La Albericia estrena césped y disfruta de la mejor hierba artificial

El club espera sustituir las redes del perímetro de las Instalaciones y habilitar las puertas de acceso al recinto y acondicionarlas para minusválidos

M. MENOCAL SANTANDER.

«Las instalaciones están igual que cuando yo jugaba», exclamó Marcelino García Toral en el año 2007 cuando regresó al Racing para entrenarlo y firmar la mejor temporada de su historia. Nada tienen que ver actualmente con las que el asturiano vio. Ni los vestuarios ni el edificio que albergaba algunas oficinas, enfermería y los locales destinados a almacenaje y lavado del material ni, por supuesto, los campos de fútbol.

Obras

Los cuatro terrenos de juego que albergan las Instalaciones Nando Yosu o La Albericia -ambos nombres son igual de válidos son nuevos. El número 3 y el número 4 funcionan a pleno rendimiento desde que finalizaron las obras de la puesta a punto de la nueva hierba artificial. El acuerdo con la Federación Cántabra de Fútbol cristalizó y dio a luz unas instalaciones deportivas modernas y con una superficie de última generación. El coste fue financiado por la Federación y ascendió a 367.000 euros y con su funcionamiento ha permitido que buena parte del fútbol regional, fundamentalmente de base, pueda practicar sin riesgo y en unas condiciones inmejorables su deporte.

Por otro lado, en la actualidad el campo número 1, en el que habitualmente entrena el primer equipo racinguista y juega sus partidos el filial está en obras. Con la ayuda de diversas empresas que prestan su colaboración simplemente por echar una mano se ha procedido al pinchado, drenaje y levantado del césped. La cantidad de trabajo que soporta la superficie y el deterioro como consecuencia de la falta de recursos para acometer los trabajos habían dejado el terreno de juego en unas condiciones muy pobres. Esta semana la hierba presentaba un tupido más que aceptable y a falta de rematar las tareas el equipo volverá a ocuparlo en los próximos días.

Ahora, los trabajos que más demanda corren son los que se centran en la sustitución de las redes que rodean el perímetro, tanto las de la zona que linda con La Albericia como las que circundan la autopista. Del mismo modo se pretende por parte del club modificar los accesos a los campos número 3 y 4 y habilitarlos para los minusválidos. El precio de todo ello ronda los 8.000 euros y la única manera de sufragarlos es con la ayuda de los 'amigos' del club. Así se ha puesto nueva la valla del campo número 1, ahora hay que llenarla de publicidad para que genere.

Fotos

Vídeos