Examen de conciencia

Examen de conciencia
María Gil Lastra

El debutante Adán Gurdiel, Héber Pena y Granero, como pivote, serán las nuevas armas de un Ángel Viadero que se juega más que tres puntos en el partido El Racing busca recuperarse del suspenso ante el Sporting con varias novedades ante el Leioa

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

'No tengo que cometer errores absurdos. No tengo que cometer errores absurdos. No tengo que cometer errores absurdos...' Así mil veces mil. Todavía se escucha el llanto de los futbolistas -de los más sensibles sobre todo- viendo como el Sporting B les pintaba la cara en mitad de la plaza pública -El Sardinero- en menos de un cuarto de hora. Hay quien no aprende si no es como un mono de repetición; como el estudiante condenado por el profesor a duplicar tantas veces como haga falta una frase hasta que se la aprenda. Pues eso. Quizá así el Racing no vuelva a caer en un fallo tan pueril como regalar el partido antes si cabe de empezarlo. Lo hizo en varias ocasiones y en todas ellas terminó llorando. Ante el Reus (play off de 2016), Villanovense (play off de 2017) y el pasado domingo, frente el líder y ante los suyos.

«No estuvimos a la altura», reconoció el profesor Ángel Viadero cuando le preguntaron por el examen del otro día. La asignatura de hoy, el Leioa, no es tan dura como los asturianos -al menos sobre el papel-, pero con la actitud inicial de la última vez cualquier problema se atraganta. Al profe le falta la goma de borrar del otro día: Borja Lázaro; el futbolista fue capaz él solito de comerse a la defensa rival, cambiar el ritmo y convertir a su equipo en uno de los mejores de la clase. Hoy tendrá que saberse la lección a la primera si no quiere sustos. Por eso, el equipo que apunta a titular en la reválida del Racing en los Campos de Sport experimentará cuatro cambios de imagen: Gándara hará de Granero, que a su vez hará de Antonio Tomás; Adán Gurdiel debutará por el despedido Córcoles y Héber Pena que regresará indultado. Tres cambios de nombre y uno de posición para recibir a un Leioa que ya le amargó la existencia a los verdiblancos en la Copa (2-1) y que en Liga le puso contra las cuerdas (0-1).

A los alumnos de Viadero hay días que no les entra la lección y otros en los que el profe no la sabe explicar bien. Ante el Mirandés dieron una clase magistral de cómo afrontar un partido entre rivales directos, en cambio ante el Sporting B suspendieron todos. Se aproximan las notas finales y lo de la evaluación continua les puede pasar factura como no aprieten. Incertidumbre. Se necesita ganar, por descontado, pero también subir la nota. Para ello la mejora es obligada; en defensa jugarán un chico nuevo, Adán Gurdiel y otro de la casa, Miguel Gándara, que tapará agujeros. Al primero no le ha dado tiempo a colocar los libros y ya le han sacado al encerado para ver si se sabe el temario.

Antonio Tomás y Gonzalo, con molestias durante toda la semana, están en la lista, pero uno será descartado

Viene de jugar en Segunda y es el cuarto lateral derecho que forma en el equipo desde que empezó la Liga. Hoy debuta con picadores sin apenas conocer por el nombre a sus compañeros. Junto a él, como pareja de zagueros, jugarán Gándara y Regalón. Una mezcla de canterano y veterano, producida por la ausencia de Gonzalo -lesionado una vez más- y de Granero, que emigra al centro del campo. Viadero no tiene dudas del rendimiento que le puede dar el chaval, pura concentración, y aprovecha la coyuntura para llevarse a su pivote fetiche al eje del equipo. Julen Castañeda, sin rival en el puesto, repetirá una vez más en el carril zurdo.

Al Racing que pinchó en hueso el pasado domingo le faltó la sala de máquinas -además de muchas más cosas-. No tenía nadie que pensase y se quedó sin ideas. También sin músculo. Esta tarde Viadero espera no quedarse sin nada de eso y alineará juntos a Granero y Sergio Ruiz. Recorrido no les faltará a ninguno de ellos, ahora bien ante un rival como el Leioa y con la urgencia de borrar cuanto antes el suspenso del último día no sólo deberán correr, también pensar.

Tampoco tiene billete para este viaje Quique Rivero, al que se le escapó el tren del mercado de invierno y sigue a la espera de volver a recuperar su sitio. Todo esto con permiso de Antonio Tomás, que en el dique seco toda la semana por una inoportuna gastroenteritis hoy ha entrado en una lista de convocados de 19 jugadores y toda apunta a que el descarte sea él. Salvo sorpresa de última hora. También Gonzalo está, aunque sería aún más sorprendente que el burgalés estuviera.

Al Leioa le gusta tocar y ponerle pausa en el centro del campo, es humilde pero no renuncia a jugar a lo mismo, por lo que tendrá mucho camino andado el que gane la zona ancha de El Sardinero.

En las bandas, Viadero introducirá un cambio: Héber Pena por Álex García. Los dos zurdos van alternándose el crédito y la confianza del 'profe' sin sobresaltos. El cántabro sentó al gallego en las últimas tres jornadas y Viadero espera que le haya servido para purgar sus males; lo de Pena no es nuevo -ya le ocurrió el año pasado- y pasa de aprobar con sobresaliente a suspender hasta las recuperaciones. Se satura. Tres semanas castigado a copiar y suele regresar con mucho más brío.

El Racing necesita su mejor versión y, precisamente, ahora que ha llegado un delantero de 1,93 metros que vive en el área su verticalidad en ataque es indispensable. Hoy no tendrá a Lázaro, pero aún así hace tiempo que el Racing no asusta por el flanco izquierdo. En la derecha, a Óscar Fernández nadie le tose. Ha tenido días buenos y otros no tanto, pero sus compañeros parecen haber aceptado que el canterano es el dueño de la derecha. Por el momento.

Se necesita a Aquino

Finalmente, en primera fila de la clase se sentarán -más vale que no dejen de correr- César Díaz y Dani Aquino. Al manchego le prolongan la fiesta tras la ausencia por sanción de Borja Lázaro. Es probable que él sería el damnificado de estar disponible el gigantón madrileño, pero el terreno de la especulación no interesa. Al lado, el goleador que necesita estudiar más, Aquino. El murciano lleva desde Logroño, camino de dos meses, sin anotar y eso le escuece a él y a su equipo. Es necesario, porque no sólo marca sino que intimida y le cambia la cara a los suyos, pero es de ley exigirle que acabe con su sequía. Esperando su turno estarán Franco Acosta, Juanjo y los desaparecidos Javi Cobo, Quique Rivero y Álex García.

Por su parte, para sacar adelante la clase de hoy, Viadero se enfrentará a un rival que le discutirá la pelota, que sabe lo que es ganar al Racing y que viene en racha. En los últimos cinco partidos los universotarios han ganado al Lealtad (1-0), al Mirandés en Anduva (1-2), Caudal (3-2), han empatado con el Burgos (1-1) y le pelearon al líder el triunfo hasta el final en Mareo (1-0). Con todos estos apuntes, solo queda ver si Viadero aprueba. A los jugadores les suspendieron el domingo, pero siguen de corto. Es el fútbol. Ahora bien, si vuelve a catear por segunda vez consecutiva el profe, ¿le dejarán seguir con la bata blanca?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos