Arriba, dos de los cinco que llegaron en el mercado invernal, Abdon Prats y Carlos Álvarez. Abajo, los que se fueron, Coulibaly y Caye Quintana.
Arriba, dos de los cinco que llegaron en el mercado invernal, Abdon Prats y Carlos Álvarez. Abajo, los que se fueron, Coulibaly y Caye Quintana. / DM .

fútbol-segunda B

La nueva delantera triplica la producción

  • El mercado invernal le ha sentado bien al Racing, con unos fichajes en ataque que han visto puerta con más asiduidad

  • Carlos Álvarez y Abdón Prats suman nueve goles desde su llegada frentea los tres que anotaron sus predecesores, Caye Quintana y Coulibaly

El Racing acabó la primera vuelta del campeonato en segunda posición, con cinco puntos de desventaja con respecto al entonces líder, la Cultural Leonesa. Sin embargo, el técnico, Ángel Viadero, y el Consejo de Administración sentían que algunos engranajes del equipo no estaban funcionando como se esperaba. Hubo seis salidas. Y se produjeron cinco llegadas durante ese mercado invernal. El tiempo y el rendimiento racinguista parecen haber dado la razón a los movimientos. La delantera sufrió una remodelación prácticamente integral. Una maniobra que ha permitido que el máximo goleador verdiblanco, Dani Aquino, reparta la responsabilidad en el área rival con sus nuevos compañeros. Al menos, los números dicen que los nuevos atacantes del Racing tienen más gol que sus predecesores. Los que se fueron dejaron tres tantos. Los que llegaron ya llevan nueve. El ataque triplica la producción.

Caye Quintana fue el primero en salir. El onubense, una petición expresa de Ángel Viadero, no cumplió con las expectativas. Su falta de carácter sobre el césped no cuajó con el estilo de juego racinguista y la afición verdiblanca acabó perdiendo la paciencia con el delantero, procedente en verano del Valladolid B. Disputó un total 898 minutos, repartidos en 18 encuentros de Liga –nueve de ellos de titular–. Su balance fue de únicamente dos tantos. El primero lo marcó en la jornada 9, contra el Tudelano, en la victoria verdiblanca por dos goles a uno. Dos semanas después volvió a ver puerta contra la Cultural Leonesa. El choque terminó con empate a uno. Además, anotó un gol en Copa, en el enfrentamiento contra el Llagostera. El andaluz parece vivir ahora un mejor momento de forma en el Mallorca B, del grupo III de Segunda B, donde suma tres goles en ocho partidos.

Por su parte, Mohamed Coulibaly salió del Racing el último día del mercado invernal. El senegalés, después de una campaña más que aceptable en la que anotó ocho tantos, empezó el presente curso como titular. Marcó un golazo en la tercera fecha frente al Pontevedra, pero poco a poco fue perdiendo la confianza del entrenador. Nadie pudo criticar su actitud, aunque el nivel mostrado pasó por muchos más bajos que altos y eso que en Boiro fue el mejor del equipo. La llegada de Carlos Álvarez y Abdón Prats en el mercado invernal forzaron la salida definitiva del atacante africano. Esta campaña disputó 846 minutos en 19 encuentros –siete de ellos como titular–, con un solo gol en su haber. Recientemente firmó por la Unión Deportiva Logroñés, del grupo II de Segunda B, para el tramo final de la temporada.

Con estas cifras, Ángel Viadero tenía claro que hacía falta más dinamita en la delantera. Había una lista de jugadores en la que la primera opción del míster siempre fue Abdón Prats. Tras un largo periodo de negociaciones, el balear se desvinculó del Mirandés para llegar a Santander y, de momento, el desembarco ha merecido la pena. Prácticamente desde su llegada y después de pasar media temporada casi en blanco en Anduva, vive un idilio con el gol. Ha marcado seis en diez encuentros. Se estrenó en El Plantío contra el Burgos. Le hizo un doblete a Osasuna B, pese a que falló un penalti. Y posteriormente vio puerta contra Tudelano, Ponferradina y Coruxo. Un gol cada 127 minutos. Con él, el Racing ha ganado en capacidad de trabajo en la zona de ataque, un mejor juego aéreo y potencial en el remate.

Carlos Álvarez es un jugador oportunista. Al asturiano le hace falta muy poco para sacar petróleo dentro del área. Llegó a los Campos de Sport casi por sorpresa, después de vivir a la sombra del exracinguista Dioni en el Fuenlabrada. Y con Abdón Prats y Dani Aquino en un gran momento de forma, no le ha quedado más remedio que asimilar el rol de revulsivo. El caso es que ese papel lo está aprovechando con creces. En diez 'ratucos' ha marcado tres goles. De hecho, lo suyo fue llegar y besar el santo. Arribó un viernes a Santander, fue presentado, entrenó el sábado y se subió al autobús en dirección a Pontevedra. Saltó en los últimos compases del encuentro de Pasarón y el primer balón que tocó lo alojó en la portería rival para darle los tres puntos al Racing. Al ‘guaje’ le hace falta menos de un partido para hacer diana: un gol cada 77 minutos. Y si no, también tiene la capacidad de cambiar el devenir de un encuentro sin marcar, como hizo el pasado domingo en Coruxo. Su salida en los últimos minutos permitió al equipo cántabro dar un paso hacia delante y asediar a su rival, al que acabó batiendo con un tanto de Álvaro Peña en el minuto 87.

Aquino, una constante

El Racing ha pasado de marcar 1,3 goles por partido en la primera vuelta a superar el 1,5 de promedio en los trece encuentros que van desde el paso del ecuador liguero. Dani Aquino ha sido, salvo en un tramo de sequía de nueve encuentros, una constante en la faceta goleadora racinguista. De hecho, en la primera vuelta la dependencia del Racing con el jugador murciano fue brutal. En 19 encuentros, el ‘Torito’ anotó doce de los 25 goles que hizo el equipo. Prácticamente la mitad. Ahora, el ariete sigue sumando y marcha tercero en la clasificación de artilleros con 17 dianas –por detrás de Borja Iglesias (25) y Benja (19)–, pero ya no tiene que echarse el equipo a la espalda para introducir el balón en la meta rival. En los trece encuentros de la segunda vuelta, Dani Aquino ha marcado cinco goles. Su ritmo ha descendido ligeramente, pero su influencia en el juego de ataque, no. Lógicamente, la delantera racinguista también se vio mermada por la grave lesión de César Díaz. El albaceteño sumaba tres tantos en once partidos antes de su baja.

Las goleadas ante Osasuna B, Ponferradina y Somozas han permitido al Racing maquillar su bagaje goleador. Durante mucho tiempo, el equipo cántabro tenía unos números de tantos marcados similares a los de los equipos de la parte media de la tabla. Los de Viadero han conseguido enderezar el rumbo en ese aspecto y ya son el tercer conjunto más letal en el área rival, con 45 tantos. Siguen lejos de sus predecesores, Cultural Leonesa (70) y Celta B (58), pero ya han alcanzado guarismos más acordes a sus aspiraciones. Aunque, lo cierto es que la producción ha sido suficiente gracias a la fortaleza defensiva, que ha convertido a la zaga verdiblanca en la menos goleada del fútbol nacional.

Dicen que "goles son amores" y el Racing, en el mercado invernal, encontraron a dos futbolistas con más éxito para ‘ligar’ en el área que sus dos antecesores. Abdón Prats y Carlos Álvarez están en racha y se acerca el momento clave de la temporada. Al equipo cántabro le vendrá bien.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate