Fútbol-Racing

La Albericia, banco de pruebas

ROBERTO RUIZ

Viadero examina a Sergio, César y Álex en los laterales y ensaya cambios en ataque y en la medular

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Sergio Ruiz y César Díaz, de laterales derechos; Álex García y Héber Pena, indistintamente por el ala diestro y el zurdo; Antonio Tomás junto a Sergio Ruiz y también junto a Quique Rivero; Gonzalo y Regalón, la primera pareja de zagueros, y Granero unas veces con uno y otras veces con otro; Gándara de lateral un rato y otro como central; Aquino siempre delantero, pero un periodo compartiendo el ataque con Juanjo y otro con Javi Cobo, que a su vez formó tanto como segundo ariete como también de pivote ofensivo; Julen Castañeda cedió su puesto durante unos minutos del ensayo a Álex García... La Albericia se convirtió este miércoles en un banco de pruebas. Los futbolistas aparentemente no mostraron extrañeza al baile de piezas que Ángel Viadero y su cuerpo técnico introdujo durante el clásico partido de los miércoles, mientras que el numeroso público que asistió a la sesión murmuraba al tiempo que trataba de dar sentido a lo que veía. Los protagonistas le dieron normalidad al asunto: «El entrenador puede ver que hay jugadores que pueden jugar en varias posiciones y lo aprovecha», explicaba Julen Castañeda, precisamente el único de los miembros de la plantilla que no tiene un sustituto natural para su puesto.

Granero, Regalón y Gonzalo formaron como centrales, aunque este último sigue renqueante Defensa

Las lesiones ponen en alerta a Ángel Viadero. No es nuevo. Si el año pasado se vio obligado a reinventarse cada día para solventar la plaga de lesiones que le asoló, este año quiere ir por delante. Toda precaución es poca. El entrenador no puede contar con Córcoles, al que le quedan no menos de tres semanas para volver a estar disponible y aunque quiera tampoco puede echar mano de Gonzalo, que este miércoles acabó el entrenamiento cojeando. Lo del burgalés es una prueba de compromiso porque se le vio constantemente quejarse del dichoso edema óseo que le trae por el camino de la amargura. Esto hizo que el técnico le dosificara junto a Regalón y que repitiera el 'invento' con Granero en el centro de la zaga. Hasta ahí, comprensible y según el guión. Donde llegó la sorpresa fue en el lateral derecho, puesto en el que probaron tres y ninguno de ellos lateral diestro de origen: Gándara, Sergio Ruiz y César Díaz.

El primero es, probablemente, el que menos chirrió y el que finalmente jugará el sábado en Vitoria; los otros dos llamaron la atención. Hubo más de uno que se frotó los ojos al comprobar el ensayo matutino. Sergio Ruiz ya jugó los últimos minutos del pasado domingo ante el Athletic B en esa posición. No es la suya, ni mucho menos, pero Viadero quiere valorar quiénes pueden amoldarse a la demarcación si se viera obligado a sacar a Gándara de ella para colocarlo de central. Esa fue la razón de tanta prueba en el carril derecho. No es descabellado que Granero o Regalón puedan sufrir un contratiempo y dejar la defensa sin efectivos. No deja de ser cierto que resultó raro ver al Sergio Ruiz pegado a la cal, pero tan solo fue una opción.

Antonio Tomás compartió el centro del campo con Quique Rivero y Sergio Ruiz Centro del campo

La extrañeza aumentó cuando el siguiente de la lista en ocupar el lateral fue César Díaz. Fueron unos minutos, poca cosa, pero desde luego fue uno de los momentos más curioso de la mañana. Al manchego, que desde que llegó -y las lesiones se lo han permitido- ha demostrado más que de sobra su vocación ofensiva se le vio fuera de lugar en una posición tan retrasada, pero cumplió con el cometido.

En el lateral izquierdo, más de lo mismo. Allí, Julen Castañeda goza de una inmunidad casi aceptada sin protestar por la plantilla; el vasco no tiene un futbolista que le haga sentir que peligra su titulariadad. No hay otro lateral zurdo y a Viadero los chavales de la cantera aún le parecen estar verdes para tal función. Sin embargo, la advertencia que recibió el año pasado cuando Castañeda tuvo que pasar por el quirófano y dejar 'coja' la posición tres meses le hace ponerse en guardia. Ayer retrasó a Álex García y le obligó a que cambiara un tanto sus funciones; también hubo ratos en los que ocupó la retaguardia Héber Pena, pero lo del gallego fue testimonial. Lo que no fue un ensayo simbólico fue la permuta de bandas que ambos hicieron en el partido; tanto uno como el otro, zurdos los dos, ocuparon las dos bandas y volvieron a prepararse para lo que toque; o bien jugar por su lado natural o, por el contrario, hacerlo a pierna cambiada.

Héber Pena y Álex García se intercambiaron las bandas y César ocupó la derecha Las bandas

Pese a que el pasado domingo el rendimiento que demostró Héber en los apenas diez minutos que jugó por la izquierda parecía suficiente aval para que no se repitiera, la repentina lesión de Óscar Fernández obligó a seguir con el plan B. El canterano le pegó mal a la pelota y se le resintió un dolor que tenía dándole guerra desde el partido ante la Peña Sport (Jornada 6). Óscar estaba llamado a reaparecer en la derecha y hacer olvidar cualquier otro ensayo, pero no dio tiempo ni a probar siquiera. Sí que hubo un lance del partido en el que Viadero puso allí, en la derecha, a César Díaz, algo que no es ni mucho menos desconocido para el manchego. Viadero sabe que Díaz le ofrece muchas posibilidades; tan pronto puede jugar en la banda como de segundo delantero, lugar donde a buen seguro terminará jugando mucho minutos aprovechando su velocidad.

Seis chavales nuevos y una barbacoa para una mañana de trabajo

La Albericia fue este miércoles como un enorme decorado porque si bien se convirtió en un banco de pruebas durante el entrenamiento con tanto ensayo de Viadero, luego adoptó la estampa de un asador argentino. Córcoles montó unas brasas y dio de comer a la plantilla; carne, verduras y unos refrescos. No hubo tortillas de patata; la dieta se centró en proteina. A la barbacoa fueron invitados seis chavales de la cantera que antes completaron el trabajo con la primera plantilla: Cristian Borbolla, Javier Entrecanales, Mario Jorrín, Álvaro Gete, Mateo Gandarillas y Jesús Villar. El cuerpo técnico aprovechó para probar también las evoluciones de los cadetes y juveniles de la casa.

Laterales, centrales, extremos y también pivotes. Hubo para todos. Antonio Tomás compartió la zona ancha con Quique Rivero y con Sergio Ruiz. Este binómio es el que más dudas ofreció al aficionado que disfrutó ayer en directo de tanta prueba. En el otro bando también formaron a ratos Sergio Ruiz y Javi Cobo. El que parte con ventaja es Antonio Tomás, los demás se reparten opciones. Lo mismo que en el ataque en el que Dani Aquino es el único indiscutible y Javi Cobo y César Díaz jugaron junto al murciano cuando no lo hizo Juanjo. Viadero confia en el de Ontaneda, pero también entiende que si hay que buscarle la espalda al rival cuando esté cansado necesita velocidad y eso Díaz y Cobo se lo dan. Aún con la mañana de estudio de ayer en La Albericia, Viadero se fue pensativo al vestuario. Este jueves, segunda parte.

Fotos

Vídeos