fútbol | segunda b

Prats y Carlos Álvarez, tras la estela de Saras

Saras, con la camiseta del Racing.
Saras, con la camiseta del Racing. / Racing de Santander. 75 años de historia
  • Los dos nuevos delanteros mejoran sensiblemente el promedio de Koné en el curso 13-14 y los de un gran Aquino, consolidado también como asistente

Un mito del Racing más modesto: José Saras. Uno de los mejores goleadores con los que ha contado el club verdiblanco en su centenaria trayectoria. Sólo la pésima época que le tocó vivir; unos años cuarenta muy canallas no sólo para España, sino también para el Racing, le impidieron brillar más enPrimera. Su nombre acude a la memoria porque siete décadas después sólo su estratosférico registro de la temporada 43-44, en la que marcó 29 goles en 22 partidos, mejora el promedio goleador de Carlos Álvarez y Abdón Prats conel Racing en la tercera categoría del fútbol español, independientemente de la denominación que tuviera en cada momento.

Aquella temporada 43-44 fue la primera de un Racing que destruido tras la Guerra Civil y asolado por el posterior incendio de Santander jugó en Tercera División –entonces no existía la Segunda B–. Pese a se grave crisis económica, que obligó a la intervención federativa, demostró su superioridad en una categoría que no era la suya y regresó de inmediato a Segunda dejando un registro goleador liguero que nadie ha podido superar: los 29 tantos en 22 partidos de José Saras, que promedió una diana cada 68,3 minutos.

Cuando a caballo entre 2016 y 2017 la crisis goleadora, la lesión de César Díaz, el poco rendimiento de Caye Quintana y la pérdida de confianza en Coulibaly convencieron al Racing de remodelar la delantera en el mercado de invierno, ni las previsiones más optimistas permitían aventurar lo que iba a ocurrir. César Díaz perdió la ficha federativa ante la seguridad de que no podría jugar el resto de la temporada –o al menos de la temporada regular–, se marcharon Caye y Coulibaly y llegaron dos ‘nueves’ puros, Abdón Prats y Carlos Álvarez que a juzgar por su promedio goleador, por la fría, a veces maniquea pero en cualquier caso elocuente estadística, han ofrecido un extraordinario rendimiento.

Enrachado

Desde su llegada a Santander Abdón Prats ha marcado diez tantos. Una cantidad más que respetable para los doce partidos oficiales que ha disputado, todos ellos en Liga. Si se tiene en cuenta que debutó como suplente y los minutos que se ha dejado por el camino cuando ha sido sustituido, promedia un gol cada 91 minutos. Es decir, que sale prácticamente a un tanto por partido.

Mejores aún son los números de Carlos Álvarez, suplente de Dioni en el Fuenlabrada y ahora recambio habitual del propio Prats y de Dani Aquino en Santander. Ha disputado los mismos doce partidos que su compañero, pero ni siquiera una tercera parte de los minutos, consecuencia evidente de los diez compromisos en los que ha salido desde el banquillo. Aun así se las ha apañado para hacer tres dianas, con lo que promedia un tanto cada 88 minutos en una estadística algo falseada por su escasa participación, pero que incluso mejora ligeramente la de su compañero en ataque.

Lo que sí mejoran ostensiblemente es la estadística goleadora de Mamadou Koné en la temporada 2013-2014, cuando con Paco Fernández en el banquillo y el equipo en Segunda División B el africano completó la que se supone la mejor campaña de su carrera, que nunca ha podido igualar en categorías superiores.

Aquel año el marfileño marcó 18 goles en treinta partidos, promediando un tanto cada 117 minutos en el que es el quinto mejor registro del un verdiblanco en la tercera categoría del fútbol español. Sus goles sirvieron al equipo para ser campeón y posteriormente ascender a Segunda División en la primera oportunidad, en el duelo de líderes de grupo frente al Llagostera.Sin embargo, en aquella eliminatoria el delantero no mojó y los verdiblancos consiguieron regresar brevemente a la LFP gracias a un gol en propia meta de Sellarés.

Un histórico

La comparación entre Segunda B y Primera siempre es ventajista, pero si se tienen en cuenta todas las temporada, independientemente de la categoría, Saras se mantiene como el hombre gol de referencia (el segundo de la historia, sólo por detrás de Óscar Rodríguez). También lo hacen los dos actuales ‘nueves’ verdiblancos pueden presumir de dos de los mejores promedios de la historia, pero con la ventaja de conseguirlos en la tercera categoría y de haberlo conseguido en un periodo muy breve de tiempo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate