Carlos Pouso ya está en Santander

Carlos Pouso/Alberto Aja
Carlos Pouso / Alberto Aja

El nuevo técnico verdiblanco ha anunciado esta tarde su salida del Logroñés y el conjunto cántabro ha oficializado su fichaje | «El Racing me parece un caramelo», ha dicho en su despedida de la capital riojana

DM .
DM .Santander

«El Racing me parece un caramelo». Este ha sido el motivo que ha esgrimido Carlos Pouso para explicar en Logroño su salida del conjunto rojiblanco para fichar por el Racing hasta final de temporada. Visiblemente emocionado, el nuevo técnico del equipo cántabro, que ya ha llegado a Santander, ha explicado el motivo de su marcha a un rival directo. Sin que acabara de dar la rueda de prensa, el conjunto cántabro ha enviado un comunicado para oficializar su fichaje.

«Pouso ha rubricado un contrato con la entidad cántabra hasta el próximo 30 de junio y dirigirá su primer entrenamiento en las Instalaciones Nando Yosu mañana miércoles, 7 de febrero, a partir de las 10.30 horas», ha informado el Racing.

En Logroño no ha sentado bien la salida del que era hasta esta mañana su director deportivo. El técnico vizcaíano ha tratado de explicarlo, a pesar del riesgo que para él entraña el nuevo reto. «Me veo capacitado para intentar ascender al Racing. En Santander hay presión, ilusión y medios, pero todo esto hay que plasmarlo y conseguirlo en el campo», ha aseverado. «Si voy al Racing y no jugamos el play off y ascendemos, estoy muerto», ha explicado.

Su comparecencia de hoy ha estado precedida por la intervención del vicepresidente de la UDL, Juanjo Guerreros, que ha afirmado que Pouso les informó de los contactos con el equipo cántabro hace más de un mes, algo que luego ha negado el entrenador. «Nos pidió si podía hablar con ellos y ayer por la mañana nos comunicó que iba hacia adelante, pero esta será siempre su casa», ha dicho el dirigente de la UDL.

«Yo he tenido más ofertas para entrenar, hasta hoy mismo, y sabía que esta era mi última campaña aquí, pero la realidad es que la decisión se tomó ayer», ha insistido Pouso, quien ha defendido su «honestidad» para con el Logroñés «aunque no puedo entrar en lo que piense la gente» y ha negado haber «torpedeado» fichajes del que hasta ahora era su club, que es un rival directo del Racing en el grupo II de Segunda B-

De hecho, ha afirmado que hay dos fichajes del Logroñés -que puede firmar a jugadores sin contrato- que deja hechos, aunque se anunciarán en los próximos días. Sí que ha admitido que hace más tiempo «desde el Racing me llamaron para interesarse por jugadores nuestros» pero «ni hablaron de mi, ni yo me dejé querer».

«Me da igual lo que piense la gente o lo que diga por ahí, yo sé la verdad y lo único que puedo decir es que hay que agradecer al Logroñés y a su propietario que no me han puesto ningún problema», ha explicado Pouso.

Otro de los motivos por los que ha decidido irse es porque «dejo a este equipo en una situación excelente, con gente preparada para tomar decisiones».

«A mí me hubiera gustado acabar la temporada, pero es que el Racing es un caramelo», ha incidido Pouso, que ha restado importancia a la situación en la clasificación de los dos equipos (tercero el cántabro y quinto el riojano) «porque todos los del grupo son rivales directos» aunque ha admitido que el partido que disputarán los dos en el Sardinero «va a ser especial».

El técnico vasco ha asegurado, también, que va a Santander porque «por un tema personal y de salud no quería irme lejos de casa».

Ha considerado que hay un «paralelismo» entre Logroñés y Racing, el que «cuesta concienciar en las dos ciudades que aunque han estado en Primera, ahora sus equipos son de Segunda B y ha incidido en que para él «hubiera sido más cómodo quedarme estos meses aquí»

Pero, ha concluido, «también he pensado que con el salario que dejo puedo ayudar a esos fichajes que ya se anunciarán» y «yo voy a Santander con la misma ilusión que con la que llegué aquí y me veo capacitado para intentar ascender con el Racing» en una ciudad en la que «hay ilusión y presión por lograrlo y medios para hacerlo»

Su trayectoria

Pouso nació en Leioa (Vizcaya) el 20 de julio de 1960 y comenzó su carrera profesional en los banquillos en el Sestao River, en el que permaneció cuatro temporadas (2004- 08). Su buena actuación en el cuadro de Las Llanas hizo que en 2008 se estrenara en Segunda al frente de la Sociedad Deportiva Éibar para, la campaña siguiente (2009/10), dirigir al Club Deportivo Guijuelo.

En verano de 2010 tomó las riendas del Club Deportivo Mirandés y estuvo allí tres temporadas, durante las que consiguió un ascenso a Segunda División y la clasificación de los rojillos, por primera vez en su historia, para las semifinales de la Copa del Rey –eliminó en el torneo a tres conjuntos de Primera División(Villarreal CF, Racing y Real Club Deportivo Espanyol). En 2014 Pouso se incorporó a la Unión Deportiva Logroñés, conjunto del que hasta ahora era director deportivo tras haber permanecido casi dos años y medio como entrenador de su primera plantilla.

Ver más

El nuevo técnico verdiblanco tiene una dilatada experiencia en los banquillos pues cuenta en su haber con casi 300 partidos dirigidos en Segunda B y 69 en Segunda.

Raúl García, segundo

Junto a Carlos Pouso llega al cuadro racinguista Raúl García, que ocupará el cargo de segundo entrenador. Raúl García Fernández nació en Hernani (Guipúzcoa) el 30 de junio de 1976 y tras una extensa carrera como futbolista tanto en Segunda como en Segunda Bdel fútbol español (defendió las camisetas, entre otros equipos, del Club Deportivo Mirandés y la Sociedad Deportiva Éibar) se incorporó al cuerpo técnico de la Unión Deportiva Logroñés en 2014 como asistente del ya entrenador del Racing.

Pouso posa junto a algunos de sus ya exjugadores en Logroño
Pouso posa junto a algunos de sus ya exjugadores en Logroño / Justo Rodríguez

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos