"¿Quién será campeón? Con el corazón, el Racing; pero con la cabeza, el Celta B"

fotogalería

El Celta B supera en el golaverage particular al Racing después de ganar en El Sardinero 0-1. / Javier Cotera

  • El entorno racinguista ve capacitados a los verdiblancos para no perder más puntos, pero también a los celestes. La Cultural, descartada por unanimidad

«Con el corazón, el Racing; con la cabeza, el Celta B». Esta fue la respuesta más repetida en el sondeo que El Diario Montañés realizó ayer entre varios grupos del entorno racinguista y que giró fundamentalmente alrededor de una pregunta: ¿Quién quedará campeón de Liga en el Grupo II de la Segunda B? Entrenadores, exjugadores del conjunto santanderino, aficionados... Todos ven capacitado a su equipo para sumar los 18 puntos que restan para poner punto y final a la fase regular, el problema es que también piensan lo mismo del Celta B. El resultado no tiene dobleces; existe casi unanimidad en otorgar la vitola de favorito al equipo gallego, así como nadie duda de las posibilidades reales del propio Racing, a quien la dinámica positiva y sobre todo su fortaleza defensiva le colocan como un candidato perfecto, pero siempre con permiso de que el filial celtiña baje la guardia. En lo que hay pleno absoluto es en que la Cultural Leonesa ha dejado escapar sus posibilidades y la pérdida de la inmensa ventaja de puntos de que gozaba así como del liderato le ha convertido en el peor posicionado de los tres equipos para la obtención del título.

Entre los exjugadores racinguistas; Antonio Ruiz 'Piru', Paco Liaño, Juan Carlos García, Emilio Amavisca y Santi Gutiérrez Calle existe quorum, pero con matices. «El Celta B es el que mejor fútbol está haciendo», asegura 'Piru', que coincide exactamente con buena parte de sus compañeros. Hay quien va más allá en sus argumentos y justifica plenamente el favoritismo de los gallegos. «No es un filial al uso. Es un equipo que quiere subir y que pertenece a una entidad con dinero y eso se nota. No responde a esa filosofía de equipo de formación que suelen ser los filiales», advierte Liaño. En un estadio intermedio se sitúan Gutiérrez Calle y el que fuera uno de los capitanes del Racing de los ochenta, Juan Carlos García. «Los veo a los tres tan igualados que nadie sabe lo que puede pasar», señala este último. Sin embargo, el que fuera el 'jefe' de las secciones inferiores del conjunto verdiblanco durante varias décadas no lo tiene nada claro. «El problema es que veo a los dos equipos, el Celta B y el Racing, plenamente capacitados de sumar todos los puntos que restan. Sinceramente espero que a los gallegos se les atragante algún partido. El Racing después de ganar en Coruxo se ha quitado un problema de encima». Ahora bien, Amavisca es el que más se desmarca del grupo. El laredano cree ciegamente «en el Racing como campeón». No niega «la trayectoria inmaculada y en ascensión que lleva el Celta B», pero para el pejino, el conjunto gallego «es un equipo de chavales al que le va a poder la presión. Su máximo objetivo no es ascender y sí pasar al primer equipo y yo creo que al final será el Racing el no pinche».

Desde luego, la opinión de Amavisca es la más esperanzadora y el que fuese campeón olímpico en Barcelona 92 aporta una razón más para confiar en los cántabros. «Lo más importante es que no le marcan goles. Un equipo al que es tan difícil hacerle un gol tiene mucho ganado en un final tan apretado». El grupo de exjugadores tiene fe en que «el Racing pueda sumar a lo efectivo que es su mayor experiencia», según insiste Amavisca. Algunos de los encuestados hablan con conocimiento de causa. Ellos mismos vivieron un varios finales de infarto en diversas temporadas y reconocen que «el equipo que se juega algo, la mayoría de las veces termina ganando». Al hilo de esta afirmación -en la que coinciden todos-, surge el calendario como una de las variables que más condicionan el resultado final. Los rivales que los tres equipos -Racing, Celta B y Cultural Leonesa- tienen en las seis jornadas que restan pueden desnivelar la balanza para un lado o para otro. En este sentido, el otro grupo de encuestados compuesto por Javier Noriega, José Ángel Peláez, Javier Menéndez Llamazares, Bernardo Colsa, Juan Calzada o Pedro Cava -bajo su condición de socios, accionistas o aficionados- recalca que «los gallegos tienen emparejamientos más asequibles. No se enfrentan a ningún rival directo y casi todos sus rivales son de la parte baja», explica Calzada. En este capítulo, «el que más difícil lo tiene es la Cultural Leonesa. Juega ante el Pontevedra y el Valladolid B que se están jugando mucho y todo ello le llega en una dinámica un tanto negativa», recuerda Peláez, presidente de la Federación Cántabra de Fútbol. «El Racing -añade Llamazares- tampoco tiene contrarios muy comprometidos. Yo pienso que el que no pinche de los dos, Racing y Celta B, quedará campeón, porque realmente no veo a la Cultural sumando los 18 puntos que quedan por disputar».

