Los chavales ganan presencia

Los cántabros más jóvenes han disputado 1.046 minutos más que en la primera vuelta de 2016

Los chavales ganan presencia
Celedonio Martínez
Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Una temporada más, partían en la segunda línea de la parrilla de salida. Complemento a unos veteranos llamados a devolver al Racing a la Segunda División. Sin embargo, los chavales han estado ahí cuando se les ha necesitado y, en algunos casos, incluso han aprovechado su oportunidad. El caso es que los canteranos –contando al astillerense Sergio Ruiz, que llegó directamente al filial verdiblanco del Atlético Albericia– suman 1.046 minutos más que en la campaña anterior. Han ganado presencia en el equipo de Ángel Viadero. El debate de las oportunidades a los productos de la casa siempre está abierto. ¿Es poco? ¿Es suficiente? Para gustos, los futbolistas. El caso es que, un año más, los jugadores cántabros más jóvenes de la plantilla verdiblanca tratan de asomar la cabeza para convertirse en miembros de pleno derecho.

En esta ocasión, entre ocho fútbolistas montañeses menores de 23 años –Sergio Ruiz los acaba de cumplir– acumulan 4.645 minutos. Mientras tanto, en la primera vuelta de la campaña anterior, entre los diez jugadores que contaron con algo de protagonismo, sólo sumaron 3.599 minutos. Valores al alza.

En este asunto siempre se habla de echar la puerta abajo. Este curso ha habido un futbolista que se ha llevado el marco, las jambas y parte del tabique a su paso. Es Sergio Ruiz. No entra dentro de la definición de canterano verdiblanco, ya que no pasó por las secciones inferiores de La Albericia, pero tanto en el club como él mismo consideran que es uno más de los chavales. Si en 2016 terminó la primera vuelta con 795 minutos en sus piernas, en esta ocasión ya suma 1.132. Y con un nivel muy alto. De los más destacados de la plantilla. Además, después de destapar una nueva característica: su polivalencia. Ya era conocida su capacidad como mediocentro. Ahora también ha nacido un potencial lateral derecho. Las necesidades de Ángel Viadero le descubrieron para esa posición, en la que dio un gran rendimiento. Quizá esa competencia es la que ha hecho apretar el acelerador a Córcoles en los dos últimos partidos.

4.645 minutos han disputado los jugadores cántabros más jóvenes de la plantilla en esta primera mitad de la temporada.

3.599 minutos jugaron hasta el parón navideño de la campaña anterior, la 2016-2017. 1.046 menos que en el presente curso.

A sus 22 años, Óscar Fernández ya casi es un veterano dentro de la plantilla racinguista. Dos campañas y media en Segunda División B curten a cualquiera. El de Piélagos ha madurado de la pasada temporada a esta. Mucho. Yeso se ha traducido en que se haya convertido, por derecho propio, en titular indiscutible y uno de los hombres más peligrosos en el ataque racinguista. De hecho, es el segundo máximo goleador del equipo, con cinco dianas. La anterior fue una temporada aciaga para él. Por su rendimiento y por las lesiones. En esta, ya dobla su participación a estas alturas de la competición. De 614 minutos al término de 2016, ha pasado a 1.347 en este parón navideño.

Otro que ha aumentado su presencia sobre el césped ha sido Javi Cobo, aunque el torrelaveguense parece haber perdido protagonismo en estos últimos partidos del año. Su nivel ha sido bueno, aunque algo más irregular que el de sus dos compañeros. Ha jugado todos los encuentros menos el de Irún, aunque sólo seis de ellos como titular. De todas formas, acumula 324 minutos más que hace un año: 844.

Quien se ha quedado prácticamente como estaba es Miguel Gándara. El santanderino ha disputado 22 minutos más (872) que en la primera vuelta de la temporada anterior (850). Sigue siendo un recambio de lujo para cuando hay problemas en la defensa. Lo que intentará a partir de ahora el joven zaguero es que no le pase lo mismo que entonces, ya que en la segunda mitad del campeonato pasó a tener una participación prácticamente testimonial.

Debutantes

Por último, de los que ya recibieron la alternativa antes y permanecen este año en la plantilla verdiblanco, queda Pau Miguélez. La primera vuelta de la campaña 2016-17 quedó inédita para él en lo que respecta a apariciones con el primer equipo. Este año ha sido diferente y, durante una parte de la competición, se convirtió en importante, haciéndose con un puesto en el once titular. De momento, el nojeño acumula un total de 415 minutos.

El resto de canteranos que ha contado con minutos este año es de la cosecha más reciente. Debutantes. Ya han cumplido con su objetivo de estrenarse con los mayores, aunque apenas han tenido un par de ratucos para demostrar su valía. Es el caso de Juan Gutiérrez (39 minutos), Musy (34) y Badiola (14). Siguen esperando más oportunidades. Quienes han ido convocados pero aún no se han estrenado son Miguel Goñi, Íñigo Sainz-Maza, Ángel Pardo y Adrián Peón. Por su parte, Javi Gómez, que ya sabe lo que es vestir la camiseta del Racing en Segunda División B, espera tener en la segunda vuelta los minutos que una intervención quirúrgica ajena al fútbol y unos problemas en el tobillo le han negado hasta ahora.

Ahora llega una época crítica para todos ellos. La llegada en el pasado invierno de los Israel Puerto, Abdón Prats, Jagoba Beobide, Carlos Álvarez y Santi Jara dejó a los chavales viendo los toros prácticamente desde la barrera. De vuelta a un segundo plano. Enero se acerca y a la plantilla verdiblanca llegarán caras nuevas. Competencia. Si hasta ahora han dado el do de pecho, todavía tendrán que crecer un poco más. Maduración exprés. En una plaza como la de los Campos de Sport de El Sardinero, tradicionalmente, a los de casa siempre les cuesta un poco más. Aunque sean los principales activos deportivos y quién sabe si económicos de un club aún en problemas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos