fútbol-racing

33 fichajes en un año y medio

Héber Pena, Julen Castañeda, Dani Aquino y Raúl Domínguez, los cuatro primeros en llegar en verano de 2016.

Héber Pena, Julen Castañeda, Dani Aquino y Raúl Domínguez, los cuatro primeros en llegar en verano de 2016. / Javier Cotera

  • Desde su último descenso a Segunda División B el Racing ha reestructurado su plantilla al completo en dos ocasiones

Exactamente 33 fichajes en una temporada y media. Desde la época de Harry el Racing ha tomado como costumbre cambiar su plantilla por completo.Los dos fracasos consecutivos de las dos últimas temporadas, no parecen haber enseñado nada y el Racing posterior a la liberación sigue jugando a los fichajes hasta convertir la de futbolista verdiblanco en una de las profesiones con mayor tasa de reposición de la historia laboral.

Antonio Martínez Fernández (Turón, 1953), llamado a ser el nuevo director deportivo del Racing –aunque el club sigue sin comunicar nada de forma oficial– tiene el difícil cometido de terminar con una deriva que ha puesto incluso en entredicho la reivindicada política de cantera. Esa misma que desmintió el fichaje de Leonel Bontempo.

Si Ángel ‘Harry’ Lavín emuló al más desatado Jesús Gil de los noventa con una espídica política de fichajes, la actual directiva ha conseguido terminar con muchos dejes, pero no con el trasiego de idas y venidas estivales y navideñas. El descenso a Segunda B obligó a reestructurar la plantilla con un proyecto fallido y al año siguiente los verdiblancos han dado de nuevo la vuelta completa a su plantel.

En verano se anunció una plantilla corta para propiciar el ascenso de los canteranos, pero cada vez que ha surgido un contratiempo se ha salido al mercado para sumar nada menos que cinco fichajes invernales (seis, si se suma Bontempo para suplir al lesionado Julen).De hecho, dos cántabros, Laro Setién ySergio Camus, han tenido que dejar el Racing a petición propia –el segundo como cedido– por la falta de oportunidades.

Constante desfilar

En resumen, el Racing sale a cerca de fichaje y medio mensual, un promedio imposible si se tiene en cuenta que el mercado sólo se abre los meses de verano y en enero. Hasta 51 futbolistas han vestido la camiseta del club en partido oficial durante la última temporada y media (cuando debute Beobide se llegará a la treintena este mismo curso) y si no se tiene en cuenta a los canteranos sólo Borja Granero lleva más de año y medio en una plantilla que se reinicia año tras año sin que se haya puesto en marcha un proyecto con poso.

Esta es la situación que se encontrará Pachín, que desvinculado hace algo más de un mes del Villarreal ya viaja incluso con la directiva a los partidos (así lo hizo el domingo pasado en Burgos) mientras el Racing sigue sin oficializar su contratación. El principal problema, al margen de que el perfil del asturiano convenza o no a la masa social, es el momento en que se incorpora al secretario técnico. Justo cuando acaba de cerrarse el mercado y ya sin posibilidad de reforzar la plantilla.

Cualquier proyecto de futuro exige trabajo a largo plazo, pero el veterano técnico estará condicionado por las circunstancias de un Racing que no sabe en qué campaña militará la próxima temporada. Todo ello si se cumple lo que ya es un secreto a voces, porque a pesar de que la directiva viaja a los partidos con él, a pesar de que estuvo en el palco de El Plantío y de que el Racing no niega –reconoce incluso– que es el elegido, sigue sin firmar el contrato ni comunicar nada oficialmente. Y todo a pesar de que Pachín ya es libre desde finales del año pasado para firmar cualquier contrato.

Estructura

La llegada de Pachín tiene como objeto dotar de estructura y músculo técnico al club, en el que el presidente, Manolo Higuera, su grupo de confianza y ahora el entrenador, ÁngelViadero, han sido los responsables de la intensiva política de fichajes. La recuperación de una figura tan habitual en otros clubes devolvería normalidad al Racing, al menos en el corto plazo, con el veterano técnico, aunque a medio y a largo el club deberá pensar en otra figura que dé continuidad a su trabajo.

De momento, el Racing mantiene su interinidad en la dirección deportiva, que ya dura año y medio desde la llegada de la anterior directiva (el periodo de sus 34 fichajes) y se prolonga más aún en el tiempo si se tiene en cuenta el tiempo transcurrido desde la liberación del club en enero de 2014 y la última etapa de Ángel ‘Harry’ Lavín.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate