Fútbol

Los castigos de la derrota

El Racing se enfrenta a una posible sanción por los objetos que cayeron al campo el pasado domingo en el partido ante el Mirandés.
El Racing se enfrenta a una posible sanción por los objetos que cayeron al campo el pasado domingo en el partido ante el Mirandés. / D. Pedriza

El club espera una sanción económica por lo que el árbitro reflejó en el acta acerca del lanzamiento de objetos tras el gol del Mirandés El Racing estudia recurrir la expulsión de Antonio Tomás y las amarillas de Héber y Córcoles

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

La derrota del pasado domingo ante el Mirandés tuvo más consecuencias que los puntos que volaron de los Campos de Sport de El Sardinero, el disgusto por perder y el cabreo por la actuación arbitral.

Precisamente, el Racing afronta en estos días las situaciones derivadas por lo reflejado en el acta por el árbitro vasco Palencia Caballero. Ayer fue jornada de vídeos en las oficinas del estadio verdiblanco, para ver repetidas las jugadas conflictivas, decidir si hay recursos y, en caso afirmativo, redactar los mismos.

Ayer, el club se planteaba recurrir la expulsión de Antonio Tomás y las tarjetas amarillas vistas por David Córcoles y Héber en el transcurso del partido frente al conjunto burgalés. Hasta las 14.00 horas de hoy, el Racing tiene tiempo para efectuar su derecho.

De inicio, la jugada más trascendente fue la de la expulsión de Antonio Tomás, en el tiempo añadido, por una presunta agresión sobre el portero Limones a la espera de un lanzamiento de córner. «Por golpear con el codo en la cara de un jugador contrario estando el juego detenido», argumentó el colegiado en el acta del partido. Roja directa. En el vídeo de retransmisión apenas se pueden sacar conclusiones acerca de la acción.

Así, el Racing está intentando reunir imágenes y argumentos, a tenor del testimonio del propio futbolista verdiblanco, para acudir si es posible al Comité de Competición y evitar la sanción. Porque, de lo contrario, Antonio Tomás se perdería el choque del domingo frente al Sporting B -o alguno más, si el castigo es de más de un partido-.

Quizá la que mejor diagnóstico tiene a la hora de afrontar un recurso es la tarjeta amarilla vista por Héber. El gallego fue derribado en la última jugada del encuentro justo antes de entrar en el área. El árbitro no solo no señaló la falta, sino que amonestó al naronés por «simular haber sido objeto de infracción». Héber y su capacidad para fabricar penaltis parece que ya han empezado a levantar sospechas. Las imágenes son bastante nítidas, por lo que en este caso el Racing podría tener suerte como en el partido ante el Gernika con la amarilla vista por Gándara, que fue retirada.

La tarjeta vista por el gallego es la que mejor diagnóstico tiene por la claridad de las imágenes de la jugada

Además, el club se plantea recurrir también la cartulina amarilla vista por David Córcoles. Esta vez será más complicado. El alicantino se lanzó a por un balón dividido con un pie por delante y, aunque se llevó la pelota, acepta una mayor discusión. Rigurosa. «Hacer una entrada de forma temeraria a un jugador contrario», escribió en este apartado el colegiado Palencia Caballero.

Entre 300 y 500 euros

Lo que el Racing no perderá el tiempo en recurrir es lo redactado por el colegiado vasco en el apartado referente al público. El club cree que recibirá una sanción económica que podría estar entre los 300 y los 500 euros.

El Comité de Competición decidirá mañana al respecto y remitirá las conclusiones a los Campos de Sport de El Sardinero. Palencia Caballero expresó lo siguiente: «En el minuto 49, tras la consecución de un gol por parte del equipo visitante y en la posterior celebración, diversos objetos, como vasos y botellas de plástico vacías, se han lanzado al terreno de juego desde un sector de la grada identificado como local por su indumentaria».

Por fortuna para el Racing, el juez también escribió cosas que servirán de atenuante. «Dichos objetos no han alcanzado a ningún participante en el encuentro y, tras aviso por mi parte al delegado de campo, se ha transmitido por megafonía que cesase el lanzamiento de dichos objetos. El partido ha continuado sin mayor incidencia en este sentido». Eso sí, en este tipo de casos, cuando se gesta un precedente como parece que será esta vez, la reincidencia en el futuro puede traer castigos más duros.

Así pues, mientras cuerpo técnico y futbolistas tienen que trabajar esta semana en levantar el ánimo y corregir los numerosos errores mostrados por el equipo sobre el terreno de juego de cara al próximo partido ante el Sporting B (El Molinón, 18.00 horas), en las oficinas la derrota frente al Mirandés ha dejado un trabajo extra. Hay derrotas que se pagan muy caro y esta ante el Mirandés parece ser una de ellas.

Fotos

Vídeos