fútbol | racing

Pachín ya es el nuevo director deportivo del Racing

Manuel Higuera y Antonio Martínez Fernández 'Pachín'.
Manuel Higuera y Antonio Martínez Fernández 'Pachín'. / Andrés Fernández
  • Esta mañana Antonio Martínez Fernández ha firmado el contrato con el Club y comenzará a ejercer a partir del 1 de julio

Antonio Martínez Fernández, conocido futbolísticamente como Pachín, ya es oficialmente el director deportivo del Racing. Era el último trámite que faltaba para recomponer el área ejecutiva.

Pachín, que comenzará a ejercer a partir del 1 de julio, será el encargado de gestionar el día a día de su respectiva parcela y, en determinados momentos, tomar decisiones estratégicas junto a consejeros y accionistas mayoritarios.

El año pasado las labores las hizo una comisión deportiva comandada por el propio presidente del club que no estaba especializada en la Segunda División B. Esta temporada ha tenido que ser el entrenador quien dirija la política de fichajes en una fotocopia exacta de lo que le ocurrió a Miguel Ángel Portugal en la época de Francisco Pernía.

El caso es que más de un año después de que se decidiera su contratación, Antonio Francisco Martínez Fernández es desde esta mañana el nuevo director deportivo del Racing.

Como futbolista, Pachín (Turón, 1953) vistió la camiseta del Langreo (1970-1972) y la del Ourense (1973-75) en Segunda División. Posteriormente, fichó por el Burgos, donde compitió durante dos temporadas (1977-1979) en Primera División. En total, el delantero disputó 38 partidos en la máxima categoría del balompié español, con un balance de doce tantos. Y desde El Plantío llegó al Racing. Estuvo en El Sardinero del 79 al 81. Precisamente, en esa última temporada, en la que los verdiblancos lograron el ascenso a Primera División, coincidió en el vestuario con un jovencísimo Víctor Diego. Jugó 36 partidos con el conjunto cántabro en esas dos campañas y anotó siete goles.

Como entrenador ha tenido dos experiencias distintas en el Racing. Las dos, sin mucha suerte. La primera, en la campaña 1988-89, como entrenador del primer equipo. Cogió al conjunto cántabro en Segunda División en la jornada 24, en sustitución de Armando Ufarte. En aquel vestuario coincidió, entre otros, con Marcelino García Toral. Su balance fue de tres victorias, cuatro empates y ocho derrotas y no pudo salvar al equipo del descenso a Segunda División B.

Posteriormente, se hizo cargo del filial en el verano del año 2000. Después de 24 jornadas –con seis triunfos, nueve empates y nueve derrotas– fue sustituido por Manolo Preciado en el banquillo. El segundo equipo verdiblanco terminó descendiendo a Tercera División.

Desde la salida de Emilio de Dios, aún en la época de Ángel "Harry" Lavín, el Racing no había vuelto a tener director deportivo. Ni en Segunda División B ni en Segunda.

El reto del asturiano no es pequeño: normalizar la política de fichajes de un club que en los dos últimos años ha cambiado la plantilla casi por completo y que en este mercado de invierno dio media docena de altas (cinco, más la de Bontempo, fichado algo antes) y otras tantas bajas.