Se puede decir que nos hicieron una cura de humildad. Parecía que todo era un camino de rosas y no. Hay que ver cada partido como un reto y pensar que esto es muy largo y necesitamos calma.