Psicología y estadística

Verdiblancos y celestes son ahora los dos equipos que lideran la clasificación, después de que los leoneses hayan perdido el paso. «Precisamente esa derrota del otro día frente a los gallegos les va a pesar. Son muy orgullosos y después de haberlo tenido en la mano ahora ven que se les escapa», aclara Cava, presidente de la Peña Aúpa Racing. Las razones y los argumentos que le dan alguna posibilidad más al filial celtiña tienen nombre propio: Borja Iglesias. «Tienen un delantero 'Top'; un jugador que puede meter 25 goles y eso marca la diferencia», asume Calzada. La presencia del atacante celeste es una «auténtica pesadilla. Creo que tiene cuatro tarjetas amarillas y ojalá le saquen la quinta y se pierda algún partido», aventuraba Noriega, abogado y uno de los aficionados racinguistas que más acciones del club tiene en propiedad. «Yo veo con posibilidades reales a ambos, así como apoyo la teoría que señala que la Cultural Leonesa se ha quedado sin gasolina en el peor momento». Los datos son fríos, pero no admiten muchas dudas. La Cultural Leonesa, ahora tercero, llegó a tener más de doce puntos de ventaja sobre el Celta y diez sobre los racinguistas y se han plantado a seis partidos del final de Liga como perseguidor y no como perseguido. «Eso es algo que le va a pesar. No es lo mismo venir de atrás con la moral que ir todo el año arriba y ahora perderlo».

La experiencia, el calendario y el aspecto psicológico; existen distintos factores que pueden determinar el comportamiento de un grupo en un final tan apretado como el que se avecina. En el último de los apartados, el que incide en el estado anímico, «el Racing está muy fuerte. Compite de un modo brutal; no da nada por perdido y siempre termina sacando algo y sumando los partidos. No es menos cierto que hay ocasiones que nos hace sufrir, pero es infalible», recalca Calzada. En eso coincide con Amavisca, que bajo sus perspectiva de futbolista ve clave «lo difícil que es ganarle. Como bloque es un equipo muy compacto, sin fisuras y con una pegada muy eficaz». En cuanto a puntería se puede decir que el Racing y el Celta B, a estas alturas, no tienen problemas. «La Cultural tiene que estar tocada -añade Noriega-. No es fácil ver su situación. Eso es algo que puede pasar factura en la mente de los jugadores, a pesar de ser un equipazo».

El sentimiento y el deseo del racinguismo se ve traicionado por la racionalidad; no se puede hacer el avestruz y a la trayectoria que los gallegos están protagonizando es muy complicado encontrarle un traspié. «Nadie contaba con ellos y ahora, de repente, están ahí. Mirábamos la clasificación todos los domingos y nos fijábamos en los dos primeros y ahora ha llegado el tercero y se ha colocado líder», admite Juan Carlos García. Por cosas como estas, los celestes van sobrados en cuanto a moral.

No obstante, existe una parcela que el actual líder del grupo no puede estirar mucho mas: la estadística. «Lleva seis victorias consecutivas y ganar otros seis partidos es algo tremendamente difícil de creer. La estadística dice que nadie ha ganado doce partidos consecutivos, ni siquiera el Real Madrid o el Barcelona. Tarde o temprano empatarán y el Racing lo aprovechará», explica profundamente convencido Bernardo Colsa, aficionado, socio y accionista del club. En esta línea piensa Santi Gutiérrez Calle, para quien el Racing «tiene serias posibilidades de sumar los 18 puntos. En mis cuentas no está que el equipo de Viadero ceda con los rivales que le quedan. No realiza un fútbol vistoso, pero sí es tremendamente eficaz».

¿Presión? El Racing está obligado a ascender, la Cultural Leonesa es un grupo en el que sus dueños han apostado este año por lograr el éxito y el Celta B, pese a que la entidad gallega ha invertido más que de costumbre, es a priori el conjunto que menos obligaciones tiene. En este sentido, los verdiblancos «no pueden dejar escapar como el año pasado la oportunidad. Es cierto que fueron campeones y no lograron sumar una victoria más, pero este año las sensaciones son otras. Muy distintas», insiste Llamazares. Peláez, por su parte, recuerda que «el fútbol le debe una al Racing», aunque su postulado responde más al sentimiento que a una realidad más que tozuda. En confianza está claro que los supuestos ¡chavales! del Celta B van en cabeza, pero en necesidad no. «Una temporada más en Segunda B puede resultar fatal para el Racing. Los jugadores cuando fichan por este club saben a qué vienen y los directivos han hecho lo que tenían que hacer para reforzar el equipo. Al final será el Racing el que ascienda», concluye Cava.

Quedan seis jornadas, seis batallas y seis partidas de ajedrez en las que el que no sepa mover sus fichas lo pagará muy caro. «El Racing ha llegado muy fuerte al momento cumbre y eso es lo más importante. Es lo que ha buscado el entrenador durante toda la temporada así que habrá que confiar», remata Noriega.