«Un equipo que quiere ascender debe tener más acierto de cara a gol»

Ángel Viadero da instrucciones a Héber Pena. / D. Pedriza

El técnico de Canalejas aseguró que «con muy pocos pases hemos hecho buenas carreras, pero si se perdona pasa lo que pasa» Ángel Viadero Entrenador del Racing

Diego Ruiz
DIEGO RUIZSantander

Un par de frases bastan, a veces, para describir un suceso. Y los dos técnicos protagonistas del encuentro las tuvieron en la sala de prensa de los Campos de Sport al terminar el encuentro. Le tocó primero al entrenador del Tudelano, un Íñigo Valencia que parece no tener pelos en la lengua. «Este ha sido -señaló- el primer partido que he sentido impotencia de no poder hincarle el diente al rival». Y, «en la primera parte fue un poder y querer y en la segunda un querer y no poder», definiendo el juego de los suyos.

Después le tocó a un Ángel Viadero con cara de circunstancias. Otro entrenador que tampoco se muerde la lengua. «Hemos tenido ocasiones suficientes para haber cerrado el partido a partir del minuto treinta, pero si no aciertas, al final pasa lo que pasa», afirmó el de Canalejas. «Un equipo que quiere ganar y ascender -sentenció- debe que tener más acierto de cara a gol».

El partido

Ambos entrenadores coincidieron en que la segunda parte fue de un dominio total del Racing. Valencia, sin embargo, dijo que en los primeros 45 minutos fue su equipo el que mereció ponerse por delante. El cántabro, por su parte, aseguró que los suyos habían estado algo despistados tan solo desde el minuto 15 al 30. «Nos ha costado después del gol ajustar las marcas, de tener más sentido en ataque. Con muy pocos pases hemos hecho carreras muy buenas, pero si se perdona es lo que pasa», señaló. También uno y otro insistieron en que el Racing dispuso de muchas ocasiones para golear al rival. «Muchas en la primera parte», dijo Viadero, «y en la segunda ni te cuento. Ha habido jugadas de hasta cinco contra dos y ellos sólo han tenido la ocasión del gol, un cabezazo que se fue fuera en la primera mitad y un disparo fallido». «Al Racing de la segunda parte -concluyó Valencia- le veo campeón».

Antes de analizar el juego de alguno de los protagonistas del partido y preguntado sobre si esa falta de acierto se puede corregir en los entrenamientos, Viadero afirmó que «me gustaría tener la capacidad para entrenar a jugadores del nivel de Messi o Cristiano, por eso los clubes pagan lo que pagan. Pero somos un equipo de Segunda B, y el entrenador también».

Borja Granero fue sustituido a falta de cinco minutos para cumplirse el tiempo reglamentado. Parecía dolorido. «Nos había avisado de que tenía una lesión o una fatiga muscular. Al final haces el cambio entendiendo que era arriesgado dejarle en esas condiciones en el campo, cuando hay además jugadores que pueden hacerlo bien. Parece que al final solo ha sido una fatiga muscular». Sobre Sergio Ruiz dijo que, para él, «había sido el mejor del partido», y sobre Dani Aquino, que jugó algo más de un cuarto de hora, el mister aseguró que «le hemos aguantado al máximo para que tuviera el desgaste necesario».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos