fútbol | racing

Un escaparate para La Gradona

Tifo inspirado en la serie ‘Juego de Tronos’, mostrado en el partido de la temporada 2013-14 frente al Oviedo.
Tifo inspirado en la serie ‘Juego de Tronos’, mostrado en el partido de la temporada 2013-14 frente al Oviedo. / Celedonio Martínez
  • La Preferencia Norte prepara un gran tifo para el choque de esta noche

  • La platea más animosa de los Campos de Sport trabaja en secreto y con mimo en un nuevo montaje para la previa del encuentro copero

Fiel en las grandes ocasiones y también en las más modestas, la afición racinguista sabe que la de hoy es una cita muy especial y, además, un gran escaparate, ya que el Racing y todo su entorno vuelven a la primera plana del fútbol nacional. Por eso, La Gradona tiene preparado para la previa del choque de esta noche un tifo que, quienes conocen algún detalle del asunto, afirman que será espectacular. La prueba de fuego será poco antes de las 22.00 horas, cuando todo el montaje saldrá a la luz en la Preferencia Norte de los Campos de Sport de El Sardinero.

Por el momento, tras los vomitorios de ese ala del ‘teatro de los sueños’ racinguista lo guardan con secreto y mimo. Nadie quiere estropear la sorpresa, porque, al fin y al cabo, lo bonito de estas cosas es eso, precisamente: sorprender. Convertir el estadio en un lienzo, como regalo para el resto de racinguistas y para el mundo a través del televisor. Yel orgullo de quienes, por debajo de todo el montaje, sirven de engranaje para que todo salga a la perfección. La Gradona de los Malditos juega su propio partido.

Un tifo –término que procede de la palabra italiana ‘tifosi’ (hinchada)– suele constar de un mosaico, decoración o gran pancarta que cubre una o varias gradas del estadio. Es algo ya habitual en La Gradona de los Malditos, que suele tirar de imaginación, ya sea en choques importantes y de repercusión como el de hoy, o en otros menos mediáticos aunque igual de relevantes en cuanto al resultado para el equipo verdiblanco.

El más reciente data de esta misma temporada, cuando la platea más animosa del estadio verdiblanco sacó una gran fotografía de Jack Nicholson encarnando a Jack Torrance, el protagonista de la película ‘El Resplandor’. Una manera de meter miedo ante la reciente visita del líder, la Cultural Leonesa, a Santander. Por desgracia, los de Rubén de la Barrera se marcharon vivos de la capital cántabra.

«El Rey en el Norte»

Otra gran obra, aunque deslucida por el viento, fue la preparada en coincidencia con la disputa de la primera eliminatoria del play off de la pasada campaña contra el Reus. La afición racinguista desplegó en la zona norte del estadio dos grandes murales, uno con la Torre del Oro de Sevilla y otro con una de las naves con las que el primer Almirante de Castilla, Ramón de Bonifaz, al mando de una flota de trece barcos se dirigió a la capital hispalense tras derrotar en Sanlúcar de Barrameda a barcos provenientes del norte de África. El lema fue «Quebraremos las cadenas». También fue muy destacado el de la visita del Oviedo en la 2013-14, con el mensaje «El Rey en el Norte», evocando a la serie televisiva ‘Juego de Tronos’.

En la historia reciente de la animación racinguista, también ha habido lugar para la innovación. En la temporada 2014-2015, cuando el Racing se jugaba la permanencia en Segunda División frente a la Ponferradina, La Gradona preparó un tifo compuesto por una especie de polvos de color blanco y verde, inspirado en la tradicional fiesta india del Holi.

La de hoy puede ser otra cita para la historia y, como tal, la prepara la afición racinguista, que quiere que su club vuelva a dar una gran imagen cuando el fútbol nacional vuelva a poner sus ojos sobre los Campos de Sport de El Sardinero.