Los elegidos de Pouso

Los elegidos de Pouso

Iván Crespo, Julen Castañeda y Sergio Ruiz son los jugadores más utilizados por el técnico del Racing

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Si realmente el Racing está mejorando, como dice Carlos Pouso semana tras semana, lo está haciendo muy poco a poco. Lo cierto es que no se han visto muchos cambios en estas ocho jornadas que lleva el técnico vasco en el banquillo con respecto a lo dispuesto por su antecesor, Ángel Viadero. Quizá la mejora más importante es interna. Dentro del vestuario. Un ambiente más favorable tras la salida de un entrenador que ya no contaba con la sólida confianza de sus futbolistas. De momento, sobre el césped, parecido. Los protagonistas son prácticamente los mismos e Iván Crespo, Julen Castañeda y Sergio Ruiz son los jugadores más utilizados por el entrenador racinguista. Tres fijos también para el anterior inquilino.

Cada caso tiene sus características propias. El portero de Viveda es titular indiscutible desde su llegada a Santander, pese a tener por detrás a un arquero de garantías como Raúl Domínguez, que sólo ha disputado un encuentro en esta campaña. En el lateral izquierdo, aparte de que Julen Castañeda goza de un buen estado de forma últimamente, el Racing no tiene mucho más donde elegir para esa posición. Es el único especialista. Así que ha jugado todos los minutos con el actual míster. Sergio Ruiz se ha ganado el sitio por mérito propio en una parcela con multitud de opciones. Sólo se ha perdido once minutos desde la llegada de Carlos Pouso.

Hay otros casos destacados en este balance de protagonismo repartido por el técnico vasco. Es el caso de Miguel Gándara. El canterano, muy utilizado por Viadero, especialmente en situaciones de emergencia, con Pouso se ha convertido en titular casi inamovible. Que se lo pregunten a Paco Regalón, que lleva dos partidos seguidos sentado en el banquillo de inicio. El santanderino ha formado pareja de hecho con Gonzalo en el centro de la zaga, después de que el burgalés superase su lesión de tobillo.

Pouso además ha recuperado para la causa a Quique Rivero, con poca participación durante la anterior etapa. El cabezonense, aún sin alcanzar su mejor nivel, poco a poco se ha ganado la confianza del entrenador, para disputar 494 minutos de los 720 que lleva Pouso al frente. Los cinco últimos encuentros ha sido titular.

Más allá de la irrupción de Quique Rivero en el centro del campo, la principal diferencia entre lo que pudo hacer Viadero y lo que está haciendo su sucesor son los fichajes. Al menos, dos de ellos. El de Canalejas apenas pudo disfrutar de Adán Gurdiel y Borja Lázaro. Ambos son de los fijos de Carlos Pouso sobre el césped. En el caso del berciano, como con Julen Castañeda, tampoco hay mucho más donde elegir. Por su parte, el rendimiento del madrileño es incuestionable: cinco goles en esos 600 minutos -uno más antes de la llegada de Pouso-. No puede decir lo mismo la otra incorporación invernal, Franco Acosta, quien, con varias desapariciones de la convocatoria, apenas ha estado sobre el césped 34 minutos con el preparador vizcaíno.

Después está el pelotón de los futbolistas con los que seguramente Carlos Pouso habría contado mucho más, pero que por diversas circunstancias se ha visto privado de ellos. Es lo que sucede con Borja Granero, en el dique seco durante los últimos tres encuentros y sin fecha para su regreso. O con Dani Aquino, a quien la lesión sufrida en Tafalla y la posterior sanción por acumulación de amarillas le obligaron a descansar más de la cuenta. También la lesión de muñeca de Héber, los problemas físicos de Antonio Tomás y Óscar Fernández y el ya citado esguince de tobillo de Gonzalo han trastocado los planes del míster.

Los canteranos más recientes, salvo Miguel Gándara -Sergio Ruiz llegó directamente al filial del Racing-, no están teniendo excesivo protagonismo con Carlos Pouso. Óscar Fernández, con el que el técnico cuenta, porque no acaba de recuperar el tono físico. Y después, Pau Miguélez, que aunque es del gusto del entrenador según él mismo ha comentado varias veces en rueda de prensa -«Es un descarado y un jeta, y conmigo los jetas tienen mucho ganado»- le tiene una alta estima futbolística. Sin embargo, de momento sólo ha disputado 221 minutos y ha sido titular en dos ocasiones. Quizá la sanción de César Díaz de cara al domingo en Villaviciosa le pueda dar una nueva oportunidad al nojeño. Por último, Javi Cobo, que salió de inicio en Tafalla, después sólo ha aparecido a ratucos.

Y luego están los casos de Juanjo y Álex García. Junto a Antonio Tomás y Quique Rivero, los otros retornados de la cantera racinguista de otras épocas. Ambos tuvieron protagonismo en Tafalla. El de Ontaneda marcó ante la Peña Sport y volvió a la titularidad frente al Izarra. Pero, a partir de ahí, las apariciones de ambos han surgido a cuentagotas. Muy lejos de las expectativas generadas en sus llegadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos