Fútbol | Racing

'Les Caleyes III', la historia se repite

El Lealtad instalará en 'Les Caleyes' las mismas gradas que el año pasado/Damián Arienza
El Lealtad instalará en 'Les Caleyes' las mismas gradas que el año pasado / Damián Arienza

Villaviciosa se prepara, como en las últimas dos temporadas, ante la visita del Racing | Se instalarán unas gradas supletorias en el campo con capacidad para 4.000 personas y el club organizará una 'fan zone' en los aledaños

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Nunca segundas partes fueron buenas. Salvo en 'El imperio contraataca', 'Terminator 2', 'El caballero oscuro' y 'El Padrino II'. En todas esas sagas cinematográficas la segunda entrega mejoró la anterior. En la tercera, en cambio, deberían haberse esforzado un poco más. En Villaviciosa van camino de ello. El próximo domingo (17.30 horas) la localidad asturiana volverá a vivir un desembarco masivo de aficionados del Racing, como ya ocurrió en las dos últimas temporadas, con motivo del partido que jugará el equipo cántabro contra el Lealtad. Para ello, el club no ha escatimado en sacrificios y ha decidido repetir el mismo escenario y la misma logística que en sus dos ediciones; ni más ni menos.

Volverá a instalar las gradas supletorias en el campo de 'Les Caleyes'. Alquilará las principales y para el resto utilizará las que actualmente tienen en el pabellón polideportivo de la localidad, que son móviles y sencillas de transportar; habilitará una 'fan zone' en los aledaños del campo en el que se venderán bocadillos, raciones y refrescos a precios populares. No faltará la música y algún grupo para amenizar los prolegómenos del partido. En los años anteriores, las aficiones se mezclaron y aprovecharon los momentos previos para compartir ilusiones. Algunos locales de Villaviciosa ya han anunciado menús variados y asequibles para dar de comer a los visitantes en un día tan señalado.

«Vamos a montarlo todo igual. Para nosotros es un esfuerzo enorme, pero es un día que tenemos que aprovechar. Es diferente, no hay muchas cosas que reúnan a tanta gente en la localidad y por eso hay que echar el resto», asegura Pedro Menéndez, presidente del Lealtad, y que este martes se encargó él mismo de traer a Santander las 1.500 -más otras 500 de infantil- entradas que el club asturiano le ha dado al Racing para su venta. «Esto es un equipo muy pequeño y hay que hacer de todo», añade. El mandatario adelanta que «si se venden todas habrá más, no habrá problema».

El primer año (24 de abril de 2016) el racinguismo pulverizó todos los registros al reunir a 3.000 aficionados en Villaviciosa. Presenciaron el partido 3.500 espectadores. En aquella ocasión, el Racing se jugaba el primer puesto del grupo a un mes de finalizar la Liga. «Nunca antes vivimos algo igual». El equipo de Pedro Munitis ganó por cero a uno, idéntico resultado que el 25 de septiembre del mismo año, ya en el curso siguiente y con Ángel Viadero en el banquillo. En la segunda tentativa acudieron a 'Les Caleyes' 2.900 espectadores, de los cuáles «2.500 eran de Cantabria», explica Menéndez.

En esta ocasión, el hastío de la Segunda B y la irregularidad de los verdiblancos está provocando un cierto recelo en la afición que podría suponer una disminución en la asistencia. Aún así, en el Racing esperan vender, en un principio, las 1.500 que desde ayer ya pueden ser adquiridas en La Albericia (16.00 a 20.00 horas) y en El Sardinero, mañana de 9.00 a 17.00 horas y el viernes de 9.00 a 14.00.

Mientras en Santander las peñas preparan el viaje -ya están confirmados tres autocares- en Villaviciosa continúan con la infraestructura. «Colocar las gradas nos cuesta 6.000 euros y parece que el Ayuntamiento nos va a echar una mano», señala el presidente.

Para Menéndez la visita del Racing es la lotería, ya que en un solo día venderá más entradas que sumando todas las de la temporada. «La jornada que más espectadores vinieron al campo este año fue el día que jugó en Villaviciosa el Sporting de Gijón B y fueron 600», recuerda. Su equipo está al borde del descenso a Tercera y aunque parece sincero tiene el sentimiento dividido: «Que el partido acabe bien para los dos». Lástima que no pueda ser así.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos