Fútbol | Amistoso

Un ensayo sin fuego real

Sergio Ruiz sale como puede de la presión de varios jugadores del Escobedo.
Sergio Ruiz sale como puede de la presión de varios jugadores del Escobedo. / Roberto Ruiz
Racing

El Racing, sin la mayor parte de sus futbolistas profesionales, empata con el Escobedo | El equipo de Ángel Viadero mejoró en la segunda parte ante un impetuoso equipo camargués, que vendió cara su piel

JONATHAN LLATA | SERGIO HERREROEscobedo

Lo que el Racing había anunciado como un encuentro más de pretemporada, otro choque de preparación de cara al cercano inicio del campeonato liguero, el equipo se lo tomó como un ensayo para la guerra pero sin fuego real. La práctica totalidad de los profesionales de la primera plantilla verdiblanca tuvo tarde de asueto y a hombres como Gonzalo de la Fuente, Borja Granero, los hermanos Aquino o César Díaz, hubo que verles en la grada. Al final, la fiesta de cumpleaños de la centenaria Unión Montañesa Escobedo, para el técnico verdiblanco, Ángel Viadero, fue como un casting de canteranos que terminó con empate a dos goles (2-2).

2 Escobedo

Chemi, Adrián, Richi, Nando, Mario, Iván, Dani, Pepín, Héctor Marcos, Bubu y Héctor T. También jugaron:Marco, Quinta, Germán, Rafa, Vita, Berto y Jorge.

2 Racing

Raúl Domínguez, Gándara, Puras, Miguel Goñi, Óscar Fernández, Javi Cobo, Camus, Sergio Ruiz, Soberón, Pau Miguélez y Saúl. También jugaron:Zorrilla, Pablo, Eduardo, Cañizo, Badiola, Valentín, Darío, Ares, Rozas y Gonzalo P.

Goles
1-0, min. 7: Héctor T. 1-1, min. 58:Badiola. 1-2, min. 80:Rozas. 2-2, min. 85: Vita.
Árbitro
López Parra. Amonestó al local Iván y al visitante Ares.
Incidencias
Estadio Eusebio Arce. Partido de pretemporada con motivo del centenario de la Unión Montañesa Escobedo. Unas 1.500 personas presenciaron el partido.

A los Gándara, Camus, Sergio Ruiz, Óscar Fernández, Javi Cobo y Pau Miguélez les tocó ejercer de veteranos en esta ocasión. A pesar de su corta edad. Sólo el portero Raul Domíngue fue el de siempre. El Escobedo, por lo especial de la cita y por la presunta entidad del rival, se tomó la contienda mucho más en serio. El equipo dirigido por Pablo Casar quiere recuperar el sitio entre los mejores de la Tercera División cántabra que tuvo no hace tantos años. Así, a base de ímpetu en el medio campo, los camargueses lograron adelantarse en el marcador. Una bonita jugada colectiva la culminó Héctor dentro del área para batir a Raúl.

La versión más joven del Racing intentó salir con el balón jugado desde atrás. Parece uno de los nuevos conceptos que Ángel Viadero quiere inculcar a su equipo esta temporada. Y los verdiblancos pudieron empatar. Primero, con un penalti. Pau Miguélez fue derribado en la zona de peligro. El propio futbolista nojeño cogió el balón para ejecutar la pena máxima. Pero Chemi, avispado, adivinó la intención del prometedor extremo para detener el lanzamiento. Poco después, un buen centro de Óscar Fernández lo remató Saúl de cabeza en el segundo palo. La pelota se marchó cerca del poste izquierdo de la meta local.

El Racing ganó en posesión, aunque el Escobedo permaneció cómodo en su papel de mantener la renta adquirida. De hecho, fueron los del exracinguista Pablo Casar los que volvieron a percutir. Un lanzamiento de falta lateral, muy cerrado, lo tuvo que despejar Raúl Domínguez con muchos apuros. El propio extremo blanquinegro probó suerte en un córner que estuvo a punto de convertirse en olímpico si no llega a ser por el meta visitante. Entre los sofocones y sudores típicos de la pretemporada, la primera mitad llegó a su fin.

Ganó en presencia ofensiva

Tras el descanso, el Racing ganó en presencia ofensiva. Quizá por lo cambios o porque al Escobedo le empezaron a fallar las fuerzas después de una intensa primera parte que habían conseguido concluir con victoria. Un robo genial de Javi Cobo en el centro del campo inició la jugada del empate. Pau Miguélez avanzó por la izquierda y se metió en un callejón de salida. «De ahí no sale», se escuchó en la grada. El nojeño se puso la chistera, hizo magia y atravesó el muro defensivo junto a la línea de fondo. Luego, cedió el honor del gol a Badiola, que remató en el primer palo.

Con un mayor protagonismo de los jugadores de más calidad del equipo verdiblanco, el nuevo campo de hierba artificial de Escobedo se inclinó en contra del local. Un balón llovido en el área lo bajó con un gran control Badiola. El atacante cedió atrás, donde Rozas remató defectuoso. Muy alto.

El Escobedo, con los cambios que le quedaban en el banquillo, trató de recuperar parte del terreno perdido. Un gran pase de Bubu de primeras le llegó a Marco dentro del área. El delantero, solo ante Raúl Domínguez, estrelló la pelota en el cuerpo del portero, que tapó bien el hueco. Fue una ocasión clarísima para que los locales hubiesen soplado las velas con un triunfo de regalo. Los santanderinos pusieron la réplica con otra buena jugada entre Badiola y Rozas, pero el centro de este último no encontró rematador.

El futbolista de este bisoño Racing que más llamó la atención fue Diego Rozas. «¿Quién es el 17?», fue una pregunta recurrente en la grada. El extremo se destapó como un gran centrador desde la banda izquierda y participó en gran parte de las jugadas de ataque. De hecho, fue el autor del segundo tanto. El ex del Laredo enganchó un rechace del portero, Rafa, para anotar el segundo gol.

Pero el Escobedo no estaba dispuesto a que le aguasen la fiesta. El equipo camargués logró empatar el marcador en los últimos minutos. Vita aprovechó un rechace de Raúl Domínguez para poner las tablas y dejar al menos parte de la honra en el remozado Eusebio Arce. Y pudo llevarse la victoria si no llega a ser por el cayonés.

El Racing, en este ensayo sin fuego real, dejó un nulo espacio a las conclusiones en este tercer compromiso veraniego. La próxima cita para los de Ángel Viadero será el próximo sábado, a las 19.30 horas, en Gijón, ante la selección AFE.

Fotos

Vídeos