fútbol-segunda b

Duelo por el liderato a partes iguales

Sergio Ruiz (izquierda) y Mikel Santamaría, durante un entrenamiento de esta semana en La Albericia.
Sergio Ruiz (izquierda) y Mikel Santamaría, durante un entrenamiento de esta semana en La Albericia. / Andrés Fernández
  • Aquino, Álvarez y Miguélez, opciones para una banda derecha sin Óscar ni Santi Jara

  • El Racing tiene la posibilidad de arrebatar el primer puesto a la Cultural Leonesa venciéndole en su propio estadio

"Vamos a ganar". El mensaje de Ángel Viadero sonó alto y claro. El partido de hoy no es apto para las especulaciones, más si cuando tu condición es la de perseguidor y no la de líder. El Racing depende de sí mismo para tomar el mando del grupo, ocupar la posición que busca desde el mes de agosto y asestar un golpe definitivo a su máximo rival. Si el Racing le arrebata el primer puesto a la Cultural en su campo habrá ganado varias batallas.

Por eso el equipo de hoy mirará hacia delante y no atrás. Necesita ganar. Aquino y Prats serán la referencia sobre el campo; ambos están en un momento dulce y los dos de entrada serán los encargados de fijar la defensa del rival. Solo la inoportuna baja de Santi Jara podría mandar a la banda a Aquino, en busca del beneficio colectivo, y desmontar una pareja que se encuentra en racha. A Viadero tan solo le falta el naipe de la banda derecha para tener una mano de cartas inmejorable. La de Aquino es una opción, la otra sería darle galones a Pau Miguélez o desterrar de su hábitat a un Carlos Álvarez que donde realmente hace daño es cerca del área. Cualquiera de las tres alternativas es valida, pero no es menos cierta que con cada una de ellas el Racing paga un tributo sin contar con el alto peaje que ya ha pagado al quedarse sin el manchego. Hasta minutos antes del partido no se desvelará esta incógnita que, además de porque Viadero acostumbra a ser así, el secreto no es más que una forma de no darle pistas a la Cultural.

En el resto de posiciones, el equipo no variará mucho. Vuelve Córcoles después de recuperarse de sus molestias musculares. El regreso del capitán es una buena noticia ya que además de su rendimiento deportivo, su carácter en un partido como el de hoy se agradecerá en el equipo. El damnificado es otra vez Gándara, que pese a cumplir con garantías cuando se le ha necesitado perderá hoy su puesto. La retaguardia la completarán Julen Castañeda, en el lateral izquierdo, y la pareja de centrales, Llorca y Santamaría.

En el centro del campo parece que Viadero tiene ya lo que quería; la posibilidad de contar con Jagoba a pleno rendimiento permite contar con la creatividad de Álvaro Peña al 100%. El vizcaíno juega con la espalda cubierta y eso hace que el grupo tenga más opciones en ataque. La pareja de pivotes se complementa y hoy, además, tendrá que multiplicarse para superar a un centro del campo con Yeray, Ortiz o Antonio Martínez –de los tres uno sobra–, posiblemente uno de los mejores de la categoría. En la banda izquierda es donde no hay dudas. Héber Pena ha vuelto para ganarse el puesto. El gallego pasa por un momento muy atractivo, en lo individual y, por consiguiente, en lo colectivo. Su verticalidad y descaro vuelven a ser las armas de un Racing que mucho de su peligro radica en lo ancho y largo que haga el campo. Con Pena en buen estado, los verdiblancos se aseguran un puñal y un asistente para Prats. Precisamente el balear será clave en un choque como el de hoy. Su fútbol de área y su trabajo en la presión pueden ser determinantes para cortar el suministro a una Cultural a quien le gusta salir desde atrás con al pelota.

No hay que olvidar que en El Sardinero, los leoneses sufrieron porque no fueron capaces de tener el balón. Claro está que para quitarle la pelota al líder en su casa hay que derrochar esfuerzo y valentía, pero el Racing con 4.000 aficionados en la grada no puede ni debe especular. La Cultural por su parte recupera a Gallar, un peligro más a añadir, y su entrenador aún no ha desvelado quién jugará en el centro del campo: Ortiz, Yeray o Martínez.

Se enfrentan dos formas distintas de hacer fútbol. Si por un lado, la Cultural busca combinar y tener la pelota el mayor tiempo posible, el Racing no quiere ser más que práctico. Los dos tienen unos números espectaculares; los leoneses son los más goleadores con gran diferencia y los verdiblancos los menos goleados.

Los locales asumen riesgos porque confían en marcar, los visitantes rentabilizan como nadie los pocos tantos que anotan. La presión que el uno somete al otro es probable que haya facilitado que los registros de ambos sean inigualables. En cualquier caso, todos estos argumentos no van más que a contribuir en que el espectáculo sea mayor. Difícilmente puede el público ver un partido mejor que este en Segunda B. Toca disfrutar de él.

«El Racing es el mejor equipo de la categoría en las áreas», aseguró Rubén de la Barrera, entrenador de la Cultural Leonesa hace unos días. Es cierto que en un duelo como este nadie quiere ser favorito y el deseo del técnico fue quitarse parte de la presión. No obstante, el mercado de invierno ha puesto las cosas en su sitio. Con un Iván Crespo a un nivel espectacular, la llegada de Prats y la recuperación de Aquino convierten a los tres jugadores en insustituibles. Llega la hora de demostrarlo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate