Ensayo del Racing con fuego real

Aquino, durante el partido que enfrentó al Racing y al Amorebieta la pasada temporada.
Aquino, durante el partido que enfrentó al Racing y al Amorebieta la pasada temporada. / Javier Cotera

Los verdiblancos juegan hoy el primer amistoso de la pretemporada ante el Amorebieta, uno de sus próximos rivales en la Liga

MARCOS MENOCAL SANTANDER.

El Racing juega hoy en el Campo Municipal de Urritxe frente al Amorebieta (19.00 horas) en lo que será el primer partido amistoso de la pretemporada. El encuentro llega después de una semana de trabajo estival y servirá para ir poniendo a tono a la plantilla y empezar a trasladar los conceptos tácticos. La primera intención de Viadero es que viaje toda la plantilla, aunque es probable que se sume algún canterano más para paliar alguna baja, caso de Córcoles, con quien se quiere ir despacio para su perfecta recuperación. El alicantino finalizó la pasada temporada lesionado y las vacaciones no ha sido tiempo suficiente para su recuperación.

Además de la función básica de un partido de pretemporada -retomar el ritmo y adaptarse a la pizarra del entrenador- en esta ocasión, el duelo de esta tarde servirá para pulsar el potencial de uno de los equipos con los que el Racing se medirá en la competición oficial, la Sociedad Deportiva Amorebieta. Lo mismo ocurrirá el próximo sábado cuando los verdiblancos visiten Lasesarre para jugar ante el Barakaldo.

Hoy Viadero dará minutos a todos sus efectivos; en la portería tendrán su oportunidad Iván Crespo y Raúl Domínguez. En la defensa es dónde más pruebas realizará; Gándara, Gonzalo y Julen Castañeda parten con ligera ventaja ante el ejército de canteranos que mientras no lleguen más fichajes son la alternativa. Es probable que Darío, Ares y Miguel Goñi tengán sus minutos ya que Javo Gómez no viajará. En el centro del campo, Viadero probará las distinta combinaciones en el doble pivote con Sergio Ruiz, Borja Granero, Quique Rivero y Javi Cobo. Los tres primeros se acomodan mejor a la posición de pivote, aunque cada uno tiene sus propias características. Cobo, por su parte, es un futbolista que perfectamente puede jugar más adelantado así como en una banda, como ya hizo el pasado curso. En principio con estos cuatro jugadores, la medular del equipo es la demarcación que mejor cubierta parece, a la espera de que la llegada de Jagoba Beobide la termine de fortalecer. Para las bandas, Óscar Fernández y Héber Pena serán los primeros de la lista esta tarde, aunque el juvenil Gonzalo -en quien Viadero ha puesto su confianza- y la ya más que realidad de Pau Miguélez han de ir aprovechando sus oportunidades. La punta de ataque, en Amorebieta, la compartirán por primera vez los hermanos Aquino, Dani y Matías. Este último continúa a prueba, aunque la ausencia de delanteros en el equipo le otorga más posibilidades.

Sin apenas rodaje

Apenas ha tenido tiempo el grupo de entrenar el orden táctico. Las sesiones hasta ahora han ido más encaminadas a recuperar el tono físico, aunque la continuidad del bloque del año pasado -siguen diez jugadores- permitirá al equipo vivir de las rentas en los primeros partidos amistosos. Delante tendrán esta tarde a un equipo que también mantiene buena parte de los jugadores con los que la pasada temporada el conjunto vizcaino sufrió para lograr la permanencia. Lo consiguió en la últimas dos jornadas y por dos puntos. Está dirigido desde el banquillo desde hace unas semanas por Joseba Etxeberria, el que fuera internacional español y jugador del Athletic de Bilbao. Su fútbol del pasado año se basaba en el orden sin priorizar el ataque, pero la llegada del nuevo entrenador puede cambiar su estilo. El césped del estadio está en perfectas condiciones.

Fotos

Vídeos