Fútbol-racing

"Lo urgente es estar finos de cara a gol"

Viadero junto a Álvaro Peña.
Viadero junto a Álvaro Peña.
  • Viadero, que reconoce que nunca tuvo "una plaga de lesiones como esta", confirma que jugará con "dos puntas"

"Nos gustaría estar más finos de cara a gol", reconoce Ángel Viadero. Con esas palabras resume a grandes rasgos el deseo prioritario del cuerpo técnico. Todo lo que dijo a continuación en su tradicional rueda de prensa de los viernes en La Albericia giró en torno al verdadero caballo de batalla que ha condenado al equipo a una incertidumbre vital. "Si hubiésemos marcado el 20% de los balones que se han estrellado en los palos hubiéramos sumado muchos puntos más y todo sería distinto", añadió. Correcto, pero los postes también juegan. El que conoce al técnico cántabro sabe que sus argumentos no suenan a excusa, pero sí a lamento. Se apresuró a recalcar que la plantilla no sufre de "ansiedad", ese mal al que se recurre muchas veces cuando el equipo no gana –permítase la licencia– precisamente por el exceso de ganas que tiene de ganar. "No estamos preocupados y sí ocupados en mejorar lo que hacemos mal".

Confianza y seguridad. Con estos dos términos trató de disipar las dudas que planean sobre el equipo desde aquella ya lejana derrota en Ponferrada que le cambió el paso a la trayectoria. Desde entonces –seis jornadas han pasado– tan solo ha sumado una victoria, por lo que el bagaje es más que pobre. Sin embargo, Viadero insistió en que "el Racing está bien, está haciendo las cosas bien, pero es que está la Cultural Leonesa, que lleva unos números poco vistos en esta categoría y en cualquier otra, lo desluce todo". A pesar de todo, no estaría de más "mejorar un poco el ánimo global y ganar en confianza colectiva".

Existen varios factores a tener en cuenta ante la visita de este domingo a Mieres; el primero, la hierba artificial del terreno de juego donde se disputará el partido. "Tiene dos metros menos de ancho y de largo que El Sardinero, no es mucho". Resulta llamativo que el Racing no haya utilizado ninguno de sus días de entrenamiento semanal para adaptarse a la superficie, pero el técnico dio una explicación convincente. "El miércoles valoramos acudir, pero la lluvia lo hizo inviable. El jueves decidimos no entrenar para evitar riesgos. Creo que nos hubiera perjudicado más que nada". Será la primera vez que el equipo juegue sobre un césped sintético esta temporada, pero no la última ya que en su visita al Izarra y al Guijuelo también le tocará amoldarse a las peculiaridades del terreno.

Córcoles ha entrenado en solitario toda la semana.

Córcoles ha entrenado en solitario toda la semana. / Javier Cotera

El otro factor con el que Viadero tendrá que lidiar durante una buena temporada será la plaga de lesiones que afecta a los verdiblancos. "Nunca tuve una igual desde que soy entrenador; con tanto operado y tantos contratiempos...". A las bajas ya confirmadas de César, Óscar, Julen y Granero se sumaron estos días Sergio Ruiz, que "mejora pero no podrá entrar esta semana" y Javi Cobo, al que "el pubis le ha dado un respiro y ha pasado la fase aguda de la lesión, pero como es algo tan cambiante y peligroso no se puede decir nada". Las buenas noticias llegaron de la mano de Coulibaly y Córcoles. "Con ‘Couli’ no habrá ningún problema. El jueves le retiramos por precaución, pero estará disponible para el domingo, y con Córcoles habrá que esperar al sábado, pero somos optimistas". En cualquier caso, si superan ambas dolencias, los dos jugadores serán titulares ante el Caudal.

El rival del Racing es un recién ascendido que "tiene recursos con el balón y mantiene la base de jugadores con la que consiguió el ascenso. También cuenta con algunos futbolistas asturianos que han vuelto a su tierra a jugar después de haber militado en categorías superiores", aseguró el entrenador racinguista. Lo que parece tener claro Viadero es que "ninguno de los dos equipos regalará el balón ni querrá quitárselo de encima".

Este sábado habrá lista de convocados y en ella existen muchas posibilidades de que esté Israel Puerto, después de solo cuatro entrenamientos como verdiblanco. "Entrenó a buen ritmo, tiene fatiga pero controlada. Valoraremos el sábado si entra o no". La presencia del último refuerzo verdiblanco no sería descabellada dado que no existe –salvo la versatilidad que ofrece Gándara– un central de recambio en la plantilla.

"Sin pistas al rival"

Con la boca pequeña afirmó el técnico que "el equipo jugará con dos puntas". Después de que "con la otra opción se consiguiera la victoria en Boiro y luego el empate con la Arandina, hay que verla como una alternativa que se tiene ahí, que está entrenada para lo que se necesite, pero en Mieres se volverá a jugar con dos delanteros". Ni los resultados ni por supuesto las lesiones le han permitido mantener su apuesta del sistema 4-3-3. Ante el Caudal volverá el Racing del principio de Liga. Si Viadero confirmó que su equipo jugará con el estilo de juego de siempre, lo que no hizo fue adelantar muchas más cosas. "No voy a dar pistas al rival. Cuanto menos sepan, mejor. Ya saben que vamos a jugar con el 4-4-2 porque lo hemos entrenado toda la semana, pero no hace falta darle más facilidades".

Finalmente, el responsable deportivo de los cántabros salió al paso sobre los tímidos silbidos que sonaron en El Sardinero el pasado domingo cuando el equipo no logró pasar del empate ante la modesta Arandina. "El público del El Sardinero es entendido y experto y no se le puede reprochar nada; nos anima a las mil maravillas y es normal que manifieste lo que quiera". El cántabro añadió que "con lo que ha ayudado al equipo, al público no se le puede decir nada".