Los cuatro pilares del Racing

Los cuatro pilares del Racing
Alberto Aja

El portero, dos defensas y un delantero son los cimientos básicos del equipo

LEILA BENSGHAIYAR

Qué insensato es el hombre que deja transcurrir el tiempo estérilmente, decía Goethe en una sentencia a favor de aprovechar cada segundo de vida. En el Racing ocurre ocurre un poco lo mismo.Y tanto jugadores como entrenador lo comprenden. Saben que cada segundo cuenta, que cada minuto sirve para demostrar la valía y dejarse la piel sobre el campo. Quizá a alguno no le importase realizar un pacto emulando a Fausto, en la búsqueda insistente de un tiempo que vale su peso en oro. Como dice Aquino: «El poder jugar tanto es un privilegio».

Algunos arañan migajas y otros no se cansan de vestir la camiseta verdiblanca, como Iván Crespo, que acumula 1.440 minutos, o Julen Castañeda, que suma 1.397 minutos.  Los siguientes en la lista de los más habituales en el once de Viadero son Granero y Aquino, con 1.351 minutos cada uno. Lo cierto es que este Racing da oportunidades a todos. Bueno, a casi todos, porque hay un solo jugador que todavía no ha saltado al ‘prao’. Es Javi Gómez, que no ha participado ni en una sola de las 17 jornadas del presente campeonato. El de Torrelavega entró en la convocatoria en una única ocasión, frente al Burgos, pero Viadero no llegó a incluirlo en el once.

En el apartado de los más habituales Iván Crespo se lleva la palma. Ha jugado casi todo y de principio a fin. El portero, que ha encajado once goles hasta hora, únicamente se ha perdido el segundo partido de Liga. Un choque que llevó al Racing a visitar Guernica y que se saldó con una victoria para los montañeses (1-3) después de remontar el gol incial de los vascos. El guardameta, natural de Viveda, goza del respaldo de Viadero y lo sabe: «Tener la confianza del cuerpo técnico siempre es importante aunque en el caso del portero lo es aún más», explica, sin olvidar al otro inquilino de la portería racinguista, Raúl Domínguez, que ahora se encuentra imposibilitado para jugar por una rotura del tercer y cuarto metacarpiano de la mano derecha. «Estoy satisfecho por jugar tanto porque además tengo un compañero de primer nivel que ahora está lesionado y con el que mantengo una sana competencia», comenta. Para el de Santilla del Mar disfrutar de minutos es fundamental, pero también reconoce la importancia de saber dosificarse: «Hay mucha igualdad en la Segunda División B y creo que la clave es llegar en el mejor momento al tramo final y al playoff de ascenso.Para nosotros sería importante cerrar la primera vuelta con dos victorias más», sentencia.

Julen Castañeda es el segundo de los cuatro magníficos. Sus 1.397 minutos le avalan. El defensa donostiarra ha disputado 16 partidos, 15 de ellos completos, y la primera ronda de la Copa del Rey frente al Leioa. Sólo se ha perdido una jornada, la número 13. Sin duda una cifra que es este caso cumplió a la perfección su sino de mal agüero. El jugador fue expulsado al principio del segundo acto en Asturias frente al Caudal de Paco Fernández, por una mano, y la sanción le obligo a perderse el siguiente partido, el choque ante el Lealtad, que el Racing solventó con un favorable 0-1.

A pesar de este tropiezo, Castañeda es un habitual en el once de cada jornada: «A nivel individual el hecho de jugar, unido al trabajo duro diario y a la confianza depositada por el míster en mí, hace que cada semana pueda competir y dar el máximo por el equipo», valora el donostiarra. Castañeda es conciente de que la lucha por el ascenso no será fácil: «La temporada va a ser reñida hasta el final y si cedemos pocos puntos estaremos peleando por el campeonato», augura.

