"Sin Ángel todo es más difícil"
/ Javier Cotera

"Sin Ángel todo es más difícil"

  • El segundo de a bordo, cuyo objetivo es que "no se note la ausencia del míster", admite que "no es fácil cambiar si el rival sorprende en un partido cuando no está cerca el entrenador"

El Racing viajará a Aranda de Duero con un interino en el banquillo. José María Lana, el segundo de a bordo, dirigirá al Racing este domingo y las próximas dos jornadas ante la sanción impuesta de tres partidos por el Comité de Competición a Ángel Viadero. «Es demasiado castigo. No sé qué es lo que ocurre con los miembros del cuerpo técnico que las sanciones son siempre desproporcionadas», asegura el sustituto de técnico santanderino. No será la primera vez que le toque ejercer desde la banda; ya se vio en la misma tesitura una jornada después de que el Racing jugase en El Sardinero con la Cultural Leonesa. No es un plato de buen gusto. Ni mucho menos. «Sin Ángel todo es más difícil», añade el asturiano para quien «la ausencia del entrenador siempre es una dificultad añadida».

Lana admite que «no es algo traumático, pero sí puede presentar complicaciones a la hora de reaccionar ante posibles sorpresas». La sintonía entre los miembros del cuerpo técnico es total y durante la semana, los aspectos tácticos y deportivos se preparan de manera conjunta. El planteamiento de partida no ofrece dudas, pero ¿qué se hace cuando el rival aparece con un estilo o sistema diferente al esperado? ¿Qué se debe hacer si el marcador obliga a una reacción sobre la marcha? «En estos casos es cuando realmente el que no esté Ángel puede suponer una dificultad. Él es el que tiene la capacidad de mover ficha...». Aún se desconoce cómo se comunicarán con Viadero desde el banquillo. El reglamento admite una serie de vías y aunque la información no será permanente sí habrá cierta fluidez entre las partes. Lana tiene clara su función. «La idea es que no se note que falta el entrenador». Para ello, junto a Javier Pinillos y Adolfo Mayordomo, ambos miembros del cuerpo técnico, tratará de manejar todas las variables que puedan surgir el próximo domingo. Pese a que «Viadero es el que solventa los problemas tácticos», durante la semana -añade el segundo- «estaremos atentos a las indicaciones y a las posibles alternativas que preparemos».

La situación es la que es «y no le podemos dar muchas más vueltas». Prefiere no entrar a valorar mucho más «lo injusta o no de la sanción». Lana insiste en lo que ya declaró el propio Viadero. «No le dijo nada al árbitro. No es ni medio normal que el rival esté perdiendo tiempo durante ochenta minutos y que un jugador nuestro esté un segundo en el suelo y modifique el tiempo añadido... Le dijo al asistente que no era muy habitual. Nada más». El cualquier caso, la razón ya es historia; lo cierto es que el Racing tendrá que jugar en Aranda de Duero -lo mismo que cuando se enfrente al Caudal, en El Sardinero, o viaje a Guijuelo- un tanto descabezado.

Con experiencia

A Lana también le tocó asumir funciones de entrenador en varias ocasiones hace dos temporadas, cuando ejercía de segundo entrenador de Paco Fernández. Su experiencia abarca muchos aspectos por lo que el equipo estará en buenas manos. El asturiano, además de sus funciones en el cuerpo técnico, es también un 'espía' perfecto para analizar el estado del equipo ya que es de los pocos supervivientes -junto a Borja Granero- que busca repetir el último éxito del club ocupando el mismo cargo. Lana apunta varias similitudes y otras tantas diferencias entre aquel conjunto que logró el primer puesto en la Liga y el ascenso a Segunda. «Era muy difícil de ganar. Tenía una plantilla con experiencia y que no se ponía nerviosa por nada. En eso sí que se parecen la de esa campaña y la actual». A pesar de que les encuentras aspectos diferentes, asegura que en el fondo terminan pareciéndose. «Ahora no está Koné y esa velocidad que tenía y que nos permitía llegar arriba de un pase. Pero tenemos más velocidad en general. Somos más intensos».

En lo que cuesta trabajo encontrar semejanzas es en cuanto a los resultados. «Hace dos años quedamos campeones con muy pocos puntos y ahora parece mentira que aún no lo seamos ninguno en este grupo». Ahora bien, esta circunstancia, que para muchos puede ser un problema más, para Lana tiene una doble lectura. «Con esos puntos deberíamos tener más comodidad para pensar en evitar lesiones, dar descansos, estar atentos a las tarjetas... Y no podemos. Sin embargo esa obligación de ganar hasta el final nos vendrá bien para llegar enchufados al play off». Todos los años surge el eterno debate de qué es mejor; si poder tomarse un respiro antes del tramo decisivo o no. El Racing esta temporada no tiene elección.

El mensaje del que tomará las riendas del banquillo de forma accidental y esporádica lo que resta de mes es optimista. «Nosotros nos estamos preparando para ser campeones, pero estamos de sobra capacitados para ascender en tres eliminatorias si se diera la opción». En su trayectoria también cuenta con fases de ascenso y no duda en afirmar que «lo que se haya hecho antes vale de muy poco». Es una circunstancia tremendamente injusta, pero «lo sabemos todos desde el principio». El asturiano está cansado de ver cómo «equipos que luego se salen en el play off perdieron con otros que descendieron en la fase regular. Son partidos muy distintos y pueden darse sorpresas». Una de ellas está más que reciente en la memoria del racinguismo. El equipo de la pasada campaña logró ser primero y luego no tuvo más que doblar las rodillas en la fase final. «Es un antecedente duro. A mi entender, el Racing en la eliminatoria ante el Cádiz tuvo opciones tanto en la ida como en la vuelta y cayó eliminado. Eso también puede pasar».

Pase lo que pase, el Racing de esta temporada no ha dejado de reinventarse; adaptó centrocampistas como defensas y disfrazó de extremo a algún delantero; centrales por laterales... Las lesiones y los contratiempos han estado a la orden del día y ahora que parece que ha cogido velocidad crucero nada le puede parar. Ayer se le pudo ver al propio Lana aumentar la atención al discurso de Viadero. El domingo le toca torear.