dibujos parecidos

Partido con pocas ocasiones y ritmo a veces muy bajo, debido a las intenciones de ambos conjuntos de jugar con los centrales y asegurar la posesión

Lorenzo A.Manchado
LORENZO A.MANCHADO

Dibujos parecidos en el césped con una referencia arriba y otro acompañante unos metros por detrás, encargado bien de tapar centro en presión en campo rival o saltar a uno de los centrales para forzar el juego en largo. También parecido al escoger a uno de los medioscentros para formar un rombo y su vértice más alto ser el que se encargaba de que recibiera uno de los dos medioscentros si bajaba a recibir entre centrales en desmarques de apoyo. Partiendo de esta premisa, sin duda en los primeros minutos el Racing encontró muy buena opción de salir por izquierda, encontrando a un Héber que, recibiendo al pie, se encargó de forzar amarilla a todo el que pasó por allí. Incluso Alfaro tuvo que cambiar al interior de banda para que ayudara a su lateral derecho alguien que no estuviera amonestado.

Tras ese cambio y un buen ajuste para crear superioridad, casi no llegó peligro por aquella banda, con lo que el ataque del Racing quedó a expensas del juego por dentro o de que Óscar pudiera desbordar. El ‘7’ racinguista había creado peligro con diagonales desde fuera al área, buscando los centros de Héber pero ese recurso se acabó con el apagón del gallego. Por dentro, el Mirandés generaba superioridades defensivas con facilidad al tener muy juntas las líneas, lo que para ser contrarrestado necesita de una velocidad y precisión en el toque que ayer Rivero y Granero apenas encontraron.

Tras el gol visitante, el Mirandés fue bajando en altura defensiva cediendo espacios al Racing pero complicando aún más crear ocasiones. Las veces que se pudo circular de izquierda hacia derecha se creó, peligro pero poco acierto en el remate. Prácticamente nada de rendimiento en los centros laterales, sobre todo de Julen.

Juanjo apenas entró en juego más que para forzar alguna falta y si bien Álex García salió para enlazar mediocampo y delantera, apenas pudo hacerlo con un muy bien defendido Aquino. Con la salida de Óscar y el paso de Héber a banda derecha, se pudo esperar a Córcoles doblando al tener a su compañero de banda entrando hacia dentro, pero no lo vimos.

En los últimos minutos se intentó llegar arriba con juego directo, pero ahí el Mirandés estuvo realmente cómodo, defendiendo balones frontales y si bien no salían a la contra, tampoco sufrieron.

Fotos

Vídeos