Aquino, racinguista hasta 2018

Aquino seguirá un año más en el Racing.
Aquino seguirá un año más en el Racing. / Javier Cotera
  • Amplía su contrato de manera automática, independientemente de que el equipo ascienda o no, tras sumar más de 25 partidos oficiales

Dani Aquino seguirá en el Racing un año más. El murciano y el club pactaron una renovación automática de su contrato en el momento en que sumase 25 partidos oficiales y el delantero ya ha coumplido con creces el cupo: 23 de Liga y cuatro de Copa. De esta manera, el futuro más inmediato del goleador se encuentra ligado al equipo cántabro, al menos la próxima temporada. Además, para la prolongación de dicho contrato no se exige que el club se encuentre en ninguna categoría concreta. Es decir, que la renovación será efectiva independientemente de que se ascienda o no a Segunda División.

La noticia despeja las dudas sobre la continuidad de uno de los jugadores más importantes de la plantilla, por quien varios clubes preguntaron a medida que se fue acercando el mercado de invierno. Su espectacular capacidad goleadora suscitó la atención de los responsables de algunos equipos de categoría superior y los rumores sobre una posible salida se dispararon. Con este trámite se cumple una de las directrices que la política de fichajes de la directiva se marcó el pasado verano y que responde a un deseo de mantener a los buenos jugadores, sobre todo si se consiguiese el tan ansiado objetivo.

Este argumento, utilizado en los contratos de varios de los compañeros del delantero, sirvió también para aumentar el atractivo y convencer a Aquino de que de entre las ofertas que barajó el pasado verano se decantara por la racinguista. El Racing, al no poder competir con propuestas más apetecibles en lo económico decidió incorporar la posibilidad de una renovación automática por objetivos, circunstancia que le aportaría estabilidad al jugador.

De esa manera, el pasado mes de julio, la directiva verdiblanca anunció el fichaje del ‘nueve’ murciano, algo que sorprendió dado el curriculum del futbolista. La apuesta de Aquino por venir al Racing pese a dar un paso atrás y renunciar a jugar en Segunda parece haberle salido bien tanto al delantero como, por supuesto, al Racing. Su último año en el Numacia no fue nada positivo para una carrera en la que podía presumir de haber encandilado a Simeone en el filial del Athletic de Madrid, incluso después de debutar con el primer equipo colchonero y de atesorar varias temporadas en Primera y Segunda con el Murcia. Apareció en Santander y durante el primer tercio de Liga y sus goles mantuvieron al Racing en el liderato. Aquino lleva 12 tantos en el campeonato, lo que le coloca como el segundo máximo artillero de su grupo. Su dinamismo y sacrificio en el terreno de juego, al margen de la calidad que ha demostrado, le han convertido en el jugador franquicia.

Sin embargo, precisamente su renovación automática se cumple en el momento más bajo del delantero, fundamentalmente por la sequía goleadora que arrastra. Después de su eficacia y efectividad resulta raro que el murciano sume cinco jornadas sin marcar, algo inédito en la temporada. Su último gol data del 4 de diciembre, cuando su tanto fue decisivo para ganar en El Sardinero al Guijuelo, o lo que es lo mismo, lleva siete jornadas sin puntería. El equipo ha sufrido esa alarmante sequía del mismo modo que lo acusó en aquel mes de noviembre en el que no por falta de ocasiones, pero sí de contundencia, el murciano se fue para casa sin anotar un tanto en tres partidos. Han sido sus dos lunares en una campaña soberbia hasta el momento. Sin embargo, a pesar de que su efectividad es uno de los pilares del Racing, su trabajo y capacidad de liderazgo le convierten en «un jugador extraordinario e indispensable», según ha repetido en varias ocasiones su entrenador, Ángel Viadero.

La llegada de dos delanteros en el mercado de invierno, Carlos Álvarez y Abdón Prats, que además han aterrizado con buen pie ya que ambos han sumado un gol cada uno y en ambos casos fue decisivo para sumar la victoria –el primero en Pontevedra y el segundo en Burgos– ha ayudado a repartir la responsabilidad y la presión. El futbolista no quiere demostrar su preocupación por la falta de gol, pero es obvio que su carácter y ambición –según reconocen en su círculo íntimo– le empuja a salir de esta ‘minicrisis’ cuanto antes.

No obstante, sus números son incontestables y en el cuerpo técnico confían en que recupere su olfato ahora que el equipo comienza el tramo más importante de la temporada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate