Estreno con buenas sensaciones

Héber conduce el balón entre dos jugadores del Amorebieta en el encuentro de ayer en Urretxe.
Héber conduce el balón entre dos jugadores del Amorebieta en el encuentro de ayer en Urretxe. / Oskar Matxin

El Racing vence al Amorebieta por 1-3 en su primer partido de la pretemporada, con goles de los hermanos Aquino

MARCO G. VIDART

No era más que el primer partido de pretemporada. El día en el que plasmar sobre el 'prao' esos primeros sudores estivales. Pero puestos a pedir, mejor empezar con una victoria. Y si además es ante uno de los equipos con los que uno se topará en la temporada, el día es perfecto. El Racing estrenó de la mejor manera posible la pretemporada. En el campo vizcaíno de Urretxe, los de Ángel Viadero dieron buena cuenta del Amorebieta por 1-3. Un encuentro que murió de facto en la primera parte tras los tres tantos de los hermanos Aquino.

El campo del conjunto vizcaíno servía al Racing para velar sus primeras armas en este estío. Campo en buen estado y 400 espectadores para comenzar de forma oficiosa la campaña futbolera. En el once inicial, los verdiblancos alternaban la veteranía de algunos de los integrantes del bloque de la pasada temporada con la juventud de los canteranos. La noticia es que arriba estaba una dupla formada por hermanos. Dani Aquino, el máximo goleador de la pasada campaña con el Racing, y su hermano Matías, un futbolista que está a prueba. Poco tardó Dani Aquino en celebrar su renovación hasta 2020 con el Racing. En el minuto 3, zurdazo desde la frontal que golpea en el poste derecho de la meta vasca y el 0-1 que subía al marcador.

Héber y Puras convertían las bandas del campo de Urretxe en una autovía. De ellas vinieron algunas ocasiones de peligro para el Racing. Fue en el minuto 25 cuando llegó el segundo gol. La pelota circuló a buena velocidad entre Gándara, Dani Aquino y Óscar Fernández, que llegó hasta la línea de fondo para hacer ese llamado pase de la muerte. Matías Aquino, más solo que la una, sólo tuvo que rematar en boca de gol. Hasta los 400 aficionados de Urretxe aplaudieron el tanto verdiblanco.

Matías se encargó de finiquitar el partido apenas trece minutos más tarde. En otra galopada por la banda, Héber se coló en el área vasca y fue derribado por un rival. El árbitro, Gómez Landazábal, no dudó ni un segundo. Penalti. Fue el exjugador del Levante B el encargado de ejecutar la pena máxima con su pierna izquierda.

El descanso significó lo que ocurre siempre en este tipo de partidos. Cambio por completo de onces sobre el campo para dar minutos a todos los integrantes de la plantilla. El dominio del Racing, en el que debutaron en esa segunda mitad Quique Rivero y Gonzalo de la Fuente, los dos únicos fichajes hasta ahora, se atenuó un tanto. En el minuto 55, también de penalti, Jon Ander subió al marcador de Urretxe el 1-3 que ya sería definitivo.

Fotos

Vídeos