Fútbol | Racing

Los diez quebraderos de cabeza de Pouso

Los diez quebraderos de cabeza de Pouso
Fotos: Javier Cotera | Ana Rodríguez

A tres partidos para el final de Liga, el entrenador afronta otras tantas finales en las que tiene que erradicar los males que han metido al Racing en una trampa inesperada

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

A tres partidos para el final de Liga, el entrenador afronta otras tantas finales en las que tiene que erradicar los males que han metido al Racing en una trampa inesperada. Los peores males del Racing actualmente son:

1. Sin gol Dependencia de Aquino y Lázaro

«Dependencia no, pero es indudable que son los jugadores más importantes». La frase –tal cual– es de Gonzalo de la Fuente y de Sergio Ruiz. Ambos repitien exactamente el mismo mensaje. Los dos añaden la muletilla de que «son delanteros de mucha calidad y es normal que el equipo los necesite», pero niegan que exista una dependencia total de sus goles.Sin embargo, cuando la pregungta se traslada fuera del vestuario la respuesta es distinta. «Sí, totalmente. Hemos visto que cuando ellos no juegan el equipo o no marca, el Racing no gana», señala Javi López, exjugador racinguista. Por su parte, Santi Gutiérrez Calle, exentrenador y responsable del cantera verdiblanca durante mas de dos décadas, es más comedido, pero sin dejar de ser directo:«Los últimos goles han sido de ellos y por eso se ha ganado. Cualquier entrenador de la categoría querría tenerlos en su equipo. Son jugadores que hacen bien su trabajo y si no lo hacen sus compañeros sufren», explica. Es obvio que la visión es totalmente diferente dentro o fuera de la caseta.

2. Rivales Goles sólo ante equipos de abajo

Los goles más recientes de Aquino y Lázaro llegaron ante Osasuna B, Lealtad y Caudal, los tres últimos. Esa tesitura ha hecho desconfiar un tanto de la eficacia goleadora del equipo. No obstante, Javi López admite que «siempre es bueno que los delanteros estén en racha, eso quiere decir que pueden marcar ante los primeros también. Es bueno y hay que verlo como algo positivo de cara a los compromisos tan delcicados que vienen». Algo muy similar responde Gutiérrez Calle, que ve con buenos ojos «la posibilidad de que ambos lleguen entonados a este tramo tan decisivo». Para el técnico «el calendario ha venido así y hay que confiar que les haya despertado porque en Zubieta, que es el partido clave, el Racing necesita que marquen sí o sí». Dentro del equipo admiten esta circunstancia aunque no dejan de señalar que «los goles valen igual ante unos equipos que ante otros. Lo bueno es que ahora que llega un momento tan difícil ellos están viendo puerta». La importancia de las rachas aparece como el dato en el que se quiere confiar.

3. Muchos cambios Una defensa cada semana

«Ha sido una constante y no es muy habitual». En esto hay unanimidad. Ahora bien, la forma de verlo tiene matices. Mientras que López asegura que «este ha sido un mal, no sólo en la defensa, sino en todo el once inicial» y, por su parte, Gutiérrez Calle admite categóricamente su preferencia por «una zaga y una alineación de memoria, como los equipos que hicieron historia», desde el vestuario lo ven como algo obligado por las circunstancias: «Las lesiones y las tarjetas han condicionado las alineaciones. A pesar de todo siempre han cumplido los que les ha tocado jugar», reconoce Sergio Ruiz.

«El entrenador ya lo anunció; con él iba a ser difícil aprenderse el equipo y lo ha demostrado. Sorprende cada domingo, eso es verdad», añade el técnico. Para López «ha sido parte de la culpa de no encontrar un equipo sólido; se han hecho demasiados cambios y eso siempre crea desconcierto», replica López. Nadie niega que sea un escenario atípico en un equipo aspirante a todo y a pesar de que haya jugadores de recambio que hayan cumplido nunca es un buen síntoma.

Ana Rodríguez

4. Carencias Plantilla descompensada

«Más que compensada, que puede tener un debate, lo cierto es que hay jugadores que no han rendido como se esperaba», responde rotundamente Gutiérrez Calle. «Si en principio los técnicos piensan que un futbolista puede jugar aquí o allí y luego no juega pues desmorona todos los planes», añade. Tanto Viadero en su momento como en la actualidad Carlos Pouso han recurrido a «situaciones esperanzadoras» –según el técnico–, es decir, utilizar jugadores de otras demarcaciones para solventar posibles carencias. «Polivalencia», le llaman tanto Gonzalo como Ruiz. El central explica que, por ejemplo en defensa «se ha contado con que Granero y Gándara pueden jugar ahí y lo han hecho bien». Obviamente más que una premisa de partida fue una medida de urgencia el colocar al capitán en el centro de la zaga. López, por su parte, no tiene dudas de que no se ha hecho nada bien:«No sólo está descompensada la plantilla, con muchos delanteros y medios y pocos defensas sino que también se ha hecho una mala elección de los fichajes este año».

5. Bajas inesperadas Sin Antonio Tomás hasta el final

«La influencia de Antonio Tomás en el equipo es la que es. Pouso es muy pragmático y siempre dice que lo que pasó, pasado está. Hay jugadores que pueden hacerlo bien en su puesto», resalta el técnico. Para Gutiérrez Calle la ausencia del cántabro «puede estar bien cubierta por otros jugadores. No tiene por qué ser significativa». Todo lo contrario piensa Gonzalo, que incluso señala que «todo el equilibrio que se ha conseguido desde que llegó Pouso al Racing ha llegado a través de Antonio Tomás. Ha hecho una buena labor y se notará, pero hay otros jugadores en la plantilla que pueden ocupar su posición con garantías». Desde luego –según las palabras del central– la importancia del centrocampista, que se perderá al menos los tres partidos que restan de Liga regular dentro del vestuario parece evidente. A su vez, López transmite una visión mucho más real en sus comentarios:«Es algo que se podrá valorar después de que pasen los partidos; si se gana nadie le echará en falta. Esto es algo que pasa muy a menudo en el fútbol y que seguro ocurrirá en el Racing».

6. Ausencias Óscar, de titular a olvidado

A pesar de que produce «sorpresa» para los que no están dentro de la plantilla la ausencia de un jugador tan destacado –para algunos el mejor durante la primera vuelta– «es algo fruto de las decisiones del entrenador y, en este caso, ha habido un cambio y eso produce damnificados», señala López. El que fuera defensa racinguista en los años noventa indica que «también hay beneficiados cuando los técnicos deciden cosas así». En cambio los compañeros del canterano señalan que esta circunstancia «no deja de ser un reflejo de la competencia que hay por jugar y de lo enchufada que está la gente por ganarse un puesto», admite Ruiz. El cántabro, uno de los fijos este año, recuerda «el gran nivel que existe y lo difícil que es jugar». Por su parte, su compañero Gonzalo también prefiere verlo como algo positivo. «Yo más que la ausencia de Óscar quiero fijarme en que hay otro jugador que sale y lo hace bien. Se les necesita a todos y cuando hay cambios es para que las cosas mejoren». En conclusión, que juegue uno u otro el mensaje es que se trata de la igualdad existente.

7. Personalidad Un equipo conformista

«Es una manera de afrontar los partidos; poco ritmo, poca intensidad... Creo que no le ha ido bien», asegura López. Sin duda en este punto los criterios se unifican, incluso por los propios jugadores que aún siendo parte reconocen esa falta de personalidad. «No creo que haya un profesional que salga al campo sin querer ganar, pero lo que hemos visto es que el equipo no ha sido dominador, nunca ha impuesto el ritmo al que se debe jugar. Siempre que se ha ganado no ha sobrado nada», explica Gutiérrez Calle. Ninguna voz pone en duda que al Racing de este año le falta convencer e intimidar –como se le suele pedir a un favorito–. Es más, Gonzalo introduce un término que va más allá y que de alguna manera ofrece otro escenario:«No creo que hayamos sido conformistas ni que lo vayamos a ser. Sí es cierto que el equipo ha sido responsable; ha mantenido en muchas ocasiones una actitud responsable y no ha ido a 'full' a por el partido, pero siempre se ha salido a ganar. Quizás sí hayamos pecado de responsables, pero no de conformistas», concluye Gonzalo.

