Fútbol | Segunda B

Aquino, el mejor vino para empezar

Aquino regresa al once inicial./Celedonio
Aquino regresa al once inicial. / Celedonio

El ‘Gran Reserva’ del Racing será la única novedad en el equipo que juegue hoy ante el Logroñés, a partir de las 17.00 horas

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Ni muy frío ni muy caliente; en su punto. Ni lesionado ni casi lesionado; a tope. Las normas de protocolo dictan que el mejor vino se sirva de inicio y el fútbol es como una gran bodega en la que cabe de todo. En Logroño saben mucho de eso y ya cuentan con que hoy (Las Gaunas, 17.00 horas) en la alineación del Racing estará Dani Aquino. El murciano y seguido, los otros diez compañeros. En una ceremonia como la de esta tarde –con escenario de leyenda– hay que ser un necio para modificar las normas o tener un don divino como Jesús en aquellas Bodas de Caná en las que convirtió el agua en vino cuando a mitad del banquete este último se terminó. Viadero no es ni uno ni otro, por eso optará por darle el bastón de mando al murciano y encomendarse a que solucione la tarde. Aquino, el Gran Reserva del Racing, es la única novedad en un equipo resultón, que sin gustar marida perfectamente con los resultados. No convence, pero no pierde.

Para la mesa de hoy, el técnico apuesta por sacar de su bodega lo mismo que descorchó ante el Tudelano, aunque con una semana más de maduración y confiando en que se hayan evaporado los malos sabores. Como el agridulce que dejó la poca eficacia y acierto de cara a la portería rival. Sin embargo, mantiene a Pau Miguélez –sin un gol en los cuatro partidos que lleva de titular–; el chaval será el acompañante de la mejor uva de la cosecha en el ataque. En la cocina moderna y vanguardista se apuesta por combinar lo nuevo, el chaval, con lo consagrado, Aquino. A ver si el resultado es del gusto de los más de mil comensales de ‘casuca’ que se sentarán en las gradas riojanas.

El Logroñés está muy necesitado.Si no gana se quedará descolgado de los puestos de play off

No está la cosa para asumir riesgos y por eso en defensa Viadero se decantará por sus vinos más rentables; Sergio Ruiz, Granero, Gonzalo y Julen Castañeda. No siempre los más caros son los mejores, hay ocasiones en que es una cuestión de saber acertar en cada plato y con estos cuatro es lo que ha ocurrido. Granero repetirá como central y relegará a la recámara a Regalón que aunque recuperado pedió su turno. Con Sergio Ruiz ya no hay dudas:es el lateral derecho que no había.

Al Logroñés le gusta tener la pelota y eso precisamente es lo que Antonio Tomás y Javi Cobo deberán impedir en un centro del campo en el que serán menos, ya que los riojanos juegan con tres;Ramón, Salvador y Arnedo que colaborara sin hacer ruido. Con Cobo se espera conseguir la esencia de ese vino joven que al servirlo tiene un gusto fuerte, rebelde pero que cunde. En Las Gaunas tendrá espacio para correr y cubrir.

Finalmente, en las bandas, cuando se tiene a Óscar Fernández tan activo y a Héber Pena con ganas no existe debate. Al gallego si su dichosa rodilla le da tregua, Santos, el lateral derecho de los riojanos tiene por delante la difícil tarea de digerir un vino peleón, en el buen sentido de la palabra. No le queda otra que armarse de valor si no quiere que mañana le duela la cabeza al levantarse de la cama.

En la lista que viaja hoy figuran los nombres de Javi Gómez y Musy (juvenil) sin apenas edad para poder conducir y directos a la mesa. A Viadero últimamente le va la marcha y tira de su huerta siempre que puede y para el primero este debía ser su año. En cuanto al segundo, su cosecha se ha adelantado mucho más de lo esperado. Con todas estas uvas, el Racing no puede permitirse un desastre en la capital del vino. Desde que perdió en la cuarta jornada con el Sporting de Gijón B (3-1) no se le ha indigestado más que una tarde, la de Amorebieta, pero cada domingo despierta dudas. Su fútbol de orden, de pocos riesgos y práctico puede alcanzar hoy su máxima expresión. Por eso no le importará que sea el Logroñés el que lleve la iniciativa en la vendimia; ese afán de protagonismo que a los locales les pide el cuerpo le puede resultar positivo a un Racing que «tiene hombres muy rápidos que aprovechan los espacios». La frase la compartieron casi al pie de la letra esta semana Viadero, el chef, y Aquino, el metre. No anunciaron ninguno de los dos un partido al contragolpe, pero hay veces que hay que saber leer entrelíneas.

Pau Miguélez mantiene el crédito en la delantera pese a su falta de acierto y acompañará a Aquino

En el envite, al Racing le va lo de siempre; es un equipo obligado a ganar porque no puede más que ser primero. Es su sino. Sin embargo, al Logroñés le va tanto o más porque a seis puntos del play off como está, una derrota le puede condenar al ostracismo. Esa necesidad puede ser el arma oculto de los cántabros que en su persecución al Mirandés pueden tomar como advertencia lo mucho que sufrieron los burgaleses en Las Gaunas hace quince días. La buena noticia –perdón por el atrevimiento– es que para alegría de los racinguistas el Logroñés no contará con Rayco, su mejor vino con diferencia. El canario sintió un pinchazo el pasado jueves y hoy se quedará en la bodega salvo que a Sergio Rodríguez (entrenador) le dé un ataque de necesidad.

En la convocatoria han sido incluidos 19 jugadores, entre ellos los canteranos Javi Gómez y Musy

El partido tiene atractivo.Sin duda. Los bueno de los años es que curan heridas y a los riojanos lo de no jugar en Primera ya les ha cicatrizado; veinte años cosidos a retazos. Lo malo del tiempo es que empaña con nostalgia y a los más de mil aficionados de Cantabria que pisen Las Gaunas les volverá a estremecer ese extraño sentimiento que maltrata el cuerpo cuando se entra en un estadio de los de antes con las gradas vacías. Qué indigesto. Lo de hoy va de ganar y punto. De mejorar si se puede la versión del último día –ante el Tudelano se fallaron demasiadas ocasiones– y seguir el camino. Todo es más fácil cuando se cuenta con lo mejor y a día de hoy –y con ganas de que llegue el mercado de invierno– no hay nada que mejore las prestaciones de Dani Aquino. Por eso, sin reservas y para evitar malos tragos, el goleador se servirá en su punto para abrir la mesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos