fútbol-racing

"Creo que el parón nos ha venido bien"

Ángel Viadero da instrucciones a sus jugadores, con Samuel Llorca detrás.
Ángel Viadero da instrucciones a sus jugadores, con Samuel Llorca detrás. / Javier Cotera
  • Viadero está satisfecho con la vuelta de su equipo tras las vacaciones, reconoce que este mes de enero es muy importante y a sus jugadores que se centren, únicamente, en el Palencia

La entrada de un nuevo año siempre trae cambios. O, al menos, propósitos de mejora. En el ser humano moderno, lo de apuntarse al gimnasio, dejar de fumar, aprender inglés o ser mejor persona es lo más recurrente tras las doce uvas. En el fútbol –en el de los adultos, en la base deberían imperar otras cosas– lo importante es el resultado. Y en los Campos de Sport el único destino posible es el ascenso. El Racing terminó 2016 con el gancho. Las piernas muy pesadas y la mente colapsada por el esfuerzo, los percances y la ambición. Por eso, las vacaciones navideñas fueron bienvenidas. El entrenador verdiblanco, Ángel Viadero, lo reconoció ayer en la rueda de prensa previa al choque de mañana frente al Club Deportivo Palencia. El primero de la segunda vuelta. El primero de 2017: "Sinceramente, creo que el parón nos ha venido bien. Después de tantos meses acumulados, creo que viene bien a nivel físico, pero también a nivel mental. Y a los jóvenes también les va a venir muy bien. Ese plan de choque de desconectar, para asimilar lo que nos viene por delante. Les va a venir fenomenal".

Sus futbolistas, a priori, han cumplido durante el receso festivo. "El equipo ha venido francamente bien. Todos correctos. Han tenido un trabajo alternativo durante estas vacaciones y la verdad es que han demostrado que están bien. Hemos entrenado todos los días de la semana a un ritmo alto salvo hoy –por ayer–. No hay ninguna secuela ni fatiga ni nada por el estilo". Por lo tanto, los ingredientes están para que el Racing recupere sus mejores sensaciones. Todos, menos el ansiado delantero, al que aún habrá que esperar. Pero el físico y la saturación anímica y mental ya no sirven como excusa.

El Palencia pondrá a prueba el verdadero estado racinguista. Un equipo que no tiene nada que ver con el que pasó por los Campos de Sport allá por el mes de agosto. "Va a ser diferente a lo que nos encontramos en la primera vuelta, porque entonces era un equipo en formación. Ahora sí han tenido más tiempo de adaptación colectiva que el que tuvieron contra nosotros en la primera jornada".

Dentro del análisis que, esta vez sí, Ángel Viadero ha podido realizar de su rival, el míster de Canalejas destaca que se trata de "un equipo experto y que trabaja bien". "Les gusta tener la pelota y les gusta jugar desde atrás, porque saben que el balón cobra un valor muy importante en su potencial como equipo", añadió el entrenador cántabro. Un rival "que te puede confundir, porque llevan un buen ritmo, pero hay un tramo final del campo en el que pueden acelerar. Tiene jugadores con mucha experiencia, capaces de tener esa dosis de velocidad y pausa en la parte final". En definitiva, el Palencia aspira cada partido a jugar "a un ritmo determinado, en el que está cómodo". Así que el antídoto verdiblanco está claro:"Intentaremos que no cojan ese ritmo que a ellos les interesa". El deseo de Viadero es "arrancar la segunda vuelta haciéndolo bien y superándolos".

Como siempre, cada vez que se pone a tiro un contrincante a priori más débil, el principal temor es caer en la relajación. En dar por ganado el partido sin haber pasado Osorno. Al Racing le viene una cuesta de enero más pronunciada que la subida a Los Machucos, y el técnico santanderino quiere concentración máxima y hacer las cosas en el orden que ha estipulado el capricho de la competición. "Tenemos un calendario, donde dos de los rivales más cercanos son los que tenemos inmediatamente detrás en la clasificación, como el Celta B y el Pontevedra. Y vamos a recibir al Racing de Ferrol. A priori son de los equipos duros. Pero antes tenemos al Palencia, que es en lo que estamos centrados", comentó. Y echó mano del pasado reciente para apoyar su argumento: "La experiencia nos dice que, si miramos la primera vuelta, la mayoría de los puntos que hemos perdido ha sido con equipos que están abajo. Si hubiésemos sido capaces de ganar en Somozas o en Mutilvera o de evitar los empates que hemos tenido en casa o la derrota ante el Coruxo, tendríamos los mismos puntos que el líder".

"Empieza el invierno"

Entre tos y tos, Viadero fue contestando a las preguntas de la prensa. Al míster de Canalejas le ha atacado el virus que anda haciendo maldades entre la salud de muchos cántabros. "Empieza el invierno", comentó. Y si en las Instalaciones Nando Yosu de La Albericia hace frío estos días, con su gélido microclima que parece un mundo aparte del resto de la ciudad, lo que el Racing y el millar de aficionados que le acompañe hasta La Balastera no es ninguna broma. Una temperatura cercana a los cero grados según las últimas predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología. A las 18.00 horas, ya de noche. Ropa de abrigo en abundancia. Viadero, que aseguró su presencia pese al catarro, restó importancia a los elementos: "Las condiciones climáticas son las que son. Tenemos que jugar con lo que toque, con el frío que creemos que va a hacer. Aquí también ha bajado la temperatura. Hay matices a tener en cuenta. Tanto los campos como la meteorología van a estar ahí. Tenemos que ir a competir". Y punto.

"Empieza el invierno", dijo el técnico sobre su tos y sobre las bajas temperaturas. Aunque el Racing intentará, a pesar del frío, adelantar su primavera. Intentar florecer tras el parón invernal. Ese que su entrenador cree que les ha venido bien. Suenan trompetas de remontada y esta empieza mañana, en Tierra de Campos. Otra oportunidad para seguir recortando puntos a una Cultural Leonesa que se mostró intratable hasta el último choque de 2016. Quizá el turrón no haya sentado tan bien a orillas del río Bernesga. Y en el fútbol, las indigestiones de los enemigos son para sacarles un buen provecho.