Ana Rodríguez
8. Atrevimiento No ejerce su jerarquía

«Ha sido uno de los problemas más importantes. Nunca se ha ido a por los partidos pensando que se es el Racing y se ha especulado demasiado». Javi López es categórico en sus comentarios. Este punto lo coloca en el debe irremediablemente del equipo, que no ha hecho valer su condición de favorito y de club grande. Bien es cierto que actualmente, con Pouso en el banquillo, «se ha condicionado el estilo de juego a los rivales, al estado del campo... –indica Gutiérrez Calle–, algo que dejaba ver que el Racing nunca era dominador». Más allá de que «siempre es bueno conocer a los rivales y lo que te vas a encontrar delante», como añade Ruiz, lo cierto es que en el fondo se encuentra una carencia muy importante de confianza en el verdadero potencial que se tiene. Gonzalo achaca ese mal a «la irregularidad del equipo. Al no conseguir las victorias es más complicado mostrar esa personalidad. Si se gana es más sencillo mostrarse más fuerte y ganar en autoestima». Profunda autocrítica. En lo que resta de campeonato la obligación es mayor y el margen de error mínimo.

9. Talón de Aquiles Dificultad para ganar fuera

Así como el equipo de la pasada temporada pasará a la historia como el menos goleado, el de esta lo hará por su dificultad para ganar fuera. «De los últimos seis partidos fuera ha ganado uno. La cosa no está muy bien por ahí», destaca López. En este sentido, Gutiérrez Calle tiene un pensamiento un tanto pesimista de la situación:«Pinta mal. Sólo queda un partido fuera de casa, el más importante del campeonato, en Zubieta, y debemos confiar en que se gane porque sino estaremos fuera». Tanto López como el técnico cántabro no ven muy claro el futuro del Racing cuando le toca jugar fuera de El Sardinero. Lejos de negarlo, los jugadores también son conscientes de que «la irregularidad que se ha tenido queda reflejada por esa dificultad a domicilio», advierte Gonzalo. Sin embargo y pese a que los datos son los que son y demuestran que no deja de ser uno de los grandes males del equipo, el central añade que «se ha llegado a estas alturas con opciones a todo y ahora parece que estamos mejor en ese capítulo. Hay que ser positivos y pensar que cambiará».

10. Capacidad Un play off anticipado

El racinguismo suspira y pierde la mirada. Hace cálculos y previsiones y se pierde en un mar de dudas. Nadie esperaba jugar finales. «En vez de seis partidos, el play off este año va a tener nueve». Con estas palabras describe el técnico la situación que se avecina. «Al Racing le hemos visto muerto y resucitar», añade en sentido metafórico el técnico que en los últimos treinta años puede dar fe de muchas sorpresas. No se esconde y señala que «es el momento de que esa presión de la que hablan los jugadores siempre, se supere». Admite que «la irregularidad del equipo le ha metido en una trampa de la que sólo haciendo las cosas muy bien podrá salir». Por su parte, López lanza un mensaje de optimismo en medio del desconcierto: «Estos tres partidos son distintos, no tienen nada que ver con los del play off y veo al equipo con suficiente calidad para sacarlos. Ahora bien, sólo si ofrece la mejor versión y demuestra experiencia y pegada lo conseguirá; si repite esa actitud de incertidumbre lo pasará mal». El racinguismo confía en que no se falle en el momento crítico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos