Antonio Tomás y Álex García se suman por fin al grupo

Córcoles (izquierda) pelea la pelota con Diego Rozas, ayer en La Albericia./Celedonio Martínez
Córcoles (izquierda) pelea la pelota con Diego Rozas, ayer en La Albericia. / Celedonio Martínez

En las pruebas de La Albericia, el de Beranga formó como lateral izquierdo y Granero y Sergio Ruiz como pivotes

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Antonio Tomás y Álex García ya entrenan con normalidad. Ambos futbolistas participaron ayer en La Albericia por fin de una sesión sin trabas y sin excesivas precauciones. El primero se perdió el último partido de Liga por unas molestias en el tendón de Aquiles que le impidieron rendir con garantías. Por su parte, el de Beranga vio por fin la luz en el caprichoso túnel en que se metió sin darse cuenta. Lo que en un principio parecía que tan solo había sido un fuerte golpe durante un entrenamiento derivó en una rotura en el sóleo, que le dejó fuera de las convocatorias de diciembre. Aquel contratiempo supuso un freno a su puesta a punto, más costosa de lo que se esperaba después de llegar tarde al club –firmó el último de la plantilla con la Liga empezada– y de lesionarse con anterioridad. Sus problemas vinieron después de protagonizar el mejor partido desde que llegó, como lateral en El Sardinero.

Óscar se retiró con molestias en la planta del pie y Crespo no saltó al campo

Precisamente ayer formó en los ensayos de Viadero en La Albericia como defensa zurdo, sustituyendo en varios lances de la sesión a Julen Castañeda. Antonio Tomás se colocó en ‘su’ sitio, el de pivote, junto a Borja Granero que no probó como central. Lo mismo le ocurrió a Sergio Ruiz que compartió la zona ancha con el valenciano y con el cántabro –a turnos– y no entrenó en su demarcación postiza, la de lateral derecho. No obstante el partidillo de ayer fue más que nada un ‘totum revolutum’ ya que la intención del cuerpo técnico fue la de volver a recordar los fundamentos tácticos tras las vacaciones.

Compartieron pareja en el centro del campo Quique Rivero y Javi Cobo en un bando. También Juanjo y César Díaz ocuparon la delantera con bastante acierto. Estos dos últimos se mostraron bastante activos durante el entrenamiento pasado por agua debido a la constante lluvia que cayó. Ante los enormes charcos que presentó el campo número 1 y con la intención de no empeorar su estado, los responsables decidieron acudir al número 3 de las Instalaciones.

Las malas noticias las protagonizaron Óscar, que a los cinco minutos se tuvo que retirar con molestias en la planta del pie –probablemente por la dureza de la superficie– e Iván Crespo, al que de nuevo sus perseverantes problemas en la cresta ilíaca le impidieron saltar al campo.El portero tan solo se ejercitó en el gimnasio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos