racing

"Me siento como un sustituto, pero eso significa que cuento para el míster"

Sergio Ruiz casi con toda seguridad será el encargado de ocupar el puesto de Jagoba si se confirma la lesión                            del vasco. :: javier cotera
Sergio Ruiz casi con toda seguridad será el encargado de ocupar el puesto de Jagoba si se confirma la lesión del vasco. :: javier cotera
  • El canterano admite de buen grado ser el comodín: «Salí cuando se lesionó Granero, Santi Jara y ahora Jagoba... Eso sí, he jugado más de lo que soñé en verano»

  • Sergio Ruiz Centrocampista del Racing

En el póker se le llama comodín. En el baloncesto -sobre todo en la NBA-, sexto hombre. En la mochila de un explorador, una navaja suiza. Una madre lo llamaría 'chico para todo'. Además es licenciado en Administración y Dirección de Empresas y cursa un Máster en Gestión de Empresas Deportivas. Sergio Ruiz (Santander, 1994) es el sustituto. Lo fue de Borja Granero cuando su rodilla apeó al capitán de repente; lo fue de Santi Jara cuando el manchego fue baja y lo ha sido cada una de las dos veces que Jagoba Beobide se ha lesionado. Esta semana, sin ir más lejos, está llamado a filas. El canterano admite su papel de buen grado. «Si me dicen que iba a jugar todo lo que he jugado no me lo hubiese creído». Siempre en guardia. El rendimiento del chaval está superando las expectativas y pese «a estar en la recámara» el Racing de este año ha bailado al ritmo de su partitura. Lejos de suscitar dudas, El Sardinero corea su nombre e, incluso, protesta cuando desde la banda deciden cambiarlo. Le sobran ganas y le faltan años en el DNI, pero está acostumbrado a ocupar la sala de espera. En el fútbol es de los pocos lugares en los que ser segundo plato «es un privilegio».

Las lesiones y las ausencias le han abierto las puertas del equipo. Esta semana, sin ir más lejos, la más que probable baja de Jagoba Beobide es para usted una nueva oportunidad ¿Le molesta ser el sustituto?

Es cierto que cuando se lesionó Granero entré en el equipo. También el día que jugamos ante la Cultural Leonesa y no estaba Santi Jara jugué en la banda derecha... Últimamente estoy jugando cuando Jagoba no está. He estado siempre en la recámara, pero eso me ha permitido jugar muchos minutos y estoy satisfecho y a gusto.

Admite su rol de 'segundo plato' de buen grado. No se le ve molesto ni mucho menos.

Por las circunstancias que se han dado las cosas se han hecho de una manera y sí parece que soy el sustituto. Lo más importante es contar para el entrenador. Sí que algunas veces me he sentido así, pero repito que eso significa que cuento para el míster y para un futbolista es lo más importante. Al final vas sumando minutos y eso te hace crecer, te enseña...

Empezó la temporada y tenía por delante a Granero y a Álvaro Peña. La ausencia del primero de ellos le dio la oportunidad de demostrar que podía tener un hueco en el equipo y cuando lo hizo llegó otro jugador para el puesto, ¿cómo le sentó la llegada de Jagoba en el mercado de invierno?

Bien. Cuando llega un compañero al equipo siempre es una buena noticia porque viene para sumar y para que la competencia nos haga más fuertes. Es cierto que Javi Cobo y yo tenemos un perfil muy parecido y se necesitaba alguien más defensivo como Jagoba y con más experiencia y recorrido. Al principio jugué bastante y me sentí muy cómodo. Cuantos más seamos más difícil es jugar, pero el equipo lo agradece. Ahora hay jugadores con mucha experiencia y eso a veces vale mucho.

Entonces, no se hable más, ¿está preparado para el domingo?

Sí, por supuesto. Hay que esperar a ver qué dicen las pruebas médicas, pero si Jagoba no puede estar yo estoy para lo que quiera el entrenador. Yo entreno como todo jugador para jugar. Es una pena lo que le está pasando a Jagoba; es muy mala suerte venir y caer lesionado tantas veces.

¿Está contento con lo que ha participado en el equipo a estas alturas de temporada?

Desde luego que sí. No me esperaba jugar tanto. Si me dicen al principio de la campaña que voy a jugar lo que he jugado no me lo hubiese creído. El futbolista siempre quiere jugar. Esto es así, primero no piensa que vas a jugar porque estás para aprender y para ayudar cuando haga falta, pero luego vas jugando y cada vez quieres más. Hubiese firmado contar todo lo que he contado, pero ahora quiero más y para eso entreno. Todos tenemos que pasar por esta fase de aprendizaje y hay que saber valorarla y aprovecharla. Yo estoy a gusto de estar en un vestuario con jugadores de mucha calidad y que han estado en otras categorías y de los que se puede aprender.

Pero, ¿no siente que usted sólo entra en la alineación si falta alguien?

Pero eso lo puede pensar todo el mundo. Los defensas pensarán lo mismo y los delanteros... En un equipo como este siempre hay competencia y el que se sienta indiscutible pues lo más seguro es que tenga a otro compañero al lado que le quite el puesto.

Confianza y continuidad, ¿le parecen estas dos circunstancias vitales para triunfar en el fútbol?

Al principio sí que jugué varios partidos seguidos y me sentí cómodo y aporté al equipo. Ahora estoy contando menos, pero eso no depende de mí. Sólo puedo decir que por ganas no será.

Fíjese la presión que tendrá que soportar ahora con un Racing colíder y con lo difícil que se lo está poniendo el Celta B. ¿Está preparado para soportar la presión que vive este equipo?

Para eso entrenamos. Granero está a punto de volver, Jagoba se recuperará y estamos Javi Cobo, Alberto y yo. Creo que la posición está bien cubierta y todos sabemos lo que se juega el Racing. Somos 22 en al plantilla y cada uno de nosotros confía 100% en lo que hace su compañero. El vestuario está convencido de lograr el objetivo y eso transmite fuerza.

Se dice que Ángel Viadero es comunicativo y cercano. Eso ayudará a alguien con 22 años, ¿qué opina de ello?

El míster habla mucho con nosotros. Hay días que se acerca y me dice que ha pensado en mí para ocupar este puesto o el otro. Es cercano y se agradece. Hay veces que incluso pregunta y pide opinión de si estás cómodo o no con un sistema o con otro. Eso siempre es bueno porque ayuda a potenciar lo individual y lo colectivo.

¿Qué culpa tiene Viadero en que los canteranos como usted tengan protagonismo en este Racing?

Bastante. El míster es de la casa; estuvo muchos años aquí y conoce el club. Creo que ha contribuido de manera fundamental en que hayamos tenido minutos y alguno de nosotros nos hayamos sentido importantes. Hemos debutado seis jugadores.

Y de la Liga qué piensa... ¿descarta a la Cultural y reduce el duelo a Racing y Celta B?

La Cultural ha hecho una primera vuelta espectacular pero ahora es el Celta B el más regular. Es el más sólido y el que no tiene bajones. Pienso que tanto nosotros como el Celta B perderemos puntos; no es normal que ganemos todos los partidos. Si lo hacen ellos sólo nos quedaría darles la enhorabuena. Ahora llevan siete triunfos seguidos y si lo ganan todo serían doce jornadas, algo que no deja de ser una locura y que no sé si lo ha hecho alguien. Nos dejaremos algún punto los dos equipos.

¿Qué porcentaje de éxito le da usted a su equipo?

Todo. Creo que ahora han venido compañeros muy experimentados como Abdón Prats, Jagoba, Santi Jara o Carlos Álvarez que aportan un plus. Con todos ellos somos más fuertes. Pienso que somos el mejor equipo de la categoría, pero lo que están haciendo nuestros rivales es impresionante. Debemos seguir la misma línea que hasta ahora y a ver quién falla antes.

A esta alturas, ¿estará contento de haberle dicho que no a esas presuntas ofertas que tenía al principio de temporada?

Sí, claro. Algo hubo, pero yo siempre quise quedarme aquí. Me dijeron que haría la pretemporada con el primer equipo y eso me dio ganas. Ahora he renovado por tres años más y quiero ascender y jugar con el Racing en Segunda.