Crespo es quien más tiempo ha defendido la camiseta verdiblanca con 1.440 minutos,

El ‘top 3’ lo comparten dos jugadores igual de emblemáticos. Uno por ser el capitán y uno de los mimbres más antiguos del equipo, y el otro por ser el mayor goleador y salvar en más de una ocasión el destino de los cántabros con sus dianas. Granero y Aquino. Dos caras de la misma moneda y ambas igual de necesarias. Uno un defensa reconvertido a central y otro un delantero nato. Ambos con 1.351 minutos cada uno. Granero, que cuenta en su haber con tres goles y es el tecer jugador, –con permiso de Óscar Fernández–, que tiene mayor ratio de acierto de cara a portería y quiere más: «Estoy contento, pero con ganas de más. Después de las dos lesiones necesitaba esta continuidad para volver a mi nivel y creoq ue mejoro con cada partido», aclara. El valenciano debe andarse con cuidado el domingo ante la Real Sociedad B, ya que acumula cuatro amarillas y está a una tarjeta de cumplir ciclo por sanción. Hasta ahora el capitán racinguista sólo se ha perdido un partido. El del estreno del campeonato allá por agosto. La primera jornada de Liga cuando el Racing recibió al Arenas de Getxo, y le endosó un 1-0. Granero no pudo participar en el encuentro al arrastrar una sanción del año anterior. Hasta el momento ha jugado 16 encuentros, en los que ha disputado los 90 minutos en 14 de ellos. Con respecto a la marcha del equipo, el central hace una valoración positiva del bloque verdiblanco: «En cuanto a la temporada creo que estamos en la pelea por el primer puesto y el ascenso.La nota al curso habrá que ponerla en junio», explica.

El delantero y máximo anotador del equipo, Aquino, tampoco se queda atrás. 14 partidos completos sobre el terreno de juego en 16 jornadas en el once. El resultado: ocho goles, cuatro de ellos con el pie, dos de cabeza y uno de falta.

El canterano Sergio Ruiz acumula 952 minutos en sus botas

El canterano Sergio Ruiz es una de las revelaciones de este Racing. El astillerense ha dejado destellos de calidad en cada partido que ha disputado. La oportunidad le llegó tras el choque frente al Leioa, donde fue el mejor, y poco a poco se fue afianzando en el esquema de Viadero. El canterano ha disputado 952 minutos con el Racing, repartido en 12 encuentros jugados y nueve de ellos completos.

El cántabro se convirtió en uno de los habituales, pese a su juventud tras una sanción de Antonio Tomás y con el paso de Granero de la defensa al centro del campo. Dio un paso adelante en la eliminatoria copera al ser incluido en el once inicial, pero la eliminación del equipo le arrebató cualquier brillo personal. Un resplandor que ha recuperado jornada a jornada demostrando que es «un perro de presa» , como le calificó en una ocasión Viadero

El murciano había jugado todo hasta la lesión que sufrió. Una rotura de fibras de grado I-II en el recto anterior de la pierna izquierda en el partido frente al Lealtad. Hasta ese momento el delantero lo había jugado todo. 1.170 minutos. Pero tuvo que parar. En principio iban a ser dos semanas alejado del terreno de juego, pero el ‘torito’ mostró un asombrosa capacidad de recuperación y después de una jornada –la que enfretó a Osasuna B y al Racing, que que los cántabros ganaron por 1-2– ya estaba de nuevo disponible para dejar la enfermería y ponerse de nuevo a las órdenes de Viadero.

Los ocho goles que ha marcado no le bastan. «Siempre queremos más», avisa. Y tiene una idea fija en la cabeza: Quedar primero. Ya sea en diciembre o en junio: «La temporada es larga, nos gustaría estar con algún punto más pero queda mucho y seguimos trabajando para poder conseguir el obejtivo de quedar primeros y ascender», matiza, y continúa hablando sobre su condición de fijo en la plantilla de Viadero. «Al disputar tantos minutos se puede ayudar a los compañeros. Y habla también de la confianza que me tiene el míster».

Heber y Óscar Fernandez

Otro que se ha convertido en insustituible a los largo de las jornadas es Héber, con 1.310 minutos a sus espaldas. Se ha ganado el puesto a pulso y ha convertido la banda izquierda en su territorio. El gallego se ha perdido un único partido. No estuvo en la séptima jornada de Liga, que llevó al Racing a empatar con el Izarra en Navarra en el mes de septiembre. El resto es historia. 16 partidos disputados para el zurdo, diez de ellos completos, le convierten en el quinto jugador con más minutos, y por ende, más confianza de los técnicos del cuadro verdiblanco.

No se queda atrás Óscar Fernández. Ha disfrutado de 1.173 minutos, 137 menos que su compañero. Se resume en menos de dos partidos de distancia. El de Renedo es el segundo goleador del equipo con cuatro dianas endosadas en los 15 partidos que ha disputado, ocho de ellos completos.

La analogía confianza-minutos, se repite en el Racing, y es que como decía Dali, «el tiempo es una de las pocas cosas importantes que nos quedan».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos